¿Qué es el inbound marketing?

Actualmente, la vida corre a un ritmo muy acelerado. Mucho de eso se debe al avance de las nuevas tecnologías, que con la ayuda de Internet vamos constantemente conociendo. Si hablamos de marketing en general, podemos notar cómo se van desarrollando nuevas técnicas con el pasar del tiempo, por lo que ya muchas, el día de hoy, son consideradas como obsoletas.

Imprimir folletos con la información, productos y servicios de tu negocio, llamar por teléfono o pagar por anuncios publicitarios en el periódico ya quedaron en el pasado. Ahora no se busca acercarse al cliente, sino que el mismo cliente se sienta atraído por los productos y servicios, y de esta manera establecer las relaciones.

Inbound Marketing

El inbound marketing, que se traduce como, marketing de atracción, es un método que combina técnicas de marketing y publicidad, que no sean invasivas. Tiene como objeto contactar con un cliente que se encuentra en el inicio del proceso de compra de un determinado producto. Desde este punto, se le acompaña en todo el proceso hasta que llegue a la transacción final.

De este modo, se maximizan los puntos de contacto y la conciencia de la marca.

Durante todo este proceso, se crea contenido adecuado para cada una de las etapas de venta, con el fin de garantizar la compra de los productos y servicios.

Origen

El concepto del inboud marketing, fue acuñado en el año 2005 por Brian Halligan, CEO de una importante empresa. Él mismo publicó un libro sobre ese tema junto con Dharmesh Shah y David Meerman Scott en el 2009, lo que terminó impulsando el concepto de manera exitosa.

Las 5 pilares del inbound marketing

  1. Comprador ideal: esta estrategia ayuda a comprender al cliente y facilita la tarea de encontrar contenido que satisfaga las necesidades del mismo.
  2. Marketing de contenidos: después de identificar el cliente ideal, se crea contenido que le ayude a tomar su decisión de compra.
  3. Segmentación: el inbound marketing acompaña al cliente durante todo su proceso de compra, mediante la creación de contenido de valor. Este contenido depende de su perfil y la fase de la compra donde se encuentre. Las fases son: conciencia, investigación, decisión y acción.
  4. Automatización de marketing: esta estrategia consiste en el uso de un software para realizar tareas específicas de manera automática. Gracias a esto, es posible enviar mensajes idóneos, en el momento correcto, al público ideal.
  5. Análisis: el inbound marketing permite analizar las acciones desarrolladas y la respuesta de los usuarios por el simple hecho de ser una metodología digital.

Las 4 fases del inbound marketing

Este método tiene como base las siguientes fases que corresponden a las etapas del proceso de compra del cliente:

  1. Atracción o attract: a través de las redes sociales, el SEO o los eventos, se logra traer y dirigir un usuario a una página web con información importante para comprender y conocer sus necesidades. Esto se logra mediante el uso de técnicas de marketing y publicidad; la más usada es el marketing de contenidos.
  2. Conversión o convert: en esta fase, las visitas de las páginas web se convierten en registros para la base de datos de la empresa. Para lograr esto, se provee contenido relevante y de manera personalizada a los usuarios. El usuario rellena un formulario con sus datos a cambio de la descarga del material.
  3. Educación o educate: en esta fase, los usuarios reciben en su correo, información útil para cada una de las fases de su proceso de compra. Para lograr esto, las empresas hacen uso de dos técnicas de automatización de marketing: el lead scoring y el led nurturing.

El lead scoring permite conocer hasta qué punto saber qué usuarios están cerca de concretar una compra y de esta manera descubrir y predecir la postura de los potenciales compradores.

El lead nurturing permite enviar por correo electrónico contenido personalizado en base al comportamiento, perfil y la fase del ciclo de compra del usuario

  1. Cierre y finalización: el inbound marketing no sólo tiene como objeto conseguir clientes finales, sino que también se centra en ofrecer información útil, mantener a los clientes satisfechos, y cuidar de los registros que nunca llegarán a ser clientes, pero que se interesan en la marca.

Leave a Reply

Shares