La importancia de la gestión de la calidad

La gestión de la calidad es un principio de negocio que garantiza la excelencia en los productos, servicios y procesos internos de una empresa. Las empresas que implementan programas de gestión de calidad usan la información de ellos para identificar debilidades, fallas, áreas de mejora y fortalezas. Esto le da a la empresa la capacidad de establecer normas, hacer ajustes cuando sea necesario y ofrecer un mayor valor global a su base de clientes. Aunque el enfoque para resolver problemas de calidad varía con diferentes programas, el objetivo sigue siendo el mismo: crear un producto o servicio de alta calidad y alto rendimiento que cumpla y supere las expectativas de los clientes internos y externos. Cuando las empresas se centran en la gestión de la calidad, crean un plan para el éxito.

Rendimiento del producto

Los programas de gestión de la calidad mejoran el producto de una empresa. Los aspectos principales de la gestión de la calidad del producto comienzan con el rendimiento, la fiabilidad y la durabilidad del producto. Con los programas de gestión de la calidad, los productos fabricados se someten a pruebas para verificar que funcionan de acuerdo con sus promesas o características declaradas. Esto permite una respuesta de la empresa para cambiar las áreas problemáticas o mejorar las fortalezas del producto. Al agregar aspectos de gestión de calidad en la fase de diseño de nuevos productos, por ejemplo, esto permite a las empresas diseñar puntos de referencia de rendimiento en el producto.

La satisfacción del cliente

Estos programas también pueden ayudar a asegurar la satisfacción del cliente. Mediante la inclusión de encuestas a clientes en el programa de gestión de la calidad, el personal clave adquiere comprensión de las características del producto importantes para los consumidores. Al ampliar el ámbito de la encuesta para incluir a los no clientes, esto proporciona una visión adicional de por qué estas personas utilizan los servicios del competidor, lo que permite a la empresa  integrar estas características en sus productos. Las encuestas específicas pueden dirigirse a las áreas de un producto o servicio que necesitan mejoras o ya funcionan bien. Estos tipos de programas pueden ayudar a una empresa a crear productos que los clientes desean.

Reducir gasto

Un programa de gestión de calidad bien pensado también puede ayudar a las empresas a reducir los residuos. Las empresas manufactureras, por ejemplo, que almacenan el inventario de materias primas pagan por su almacenamiento, administración y seguimiento. Estos costos están integrados en el precio del producto. Mediante la implementación de un programa de gestión de la cadena de suministro, una empresa puede reducir las materias primas que tiene que mantener a mano, ahorrando dinero y espacio valioso. Este sistema inyecta un enfoque sistemático para mantener las necesidades de materia prima iguales a las necesidades de producción, lo que puede ayudar a reducir los costos de los productos en general, mejorando el margen de beneficio del producto.

Productividad mejorada

Los programas de gestión de la calidad también pueden identificar áreas para mejorar los procesos internos. Este enfoque puede afectar la productividad eliminando tareas innecesarias o mejorando las existentes. También genera trabajo en equipo cuando una empresa implementa equipos departamentales mixtos basados ​​en empleados que revisan los procesos internos. Un ejemplo de esto es el enfoque del cuadro de mando integral. Esta metodología proporciona un mecanismo para evaluar las operaciones del departamento con respecto a las expectativas de desempeño comparadas. Este tipo de programa de calidad identifica qué tan bien las áreas individuales de la empresa se desempeñan en comparación con sus metas establecidas. Define si una empresa necesita racionalizar o reorganizar sus procesos internos.

Aumento de los ingresos

Los programas de gestión de la calidad ayudan a las empresas a establecer los estándares de operación en todos los departamentos. Al utilizar estos programas en múltiples áreas, una empresa puede identificar las estrategias que necesita implementar. De esta manera se puede mejorar su reputación entre sus clientes existentes, lo que también puede ayudar a atraer a otros nuevos. Esto da lugar a que los empleados gasten menos tiempo e inventario de materias primas para producir productos o servicios de calidad. Esto recupera el dinero perdido mientras que refinan la excelencia del producto y del servicio, conduciendo en última instancia a los réditos crecientes y a una mejor línea inferior.

La importancia de la gestión de la calidad
4.4 (88.57%) 7 vote[s]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.