Formulación y evaluación de proyectos

Cuando queremos poner en práctica una nueva idea, decimos que vamos a lanzar un nuevo proyecto, pero ¿a que llamamos un proyecto? Pues decimos que un conjunto de acciones bien organizadas las cuales son realizadas durante un periodo de tiempo determinado, el mismo responde a un problema o una demanda.  Los proyectos son herramientas que tienen un plazo largo y que se realizan pensando a futuro.  Debemos señalar que existen una gran cantidad de categorías entre los proyectos donde se destacan los proyectos sociales y los comunitarios, pues estos se distinguen por que tratan problemas e inconvenientes salidos desde el interior de la comunidad.

Debemos tener en cuenta que la realización de un proyecto implica cambio efectivo y positivo, esto en lo que tiene que ver con una situación inicial que podemos ver con futuro exitoso. Pero para realizar  cualquier proyecto tomamos en cuenta que este tiene dos etapas que deben cumplirse para decir que el proyecto fue realizado completamente.

formulacion y evaluacion de proyectos

Las etapas que debe cumplir el proyecto son:

  • Formulación del proyecto
  • Evaluación del proyecto

La formulación: Esta es la etapa principal de un proyecto, pues aquí es donde se trabaja el diseño y las demás opciones del proyecto lo que significa que tiene una gran cantidad de posibilidades de alcanzar los objetivos plasmados en el proyecto y solucionar la problemática que causo el inicio del mismo.

Mediante la formulación se dirige el proceso de la forma correcta para producir y regular toda la información con la que cuenta el mismo de la forma más adecuada, para tener resultados favorables y seguir siempre avanzando con mucha eficacia.

La evaluación: es el proceso que permite revisar detalladamente todos los resultados obtenidos en este proyecto, para conocer que tan positivo fue el mismo y valorar el esfuerzo realizado. Para la evaluación los objetivos propuestos a principio del proyecto son utilizados como guía clave, esto para conocer si se cumplieron en el nivel esperado. En este paso se trata de consolidad la participación de todas las personas involucradas y al mismo tiempo de reflexionar sobre los cambios realizados en el proyecto para mejorarlo a largo plazo, al mismo tiempo para tomar decisiones que sean de provecho y nos lleven a la mejora constante.

Debemos tener en cuenta que la formulación y la evaluación son procesos interdependientes, esto quiere decir que  uno sirve como referencia para el otro.

Estos procesos pueden llevarse a cabo en dos tipos de evaluación según el momento en que se vaya a realizar y los objetivos que se propongan a realizar:

Evaluación Ex – antes: esta como su nombre lo dice, se realiza antes de poner en marcha cualquier tipo de operación, pues sus objetivos principales son: el impacto, estimar costos a utilizarse, factibilidad del proyecto, alcance de los objetivos, entre otros que nos llevaran a conocer el contexto del proyecto.

Evaluación Ex Post: esta es realizada durante la ejecución o cuando está finalizando el proyecto. La principal función de este tipo de evaluación es estudiar si es factible seguir con el proyecto, orientar el proceso o adaptar y cambiar las condiciones del mismo.

De lo expuesto anteriormente podríamos decir que la evaluación se encarga de hacer posible establecer procesos de retroalimentación, esto para buscar acciones que sirvan en el futuro y poder resolver problemáticas que puedan presentarse durante la realización de cualquier proyecto.

Leave a Reply

Shares