Ideas para Publicidad y Marketing en la Empresa

Cuando pensamos en productos impresos para la publicidad y el marketing de las empresas nos vienen a la mente elementos como carteles, folletos, tarjetas de visita, material de oficina corporativo como libretas o carpetas, etc. Sin embargo hay dos elementos que cada vez ganan más presencia a medida que las empresas intentan fidelizar a sus clientes en el largo plazo más que vender productos en el corto plazo. De todos es sabido que un cliente fiel a la marca es un cliente que repite sus compras y que hace las veces de embajador de sus productos.

Libros como elementos de marketing

El primero de los elementos a los que hacemos referencia son los libros. Con ellos podemos crear publicaciones con todo tipo de información referente a la empresa o a su campo de acción y que pueda ser de interés del cliente o cliente potencial.

La información que publiquemos en los libros de empresa debe ser una información que no esté previsto que cambie en el corto o medio plazo y que tenga una entidad acorde con el tipo de publicación del que hablamos. Algunos ejemplos de información empresarial que podemos publicar en forma de libro sería la historia de la empresa, su trayectoria u otro tipo de información como cursos o ensayos.

Revistas corporativas

Por otra parte tenemos las revistas corporativas. En ellas incluiríamos todo tipo de información de actualidad que pensemos que puede ser importante para nuestros clientes: novedades en el sector donde se mueve nuestra empresa, los últimos cambios o avances en la compañía, nuevas estrategias de negocio, entrevistas a personajes clave de la empresa o del sector y, en definitiva, cualquier tipo de información de actualidad que consideremos.

Hay que tener en cuenta que, por las características propias de las revistas impresas, esta información no tendrá porqué ser una información que vaya a perdurar en el tiempo, puesto que las revistas acostumbran a tener una periodicidad mucho mayor a la de los libros (pudiendo llegar a ser en algunos casos semanales). Es por esta periodicidad también y por la relativa volatilidad de la información que se transmite en ellas que los materiales en qué se imprimen las revistas no son tan nobles como en el caso de los libros.

Las revistas impresas ofrecen además ciertas posibilidades que los libros no ofrecen, como por ejemplo realizarlas mediante encuadernación con grapas omega, que nos permite archivarlas fácilmente en caso de que sean coleccionables.

Como vemos, hemos conocido dos medios más donde dar a conocer nuestra empresa de una forma tal vez menos agresiva que con otros medios pero fidelizando a nuestro cliente y haciéndolo partícipe de la cultura de nuestra empresa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.