Acción Pauliana (Qué es, Caracteristicas

La acción Pauliana o también conocida como acción revocatoria, es un mecanismo de defensa de los acreedores que se encuentra dentro del sistema del derecho de obligaciones, que a través del cual solicitan la revocación de diversos actos que realiza el deudor en su perjuicio.

Para llevarse a cabo esta acción revocatoria, el deudor debe estar en estado de crisis, en caso contrario, este podrá hacer la disposición de sus bienes de la forma que desee, siempre que tenga la disposición de cumplir con la adquisición de sus obligaciones.

Esta acción Pauliana, es una figura jurídica que le facilita a los acreedores adquirir la revocación de los actos del deudor al cometer un frauda a sus propios derechos. Su fin económico, se basa en mantener en el patrimonio del deudor, los bienes reales con la finalidad de perjudicar los derechos de terceros.

Características de la acción Pauliana

Las características de esta acción en relación a la naturaleza jurídica son:

  • Se trata de una acción personal, esto se debe a que no persigue a un bien, ya que sólo pretende mejorar las consecuencias de una determinada acción ilícita o acto personal, que puede llegar a perjudicar el derecho de crédito.
  • Es una acción revocante y no de incompetencia.
  • Su función cautelar o conservativa, permite la colocación de bienes en garantía, sin embargo, no los expropia del deudor ni del adquiriente, a pesar de proporcionar títulos para realizarlo.
  • Su relación de acción personal y no real, se refiere a una acción personal que no persigue un bien despojándolo de la posesión del adquiriente prescindiendo de su buena o mala fe, más bien busca mejorar las consecuencias de una acción ilícita.

Condiciones que requiere el ejercicio de la acción Pauliana

Esta acción reconoce tres tipos de requisitos para el origen de la revocación Pauliana, estos son los siguientes:

Eventos Damni

Se trata del perjuicio de los acreedores, los cuales se entienden como los actos que producen verdaderamente este efecto, debido al empobrecimiento del patrimonio del deudor.

Consilum fraudes

Es la intención que tiene el deudor de agravar su situación de manera intencional y no por negligencia.

Scientia Fraudis

Es el conocimiento que tiene el tercero del estado de empobrecimiento.

Efectos que produce la acción Pauliana

El principal efecto de este tipo de acción, es la reposición al patrimonio del deudor de los bienes cedidos de forma fraudulenta. Es decir, que por orden del juez se le indica al demandado que tiene que restablecer todo como estaba antes del acto que iba en contra a la acción revocatoria.

El efecto de esta acción beneficia a los acreedores, incluso a los que se incorporan luego de la fecha del fraude, además logra alcanzar al adquiriente de buena fe, aun cuando el fraude se titule de forma gratuita.

Por causa de su naturaleza rescisoria, la efectividad jurídica de esta acción, deja sin ningún efecto el acto jurídico desmentido por el fraude y por la ineficacia que se atrasa al momento de haber sido mejorado.

Debido a esto, se refiere a una ineficacia relativa, ya que únicamente alcanza lo suficiente para preservar el crédito que ha sido perjudicado y una vez que este quede garantizado, se acaba la ineficiencia de lo que queda del acto.

Recisión del acto en la acción Pauliana

En relación a los actos que se realizan en una cesión de bienes o en la apertura de un concurso, se pueden ver las siguientes habilidades:

  • Los acreedores tienen derecho a que se rescindan los contratos costosos, las prendas, hipotecas e incluso el patrimonio familiar, que el deudor haya puesto a disposición de ellos, aun cuando esté de mala fe el adquiriente, esto cuando ambos tienen el conocimiento de los malos negocios del primero.
  • Los contratos y actos que no comprenden el precedente y los pactos y remisiones gratis de la liberación de títulos, van a ser rescindibles al verificarse la mala fe del deudor y también el prejuicio de los acreedores.
  • Las acciones que brindan los acreedores caducan en un tiempo límite propuesto por la ley, el cual procede desde la fecha del contrato o acto.

Fraude de los acreedores en la acción Pauliana

En caso de que el deudor no cumpla con el pago, el acreedor puede llegar a correr el riesgo que, al dirigirse contra el deudor, se dé cuenta de que este no posea ningún bien que cubra el crédito que existe entre ellos, ya que se ha declarado insolvente.

A pesar de esto, puede suceder que el estado de insolvencia parcial o total se haya generado por la acción del mismo deudor a consecuencia de la suspensión de sus bienes con la intención de evitar la deuda que había asumido.

Debido a esta situación, el orden jurídico previene la acción Pauliana por fraude de los acreedores, cuya intención es únicamente conservar el patrimonio del deudor y de esa forma revocar los actos ejecutados por el deudor y adquirir de nuevo los bienes de su patrimonio con la finalidad de que pueda cumplir con su deuda adquirida.

En tal sentido, la acción Pauliana autoriza a los acreedores para que contradigan los actos realizados por el deudor de manera fraudulenta y así evitar que el deudor se desprenda de sus bienes con la intención de no cumplir con sus obligaciones.

Sin embargo, para que avance esta acción jurídicamente, se deben establecer las siguientes circunstancias:

  • La existencia de un crédito que favorezca al acreedor y no al deudor ante el acto de suspensión de sus bienes para evitar la responsabilidad del pago de su deuda.
  • La ejecución de un acto de suspensión por parte del deudor con la intención de beneficiar a un tercero, que permita reducir sus bienes del patrimonio y a su vez su capacidad económica.
  • La ley exige que la acción Pauliana se lleve a cabo de manera subsidiaria, luego de constatar que los bienes estén en posesión del deudor, así el acreedor no podrá utilizar otro modo para cobrarle la deuda.

¿Qué te ha parecido el post? Déjanos tu comentario al respecto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.