¿Qué son los costos indirectos de producción?

El costeo es la suma de aquellos gastos necesarios en la elaboración de un producto, obtención de un trabajo o servicio.  Sin embargo, no todos los gastos dan lugar a un costo, sólo aquellos que forman parte de la actividad propia de la empresa o bien los que están vinculados a la actividad productiva u operativa y son necesarios para el desenvolvimiento de la empresa. Para llevar un mejor control de esto los costos que incurren en la elaboración de un producto son divididos en dos grupos costos directos y los costos indirectos de producción.

Estos costos corresponden a recursos que participan en el proceso productivo pero que no se incorporan físicamente el producto final, ya que están vinculados al proceso más no al producto como tal.

Pueden dividirse en:

  • Semi-directos: Son aquellos que no se aplican al producto, pero sí al sistema de costos.
  • Indirectos: No son directos al producto ni tampoco al sistema. Son comunes a dos o más productos, por lo que requieren de algún criterio de reparto.
costos indirectos de producción
Generalmente las labores administrativas son consideradas como costos indirectos de producción

Tipos de costos indirectos

  • Costos Indirectos de Producción (CIP): son costos necesarios para la producción tales como el costo de aprovisionamiento y fabricación. El caso resaltante de la mano de obra Indirecta (MOI), que involucra el trabajo de determinadas personas en varios productos o en distintas secciones de la empresa. Además, incluye los tiempos perdidos o improductivos.
  • Costos Indirectos Generales (CIG): son los costos no necesarios para fabricar, pero si para el funcionamiento de la empresa tales como administrativos, comerciales y financieros.

Actualmente, debido a que los procesos productivos cada vez están más automatizados, los costos indirectos van adquiriendo una mayor relevancia en la contabilidad de costos de la línea productiva.

Categorías de los costos indirectos de producción

Algunos de los costos indirectos de producción se agrupan en las siguientes categorías:

  • Mano de obra indirecta: Está conformada por todo aquel trabajo que realiza el recurso humano que no interviene directamente en la transformación de la materia prima y producción del producto final, como por ejemplo: los jefes de líneas de producción, diseñadores de producto, gerente de la planta, etc. En algunos casos estos son llevados como costos directos y se incluyen como supervisores de producción, todo dependerá del modelo que aplique la contabilidad de la empresa para llevar estos costos.
  • Materiales indirectos: Son aquellos insumos que no se cuantifican en el producto final, ni siquiera forman parte de él, pero sin ellos no sería posible la producción de estos bienes.

Son aquellos que influyen en la producción como herramientas, equipos de trabajo, materiales de mantenimiento. En este caso también existen contabilidades de costos que llevan partidas de mantenimiento y otra de insumos, dentro de los costos directos pero esas partidas no se pueden incluir todo lo que si se puede llegar a incluir en este rubro de materiales indirectos.

  • Gastos indirectos: Son aquellos que emergen de las actividades de explotación o transformación de la materia prima, se generan en la producción o se dan por causa de la actividad productiva, pero no se encuentran incluidos en ninguno de los anteriores y pueden clasificarse como costos variables.
  • Gastos administrativos: Provienen de las actividades realizadas son fundamentales para el funcionamiento de la empresa, a pesar de no pertenecer al área de producción, venta o distribución.

Incluye los salarios y beneficios sociales de la gerencia general, otras gerencias y del personal de diferentes departamentos en los que se encuentra dividida la empresa, excluyendo todo el personal involucrado en la producción directa o en el área de la planta.

Incluye también los gastos de energía, teléfono, fax, papelería, agua, seguros de bienes, seguros de empleados, útiles de oficina, gastos de mantenimiento, alquileres, en fin todos los gastos generados para el funcionamiento integral de la empresa.

  • Impuestos, permisos y patentes: En esta sección de costos se incluyen todos los pagos que la empresa realiza al fisco o las municipalidades por concepto de diversa naturaleza legal, que afecta el desenvolvimiento de la empresa. Aquí se contemplan los tributos o impuestos  contemplados en la legislación vigente de cada país.

Métodos de cálculo para repartir los costes no directos

Existen varios procedimientos que se pueden utilizar a la hora de repartir los costos no directos entre los costos de los productos. Estos se utilizaran dependiendo de si son costos específicos cuando se involucra en un solo producto o costos comunes cuando se involucra en varios productos.

  • Método de división: Se utiliza en la producción homogénea y puede ser de dos maneras:
  • División pura: si los costos son específicos del producto.
  • División por equivalencia: Se reparte a varios productos utilizando una equivalencia física, por medio de la cual se saca proporcionalmente su equivalencia en términos económicos.
  • Método de suplemento: Se aplica a empresas cuya producción es heterogénea, donde los productos no tienen equivalencia entre sí. Se pueden encontrar dos tipos:
  • Electivo diferenciado por secciones: Se eligen unidades de obra distintas, dentro de una misma sección ya que en la misma se realizan distintas actividades.
  • Acumulativo por clases de costos: Todos los costos de la sección se aplican a una sola unidad de obra. La cual es el método más utilizado porque mide la actividad de la sección.

Para concluir cabe resaltar que se debe tener en cuenta que no todos los procesos productivos llevan el mismo sistema de imputación de costos. Por un lado, se tienen las órdenes de fabricación personalizadas o por proyectos, donde la fabricación se lleva bajo pedidos y contemplan plazo de tiempo establecido. La producción puede ser heterogénea, pero se dispone de la suficiente información para asignar los costos de manera estadística pero segura, directamente al proyecto o a la orden específica.

Por otro lado estarían los procesos de fabricación en serie, donde la producción es homogénea. En este sistema es necesario aplicar un criterio de reparto, que debido al grado de estandarización de los productos se hace sencillo elegirlo.

No obstante, en la práctica, pueden encontrase mezclados estos dos procesos productivos, denominándose sistemas de producción mixtos. En la actualidad muchas empresas simplifican, realizando actividades concretas mediante grupos de trabajo.

Rate this post

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.