Inicio Administracion ¿En qué consiste la Asociación en Participación?

¿En qué consiste la Asociación en Participación?

Los dueños de negocios inteligentes que buscan expandir sus canales de ingresos estarán atentos a las oportunidades que conduzcan al crecimiento, la rentabilidad y una participación de mercado adicional. Entre las diversas estrategias de crecimiento disponibles, es posible que algunos propietarios de negocios quieran considerar la asociación en participación. Esto es lo mismo a una empresa conjunta.

La asociación en participación es un contrato, un acuerdo de cooperación entre dos o más empresas o personas en beneficio de ambas. Una de las partes es el asociante, el que pretende realizar o realiza una actividad económica. La otra parte es el asociado, la actividad en cuestión. Aunque las empresas conjuntas a menudo se asocian con grandes empresas o acuerdos internacionales, si se utilizan en las circunstancias adecuadas, también pueden ser eficaces para los propietarios de pequeñas empresas.

Por regla general, el contrato está diseñado de tal manera que la persona asociada contribuye con una provisión de naturaleza patrimonial y, a cambio, el asociante sigue participando en las utilidades del negocio, emprendimiento, actividad o empresa.

Asociación en Participación

Asociante y asociado

El asociante, como mencionamos anteriormente, es la persona que ejerce la actividad económica, que opera en el mercado, que se encarga de gestionar y recibir los asociados.

El asociado es la persona que financia la actividad de un negocio, normalmente entregando un beneficio en efectivo al asociante, aunque también se puede acordar otro tipo de beneficio patrimonial, o incluso otro tipo de beneficio al que se le puede atribuir un valor en efectivo.

Se trata, por tanto, de una cooperación económica entre las partes destinadas a tener un resultado común. La provisión entregada por el asociado tiene como objetivo permitir la continuación del objeto contractual del asociante y la obtención por este de ganancias que luego serán compartidas entre ambos, de acuerdo con los términos de la sociedad que pactan entre sí.

Elementos claves en la asociación en participación

1.- Contrato

La relación entre el asociante y asociado está regulada en un contrato. Este contrato o convenio entre las partes tiene como finalidad establecer las condiciones de participación y estipulará, por ejemplo, el monto y naturaleza de la participación. Como lo son los derechos y deberes de información, inspección y rendición de cuentas. Los posibles niveles de intervención en la gestión por parte del asociado, las situaciones en las que se puede rescindir el contrato y, la extinción de la asociación.

Dependiendo de la ley, puede que esta no requiera que el contrato sea por escrito (a menos que el asociado quiera contribuir con bienes raíces). Pero, a los efectos de la prueba, certeza y seguridad de las partes, siempre es deseable que se reduzca a la escritura, sobre todo cuando se trata de acuerdos o cláusulas que excluyen la participación del asociado en las pérdidas del negocio. Y, que en relación con estos las pérdidas, que establecen la responsabilidad del asociado, solo pueden probarse si el contrato se celebró efectivamente por ese medio.

2.- La buena administración

El asociante siempre tendrá la obligación de actuar como un administrador juicioso y ordenado y preservar las bases esenciales de la asociación, así como el deber de no competir, aunque no exista un contrato escrito o contrato guarda silencio.

De lo contrario, el asociante limitaría a cobrar la cuota al otro, sin ningún tipo de responsabilidad o garantía, si no lograra generar utilidades o los resultados esperados que motivaron el desempeño del asociado.

3.- Presentar cuentas

Para que la inspección sea posible, salvo que el socio esté expresamente convencido de lo contrario, el asociante está obligado a presentar cuentas al asociado. En ausencia de presentación de cuentas, o si la asociada no se ajusta a las cuentas presentadas por el asociante, podrá utilizarse el proceso de rendición de cuentas especial regulado en el Código de Procedimiento Civil, con el propósito de calcular y aprobar los ingresos obtenidos y los gastos incurridos.

Beneficios

Las empresas a menudo deciden entrar en asociación en participación porque creen que la combinación de recursos con otra empresa conducirá a un mejor crecimiento y rentabilidad de lo que cualquiera de las empresas podría lograr operando por su cuenta. Algunos de los beneficios que las empresas pueden proporcionarse entre sí en un acuerdo de empresa conjunta incluyen:

  • Acceso a nuevos mercados y canales de distribución.
  • Más experiencia y recursos especializados, incluida la investigación y el desarrollo.
  • Financiamiento adicional y poder adquisitivo.

Aprovechando la fortaleza de otra empresa en un área donde tu empresa es débil y ofreciendo un beneficio complementario a la otra empresa, un acuerdo de empresa conjunta puede ser beneficioso para ambas empresas.

Ejemplo:

Si tienes un producto que deseas vender, pero no tiene fuerza de ventas o presencia en ese mercado, puedes establecer una empresa conjunta con una empresa que tenga un canal de distribución o fuerza de ventas existente capaz de llegar a los clientes para tu producto.

A través del acuerdo de empresa conjunta, inmediatamente obtienes acceso a los clientes y expande tu presencia en el mercado sin tener que contratar una fuerza de ventas, asumir deudas, buscar inversores externos o comprometer tus propios recursos. A su vez, tener un nuevo producto en el mercado para una base de clientes existente es un beneficio complementario que le brinda a la otra empresa.

Riesgos

Por muy bueno que parezca, incluso en circunstancias ideales, existen riesgos al iniciar una empresa conjunta. Las asociaciones comerciales son complicadas. Se realista acerca de tus expectativas y piensa si este tipo de arreglo es la mejor opción para ti. Deberá asegurarse de que el socio de empresa conjunta complemente las fortalezas y debilidades de tu propio negocio y que también ofrezca algo al otro negocio.

Diferencias entre una asociación en participación y un consorcio

Las empresas de un consorcio cooperan entre sí y comparten recursos según sea necesario. Dentro del consorcio, cada miembro es responsable ante el grupo solo con respecto a las obligaciones establecidas en el Acuerdo de Consorcio, pero aparte de esto, cada miembro del consorcio conserva su estatus legal separado y permanece independiente.

Un consorcio no es una fusión y cada participante lleva a cabo su operación comercial normal sin ninguna interferencia con el negocio de otro miembro. El control de un consorcio sobre cada miembro se limita a los derechos y obligaciones delineados en el Acuerdo de Consorcio.

Sin embargo, en una empresa conjunta, dos o más partes generalmente comparten la propiedad de la empresa, junto con los riesgos, las ganancias, las pérdidas y la  gobernanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here