Estudio del mercado (para qué sirve, cómo hacerlo, tipos)


Dentro de la economía moderna, las empresas se manejan basándose en el principio de la división del trabajo, buscando que cada uno de los trabajadores se encuentre en el área de producción donde se especialice, de modo que todo dentro de la compañía pueda funcionar en armonía, de eso se trata el estudio del mercado.

Visto de forma más simple, se podría decir que es un conjunto de acciones que son ejecutadas para conocer cómo responde la demanda, los proveedores y la competencia ante acciones específicas de servicios y productos ofrecidos.

A continuación, explicaremos todo lo que se necesita saber sobre el estudio del mercado, que tipos existen y cómo se hace el mismo, sin complicaciones y con excelentes resultados.

¿Para qué sirve el estudio del mercado?

El objetivo principal de hacer un estudio del movimiento existente en el mercado, es determinar las características de un producto o servicio que se desea lanzar a un sector en particular, ya conociendo previamente ciertos factores y teniendo una visión clara de las metas que se quieren lograr.

Cuando los estudios del mercado están realizados correctamente es posible conocer ciertos comportamientos de los clientes, esto es de mucha ayuda al momento de vender productos y servicios nuevos, ya que resulta más sencillo buscar medios apropiados para llegar a un convencimiento.

La situación del sector donde opera la empresa y la industria particular a la que esta se dedica son parte de los elementos que se pueden identificar gracias a dichos estudios, pero se debe tener en cuenta que se trata solo del inicio de la carrera, es decir, las acciones previas a un plan de marketing.

Tipos de mercados

Para poder hacer un estudio de mercado, es importante primero conocer cómo se clasifica el mismo. Existen 4 tipos básicos dentro del mundo del emprendimiento, los cuales a su vez cuentan con subcategorías para beneficio de los empresarios y del modo en que ofertan sus productos y servicios.

Según la referencia geográfica

Todas las empresas cuentan con una identificación geográfica dentro del mercado, y cuando se lleva a la práctica la división es de esta forma:

  • Mercado internacional: aquel que se encuentra en más de un país al mismo tiempo.
  • Mercado nacional: abarca solamente el territorio que compete al país de origen, incluso para el intercambio de bienes y servicios.
  • Mercado regional: solo se maneja en una zona determinada, y no necesariamente debe coincidir con los límites políticos.
  • Marcado metropolitano: son emprendimientos que se manejan en un área dentro y por los alrededores de una única cuidad grande.
  • Mercado local: se desarrolla en un establecimiento en particular, ya sea en las avenidas o dentro de un centro comercial, siempre que se halle dentro de los parámetros del área metropolitana.

Según el tipo de cliente

Los clientes son una parte importantísima de las empresas y del mercado, por ello este en ocasiones se divide basándose en su punto de vista:

  • Mercado del consumidor: aquí los bienes y servicios se adquieren para uso personal.
  • Mercado productor o industrial: se encuentra formado por individuos, organizaciones o empresas que adquieren materia prima o productos para la creación o distribución de otros productos y servicios.
  • Mercado del revendedor: quienes lo conforman obtienen utilidades con la finalidad de hacerlo llegar más fácil al consumidor.

Según la competencia

La competencia establecida se divide en 3 subcategorías de mercado:

  • Mercado de competencia perfecta: se caracteriza por dos principios, el primero donde los bienes y servicios ofrecidos a la venta son exactamente iguales, y el segundo donde tanto los compradores como vendedores son tantos que no pueden influir en el precio final.
  • Mercado monopolista: es aquel donde solo una empresa de toda la industria posee dicho producto o servicio.
  • Mercado de competencia imperfecta: se opera como un punto intermedio entre los dos extremos de la competencia perfecta y el mercado monopolista.

Según tipo de producto

Dependiendo del producto o servicio ofrecido por las empresas, el mercado puede dividirse así:

  • Mercado de servicios: lo conforman individuos, empresas u organizaciones que necesitan de beneficios o actividades que puedan ser objeto de transacción.
  • Mercado de bienes y productos: se forma por organizaciones, empresas e individuos que necesitan de un producto tangible para operar.

¿Cómo hacer un estudio del mercado?

La estructura básica que se debe seguir sobre el estudio del mercado es la siguiente:

  1. Definir el motivo para iniciar el estudio.
  2. Buscar información para resolver los problemas de la empresa, por medio de entrevistas, encuetas, e incluso informes.
  3. Diseñar un plan de acción para resolver dichos problemas, basándose en la información obtenida.
  4. Procesar y analizar cómo es el movimiento de empresa luego de implementar los cambios.

Es importante que se puedan establecer objetivos a corto y largo plazo desde el momento en que se implementan los cambios en la empresa. Para ello analizar a la competencia puede ser de gran ayuda, también definir un público específico para cada paso que se da.

Beneficios de hacer un estudio del mercado

Estudiar al mercado trae múltiples ventajas para todos los emprendedores que lo implementen, no importa el sector en que se manejen o que tanto tiempo lleva en la competencia, siempre será la herramienta ideal para definir los cambios que se deben dar, evitando los errores.

Entre los beneficios que se pueden obtener se encuentran estos:

  • Conocer mejor a la competencia, algo que siempre viene bien si se quiere tener mejores ofertas y brindarle mayores comodidades al cliente.
  • Definir un público, un conocimiento que muy necesario para poder hacer publicidades certeras y que funcionen con eficacia.
  • Desechar las ideas que no funcionaran y que significaran perdidas, implementando solo aquellas que tienen altas posibilidades de ganar.
  • Comprender variables como los tiempos de desplazamiento de posibles clientes, densidad de competencia o dimensiones de espacio.

El estudio del mercado es muy importante para cualquier emprendedor, especialmente cuando apenas  está iniciándose en el rubro o cuando presenta dificultades para mantener el nivel de ventas, entradas de dinero y el flujo de clientes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.