¿Cómo planificar la gestión de desastres en la empresa?

El desastre puede atacar en cualquier momento. Dependiendo de donde este lozalizada la empresa, el desastre podría ser un tornado, un huracán, un terremoto, una inundación o un incendio. Es importante que la empresa desarrolle un plan de preparación para desastres y lleve a cabo simulacros de emergencia. Luego, si ocurre un desastre, la empresa tendrá provisiones y procedimientos en el lugar en caso de que la ayuda no esté fácilmente disponible. Cuando ocurre un desastre, planificar con anticipación puede salvar su vida.

Durante las últimas décadas, el impacto de los desastres que se han generado por la dinámica y  por las fuerzas internas del planeta  o bien por la acción transformadora del ser humano, se ha reflejado a nivel mundial en alarmantes cifras de víctimas, destrucción y pérdidas económicas que han incidido directamente en un retraso en el desarrollo social, económico y cultural previamente planificado por muchos países y por ende en la calidad de vida de sus pobladores.

Factores como la pobreza, el aumento en la densidad de población, las migraciones, la degradación ambiental, el  calentamiento  global,  el  estilo  y  las  condiciones  de  vida  de  los  países  menos  desarrollados  contribuyen  en gran medida al aumento de la vulnerabilidad ante los desastres de distintos territorios y por ende de los ecosistemas y grupos sociales que se asientan en ellos.

La  Estrategia  Internacional  para  la  Reducción  de  Desastres  de  las  Naciones  Unidas  –  EIRD,  considera  que  todos los años más de 200 millones de personas resultan afectadas por las sequías, inundaciones, ciclones tropicales,  terremotos,  incendios  forestales  y  otros  peligros.  Con  este  alarmante  panorama,  es  importante  resaltar que el acceso a la información y el conocimiento es una poderosa y muy efectiva herramienta para gestionar  y  reducir  los  riesgos  y  los  desastres  y  por  ende  salvar  vidas,  reducir  el  sufrimiento  humano  y  las  pérdidas materiales.

“Los desastres pueden reducirse considerablemente si la gente se mantiene informada sobre las medidas que puede tomar para reducir su vulnerabilidad y si se mantiene motivada para actuar”.

Algunos puntos que su empresa debe considerar en sus instalaciones:

  • Kit de desastre (comida, agua, documentos de emergencia)
  • Estudie los desastres que podrían afectar a su lugar de residencia. Puede obtener esta información de la Cruz Roja local o de su oficina local de manejo de emergencias.
  • Planee una ruta de escape en caso de incendio. Debe haber dos salidas de cada habitación. Dibuje la ruta de escape para que los niños puedan ver y saber a dónde ir.
  • Planee una ruta de evacuación en caso de que necesite salir del área. Conozca el refugio más cercano y el área a la que debe dirigirse en caso de que ocurra un desastre natural.
  • Conciencia Situacional.

Prepare un equipo de suministro para desastres. Este kit debe incluir suministros de primeros auxilios, agua y alimentos no perecederos que no necesitan ser cocinados o refrigerados. También puede incluir documentos de los empleados, papeles de seguro, etc. Mantenga el kit de suministro en un área de fácil acceso dentro de un contenedor que pueda agarrar rápidamente si sale de su casa.

Asegúrese de que todos en la empresa estén al tanto de las rutas de evacuación y la ubicación del equipo de suministro para desastres. Para esta tarea es importante tener un calendario de capacitación.

Practique su plan y revise los suministros de forma rutinaria. Cuanto más preparados estén los miembros de su empresa, mejor serán capaces de manejar una situación de emergencia.

Leave a Reply

Shares