El MBA en marketing: estudios para complementar el MBA en finanzas

En el campo de la comercialización de productos y servicios, el marketing juega un papel fundamental para la determinación de las necesidades del público y de qué manera las empresas pueden satisfacer esas necesidades, algo logrado a través del estudio del comportamiento del consumidor. Es por eso que el marketing es una herramienta de mucha importancia para la gestión empresarial y un profesional con un MBA en marketing goza de gran perfil en el universo laboral. Aspecto que le da gran ventaja competitiva.

Por su parte, las finanzas tratan sobre las condiciones y oportunidades para la obtención de capital, así como sus usos, los pagos e intereses que se cargan por efecto de las transacciones financieras.

Actualmente, la relación entre finanzas y marketing es muy estrecha, dada la necesidad de que las empresas logren una mejor panificación de marketing para aumentar la rentabilidad de su negocio, enfocándolo hacia su verdadero target; por lo que es de suma importancia la optimización de estrategias para aumentarlos resultados en cada ciclo económico.

Las finanzas y el marketing se complementan mutuamente, ya que del departamento de marketing se toman las decisiones y estrategias a adoptar financieramente en la empresa con el objetivo de obtener un retorno de inversión adecuado para el proyecto.

Así pues, el MBA en Marketing sirve para dotar de herramientas de análisis a quien posea ya una formación en el campo de las finanzas porque con ello se tiene un mejor domino de la direccionalidad que se le debe dar a las inversiones en el ámbito de la empresa para lograr mejores estrategias de posicionamiento de marca y de proyección de la compañía.

Las habilidades que se obtienen con los estudios de MBA en marketing complementan a la formación en finanzas a nivel empresarial porque a través de las técnicas que se aplican es posible colocar en ventaja a la empresa por encima de sus competidores, todo con el uso adecuado de las inversiones económicas en ese sentido.

Ambas áreas poseen orientaciones contrapuestas, ya que el marketing se enfoca hacia el exterior, en la interrelación de la empresa con el entorno, con sus clientes; mientras que las finanzas se enfocan hacia el aspecto interno de la empresa, abordando temas relacionados con la productividad y el rendimiento.

En una economía como la actual, sujeta a los vaivenes de la globalización, se debe buscar la  rentabilidad máxima, aplicando técnicas de gestión empresarial entre las cuales se deben incluir las relativas al marketing.

En este sentido, una buena gestión empresarial consta del dominio de ambas áreas, como son las finanzas y el marketing. Por lo que un profesional que ostente una formación en marketing como complemento de su formación en materia de finanzas será un recurso humano muy valorado por el mercado laboral a nivel empresarial, pues su perfil es el de un gerente con capacidades y habilidades para maximizar la rentabilidad con una buena aplicación de la estrategia de marketing para incrementar las ventas y consolidar la marca en el gusto de los consumidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here