Factores que afectan la oferta y la demanda

La oferta y la demanda son esenciales para establecer el valor de mercado actual de un producto de consumo.

La oferta es la cantidad de productos disponible para su comprar en el mercado. Esto significa que, cuanto menos disponible este un producto, más dinero pagara el consumidor para conseguirlo. La demanda es a groso modo la cantidad del producto que el público quiere comprar. Si hay más demanda de la que el fabricante puede mantener,  eventualmente el valor aumenta. Pero hay varios factores que influyen en la demanda y por lo tanto requieren cambios en la producción para aumentar o disminuir la oferta.

La oferta y la demanda pueden afectar el precio de los productos o servicios.

Los cambios de precios son un factor importante que afecta a la oferta y la demanda. Por ejemplo, si un producto se pone lo tan costoso como para que el consumidor medio ya sienta que no vale la pena comprarlo, consecuentemente pierde interés, la demanda disminuye. Esto conduce a cortes en la producción que esperamos estabilice el precio del bien. Disminuir el precio de un bien puede aumentar la demanda. Consecuentemente puede producir cambios en la producción, la cual debe aumentar para mantenerse al día con la demanda.

Las fluctuaciones en los ingresos de las personas y la disponibilidad de crédito pueden afectar de manera importante la oferta y la demanda. El mercado de la vivienda es un excelente ejemplo de este tipo de efecto. En una recesión cuando hay menos puestos de trabajo disponibles y hay poco dinero para gastar, el precio de los hogares tiende a caer. Aparte, la oferta de crédito puede ser menor debido a la poca capacidad del consumidor promedio para calificar para un préstamo. Para ayudar a estimular a aquellos que pueden darse el lujo de comprar, los precios bajan y las tasas de interés más bajas parecen ayudar a impulsar las ventas. Cuando hay un auge económico, el desempleo es muy bajo y la gente está gastando dinero fácilmente, el precio de los hogares y otras compras importantes tiende a subir y también lo hacen las tasas de interés.

 

Cuando un producto alternativo se lanza al mercado, la fuerte competencia que se producirá entre el producto existente y el nuevo puede hacer que la demanda caiga. Muchas personas que pueden estar comprando el producto, pueden optar por comprar el producto alternativo. Esto lleva a guerra de precios que finalmente reducen el precio del producto y pueden requerir un corte en la oferta para igualar la caída en la demanda.

La demanda sube y baja de acuerdo a las tendencias en muchos casos. Sólo unas cuantas cosas siguen siendo una necesidad constante de la sociedad. Incluso el alimento y otros bienes necesarios no son inmunes a los efectos de las tendencias cambiantes (concepto llamado elasticidad de la demanda). Si se presta mucha atención a la idea de que comer quinoa es malo, entonces eventualmente afectará la demanda de quinoa. Cuando la atención se centra en algo más, el mercado de quinoa podría caer.

Los anuncios en televisión, Internet y radio tienen un efecto sobre la oferta y la demanda, ya que hacen que más personas estén conscientes de la disponibilidad de un producto. La gente no compra lo que no sabe está a la venta. Si se trata de un anuncio atractivo, hay una buena probabilidad de que la demanda aumente y la oferta tendrá que seguir su ejemplo.

Las estaciones del año pueden afectar drásticamente la oferta y la demanda. La oferta y la demanda de juegos y juguetes en los pick de Navidad, y el pavo en el Día de Acción de Gracias son ejemplos clásicos. Los fuegos artificiales experimentan un auge en el dia de independencia de los países. Mientras tanto, es difícil aumentar la demanda de bikinis en julio en Sudamérica.

 

Términos de búsqueda principales:

  • que afecta la oferta de una empresa

Leave a Reply