¿Qué es y cómo se calcula el coeficiente de caja?

El coeficiente de caja conocido también como coeficiente de encaje bancario o coeficiente de reservas. Forma parte de la lista de herramientas usadas en el ámbito económico y monetario, que permite el control de la liquidez monetaria del país, por medio de los distintos Bancos Centrales del país. Quienes fijan el porcentaje de encaje, por lo tanto, se considera un cociente entre los activos de los bancos y los depósitos que llevan a cabo sus diferentes clientes.

Definición

El coeficiente de caja es el porcentaje de dinero que una entidad financiera debe mantener en sus reservas líquidas dentro del Banco Central de su país.

Económicamente hablándolo, se utiliza para precisar el coeficiente legal de caja y obligatorio, que no es más que el dinero a mantener determinada entidad financiera, sin que permitir su uso para préstamos e inversiones, es decir, el monto en dinero que debe guardar en la caja, entiéndase por caja la cuenta en el Banco Central.

Este monto es establecido por las autoridades monetarias de cada país en cuestión, como monto mínimo obligatorio, pudiendo de tal forma las entidades financieras guardar un monto mayor,  pero en ningún caso podrá ser menor.

Este es un instrumento utilizado corrientemente como política monetaria, mientras menor sea el porcentaje de caja, mayor podrá ser la cantidad de dinero en el mercado.

coeficiente de caja

¿Cómo se calcula el coeficiente de caja?

El coeficiente de caja se calcula muy fácil, se aplica la siguiente formula:

C= R / D

C= Coeficiente de caja

R= reservas

D= Depósitos concedidos

La principal función del coeficiente de caja, el lograr un multiplicador de dinero que no sea elevado, para de esta forma garantizar la solvencia de las entidades bancarias a corto plazo y que sus fondos no se multipliquen descontroladamente.

Ejemplo:

Si en determinado país el coeficiente de caja fuese 1% quiere decir, que cuando alguien lleva 5.000€ a un banco, este banco debe guardar en sus reservas 50€.

El coeficiente de caja por países

El coeficiente varía según el país y la moneda propia del mismo, además existen países como Suecia, Reino Unido, Nueva Zelanda y Canadá, que no establecen legalmente un coeficiente de caja, sin embargo, sus bancos si establecen un margen para sus reservas.

Cada país cuenta con autoridades que en el ámbito de política monetaria imponen el porcentaje del coeficiente mínimo de encaje bancario, para ser cumplido por todas las entidades bancarias del país.

En la Unión Europea, el coeficiente de caja esta alrededor de 0 y 1% dependiendo del tipo de depósito. El banco Central Europeo ha fijado unas reservas mínimas, a cumplir por todas las entidades financieras, estas se calculan mediante la multiplicación del coeficiente de caja los diferentes pasivos, es por ello que es distinto para cada tipo de depósito.

En Estados Unidos el coeficiente de caja varía de 0 al 10%, para depósitos a la vista el porcentaje más alto y depósitos a plazo y otros el porcentaje mínimo.

Cuando se producen variaciones en el coeficiente de caja, trae como principal consecuencia el cambio en el ámbito de la oferta, en la política monetaria, esto gracias a los cambios que el tipo monetario produce en su multiplicador.

De tal modo que, si se producen incrementos, los bancos deben ofrecer a sus clientes un número menor de créditos, ya que al dicho cambio amerita que los bancos ejecuten medidas para conservar sus reservas líquidas en todas las sucursales.

Para entender esto más fácilmente se debe conocer ¿Qué es el multiplicador? Constituye el proceso mediante el cual el banco multiplica su dinero, partiendo de una determinada cantidad monetaria inicial. Lo cual es posible ya que estas entidades solo están obligadas a mantener en sus reservas determinado porcentaje de dinero (un monto mínimo).

Cabe destacar que el incumplimiento de los bancos con estas exigencias de reservas, puede traer sanciones, incluso la suspensión de acceso de la entidad a las operaciones de mercado abierto.

Desventaja de guardar los recursos en reservas

En líneas generales y desde el punto de vista empresarial, los bancos creen inconveniente guardar este dinero,  debido a que constituyen recursos inmovilizados que traen como consecuencia una baja rentabilidad, Por lo que consideran que trae mejores resultados a su rentabilidad si ese dinero se usa para realizar inversiones.

Mayormente dichas inversiones que se llevan a cabo, se hacen mediante depósitos o la otorgación de créditos a empresas o particulares, que a su vez con esos montos realizan diversas inversiones que pueden ayudar al crecimiento económico del país.

Sin embargo, resulta contraproducente y algunos lo toman como echarse a la deriva, pues en el extremo opuesto, al usar todo el dinero se incumple las restricciones cuantitativas legales que son impuestas para resguardar los recursos de los clientes, pues se debe recordar que estos recursos son ajenos y las entidades bancarias están obligadas a guardar estos montos como liquidez efectiva.

Compartir
Ingeniero Civil Industrial con experiencia en empresas multinacionales. Me gusta la redacción de artículos de liderazgo, administración de empresas y estrategia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here