¿Cuándo es un buen momento para ampliar negocio?

Empezar un negocio siempre es una aventura: darse a conocer al cliente, obtener ganancias, ofrecer productos, desarrollar un signo identificativo que diferencie del resto de las empresas… son problemas con los que debe enfrentarse el emprendedor. Una vez pasado el primer año, en general, las empresas empiezan a asentarse, se cuenta con los primeros ingresos y con clientes fidelizados y si se lleva un balance de ingresos y gastos, se tendrán ingresos fijos mensuales e incluso ganancias.

negocio

A partir del momento en que la empresa se estabiliza, el empresario se puede relajar, sabiendo que con un poco de inversión en tecnología y una actualización de los servicios según cambia el mercado, la empresa se puede estabilizar. Pero puede que llegue un momento en el que el empresario se plantee la posibilidad de ampliar el negocio.

Cambiar a un local más grande, abrir una nueva sucursal en la misma ciudad o en otra nueva, o incluso da un salto internacional, supone muchas ventajas, pero también es un reto difícil de afrontar.

¿Cuándo es el mejor momento para expandir el negocio?

Estudiar el mercado. No todos los clientes son iguales, y aunque ya se tenga a clientes fidelizados, antes de abrir un negocio nuevo o de cambiar la ubicación, hay que conocer a los nuevos clientes potenciales. Las nuevas ciudades o países pueden ser más complicados, por cuestiones culturales y por cambios en la demografía, pero si la empresa es capaz de adaptarse a estas dificultades, no deberían suponer un gran problema.

Conocer la Economía. La Economía es un factor importante y muy relacionada con los negocio, incluso con los más pequeños, estudiar la situación de la Economía mundial, nacional y local es uno de los mejores indicativos para determinar el éxito de la apertura de un nuevo negocio.

Saber adaptarse al nuevo mercado. Un nuevo negocio o local supone una nueva ubicación, puede que en esta zona haya una empresa ya establecida y que ofrezca un servicio similar al propio, identificar las diferencias y hacer las ver al cliente es la clave para adaptarse al mercado.

Calcular los costes iniciales y de mantenimiento. El hecho de un cambio, en muchos casos, supone que habrá transporte de mercancías o materias primas, además de los consabidos alquileres y licencias. ¿Está la empresa preparada para soportar esos gastos?

Concluyendo: expandir un negocio…

A la hora de expandir el negocio, después de todo, hay que tener en cuenta dos cosas importantes: por un lado, hay que saber aprovechar las oportunidad y hay que recordar que cualquier empresa que quiera crecer debe arriesgar.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.