Activo subyacente (definición, para qué sirve)

El activo subyacente, es un tipoi de activo real o financiero que evalúa el mercado. Este se utiliza con la finalidad de valorar la referencia de los contratos de los productos financieros derivados. La evaluación en el mercado de estos activos es la base que establece el valor de dichos productos financieros.

Para poder entender su definición, se tiene que tener conocimiento de lo que es un instrumento derivado. Estos son instrumentos financieros con un valor basado en otro activo, como una materia prima, un índice, una acción, un futuro o una divisa, eso significa que el activo en el que se basa un instrumento derivado es el activo subyacente.

Para qué sirve el activo subyacente

Se puede decir, que este activo no constituye un activo en sí mismo, ya que no presenta su titularidad física como es el caso de las acciones que cotizan en los mercados organizados. Es más, no lo presentará así esté vencido el producto derivado, aunque se tenga que comprar obligatoriamente como pasa en el caso de los futuros.

Esto se debe a que este tipo de contratos se liquida a causa de la diferencia que existe entre la cotización actual de activos y el valor del activo en el vencimiento del contrato.

Esto significa, que este activo para lo único que sirve es para tener el conocimiento de la evolución de un contrato en todo momento y para decidir oportunamente dependiendo de la evolución que se espera del mismo, el riesgo que tenga y el tiempo que aún le falte hasta llegar su vencimiento.

En qué consiste un activo subyacente de un producto derivado

Al momento de hacer una inversión, se pueden encontrar innumerables productos que no sean tan conocidos por las personas, pero que a pesar de eso pueden llegar a tener una buena aceptación por parte de los inversores profesionales, al igual que los inversores institucionales, ya que resaltan debido a la proporcionalidad de su alta rentabilidad, aun cuando tienen que asumir también un alto riesgo.

Por medio del contrato de la compra de diversos productos derivados no se adquiere ningún tipo de activo como tal, más bien es posible que se obtengan beneficios a causa de la evolución del activo al que se le hace referencia, que del mismo modo se le llama activo subyacente.

Visto desde el punto técnico, este activo se puede llegar a denominar activo financiero, el cual es un objeto de un contrato normal que se negocia dentro del mercado y que puede ser utilizado como base para los contratos derivados y otros tipos de productos financieros.

Al tenerse en cuenta la evolución en la cotización como una referencia al momento de realizar un contrato formal, se pueden dar ciertas posibilidades de una contratación que puede llegar a establecerse entre el vendedor y el comprador.

Si por ejemplo dentro de un contrato de opciones, el comprador puede tener el derecho, pero no tiene ningún tipo de obligación de adquirir el activo a un determinado precio en la fecha de vencimiento.

Lo que significa que el precio va a ser el mismo que el valor del activo, permitiendo la posibilidad al comprador de tomar diferentes opciones que no podría llevar a cabo al comprar el título físico del activo sin perder los beneficios que concede ese tipo de activos.

Tipos de activos subyacentes

Ya que existe una gran variedad de activos subyacente que funciona dentro del mercado organizado, donde se puede llegar a realizar una inversión y determinar el tipo de instrumento derivado utilizado, se pueden mencionar las siguientes opciones:

Opciones sobre activos de renta fija

Se deben tomar como activos subyacentes todos aquellos bonos principales y los pagarés de las grandes empresas.

Opciones sobre mercancías

En este caso se pueden diferenciar dos grupos importantes de activos, como los agrícolas y metales. En la actualidad existen mercados que se especializan en todo este tipo de mercancías, los cuales establecen en cada uno de los casos un contrato distinto y estandarizado para todos sus elementos.

Opciones sobre divisas

Se refiere a los contratos que toman como activos al tipo de cambios de una divisa.

Opciones sobre acciones

Permiten el derecho, sin embargo, no están obligados a adquirir una determinada cantidad de acciones de una empresa a un valor establecido dentro de la fecha de vencimiento, por lo tanto, las acciones de la empresa es el activo subyacente.

Opciones sobre futuros

En este caso, este tipo de activo viene siendo otro instrumento derivado, los futuros que siguen la evolución de otro activo subyacente distinto de los que se han explicado anteriormente.

Ejemplo de activos subyacentes

Se puede mencionar como ejemplo de este tipo de activo, cuando se hace la compra o la venta de algunas opciones sobre acciones. Puede pasar que una opción concede al operador, el derecho de comprar acciones. En esa opción internamente, el activo sería la propia acción, ya que este instrumento financiero es el que puede proveer de valor a la opción. Si no existe este activo, el derivado no presenta valor intrínseco.

Otro ejemplo que se puede resaltar, es el de la negación de futuros. Se refiere cuando un operador de futuros hace la compra o la venta de un contrato en beneficio del cual se implica la entrega de un activo en una fecha confirmada o concreta.

Dentro de una operación que contenga un posible contrato por diferencia, el beneficio o la pérdida, podría depender de la incertidumbre del valor del activo que se encuentra relacionado totalmente con la posición que ya se haya tomado, a pesar de esto, puede pasar que el activo jamás se haya llegado a comprar o vender en realidad.

En el transcurso del tiempo, el valor de un activo podría llegar a aumentar o disminuir, haciendo ciertas modificaciones al mismo tiempo del valor de la opción. A pesar de un derivado pueda ser o no una favorable inversión, solo se puede determinar por medio del posible cambio de valor del activo subyacente que esté detrás.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.