Caudillismo (definición, características, tipos y consecuencias)

El caudillismo se refiere al régimen o gobierno dirigido por un caudillo. Fue una época histórica que se extendió durante el siglo XIX en toda Latinoamérica, después del acontecimiento de la independencia de España de las nuevas naciones soberanas.

Se trata de un fenómeno político social que se encuentra relacionado con la aparición de líderes carismáticos, hombres con fuerte personalidad y armados, con grandes capacidades de oratoria y una facilidad para ser populares entre las masas.

Estos lograban llegar al poder a través de la fuerza, por medio de golpes de estado, alzamientos armados y revoluciones, entre otros, además se les concedía la facultad de solucionar los diferentes problemas del estado.

Causas del caudillismo

La causa principal de la aparición del caudillismo, se debe a la ausencia de los consentimientos políticos que siguió a la emancipación de las naciones nuevas españolas. Esto permitió un movimiento político marcado por la inestabilidad institucional y política que favoreció las internas luchas por el poder y la continuidad de procesos de reordenación política en relación al más fuerte.

Los caudillos para llegar al poder, se rebelaban aliándose con los militares, derrocando al gobierno que se encontraba en ese momento en el poder, al tener la disposición disolvían el Congreso y se auto proclamaban presidentes provisionales.

Luego de transcurrir un corto plazo, se llevaba a cabo una nueva elección de congreso y se hacia la convocación a elecciones presidenciales, donde se elegía el caudillo que había sido presidente anteriormente.

Entre los partidarios principales de los caudillos, se encontraban sus hombres de armas de confianza y los miembros de las clases enriquecidas. Con esto, se podía asegurar la fluidez económica para la nación del caudillo de turno, el cual tenía el compromiso de proporcionar diversos beneficios.

Características del caudillismo

Entre las características más relevantes de este régimen político, se pueden mencionar las siguientes:

  • El comportamiento del caudillo es arbitraria y autoritaria, además tiende a sobrevalorar su valor personal y siempre desprecia a los demás.
  • Particularmente se deja influenciar por avaricia y la ambición.
  • La forma de llevar su administración, su conducta y su moralidad dejan mucho de qué hablar.
  • Las amistades y allegados, le formulan estrategias para que se pueda perpetuar en el poder.
  • Mayormente su labor es negativa, promociona el egoísmo y origina desestabilización patrimonial.
  • Logra llegar al poder a la fuerza o a través de promesas democráticas.

¿Cómo llega el caudillismo al poder?

Gracias a su astucia, llegaba al poder por medio de un golpe político o militar, apareciendo como un salvador necesario para ese momento. Generalmente ese poder logrado, lo perdía por otro golpe, por lo tanto, así como alcanzaba el poder, ya hoy en día se encuentra desaparecido.

Pero si llegara de nuevo al poder, nuevamente disfrutaría de gran popularidad, esto se debe a que el caudillo tiene la particularidad de violar la ley con la excusa de hacerla cumplir. Durante la llegada del modernismo y sobre todo en el mundo Republicano de la América hispana, se frecuentaron mucho los caudillos.

Fueron hombres que lograron imponer una dictadura inflexible e implacable, además de gobernar una nación con el apoyo incondicional de una gran masa.

Tipos de caudillos

En épocas del siglo XIX se manifestaron diferentes caudillos. Desde Boves a Bolívar y desde Páez a Gómez, se puede decir que existieron varios tipos, entre ellos se pueden mencionar:

El romántico

Está lleno de ambiciones honestas y nobles propósitos, que solo quiere el bienestar de la patria como fue caso de Bolívar. El despótico que únicamente busca el interés personal, con el respaldo democrático por un partido político.

Los populares

Estos surgieron de las tropas guerrilleras desenfrenadas como Boves o de las hordas olvidadas como Páez.

El despótico

Es el que solo se interesa de un interés personal.

El independentista

Son los que aparecieron entre los años de 1810 y 1824.

El intelectual

Se trata de un político que tiene una buena formación para gobernar, organizar y crear otros estados como Bolívar, el cual tenía grandes proyecciones históricas o también ser un localista como lo fue Guzmán Blanco.

El político

Posee una base popular, que luego se transformó en caudillo político de Páez.

El democrático

Se encuentra respaldado totalmente por un partido político.

Consecuencias del caudillismo

  • La inestabilidad política que se vive hoy en día, se debe a la organización que organizó el estado al aparecer la vida republicana, carente de una base nacional y debido a los continuos años de diferentes enfrentamientos políticos dirigidos por diversos perfiles que se peleaban por tener el poder para ese momento.
  • De esa manera, las repúblicas se llegaron a constituir de forma inestable, sobre una nación desorganizada en el sistema económico y orden político, además de la falta de planificación y disciplina en los proyectos de gobierno. A causa de esto, la democracia no es efectiva totalmente, lo que permite el uso inadecuado de las conquistas del liberalismo.
  • La imposición del orden forzado dentro del caudillismo, solo quedó para la historia, sin embargo, algunas características de esta índole se han mantenido en la actualidad. El caudillo que buscaba el poder y la gloria, intentaba por medio de sus obras ganarse la simpatía del pueblo y buscaba a toda costa desprestigiar al gobierno anterior.
  • De esa manera, lograba reorganizar a su antojo su sistema de gobierno y mantenía todo lo malo que había hecho el gobernante anterior. En la actualidad, existen muchos gobernantes capaces de desprestigiar a sus antecesores, con el fin de encontrar su propio beneficio o quizás la utilizan como una estrategia para su participación impuesta en las siguientes elecciones.

Es muy importante resaltar que hablar de caudillismo, se trata de la consolidación de fuertes regionalismos, que disminuyeron la inexistencia de la nación. Actualmente todavía existen ciertos fuertes regionalismos, sobre todo en el sur andino, que, aun no siendo una consecuencia directa del caudillismo, ayudó a solidificar algunos de ellos. Por tal razón, muchas veces estos planes pueden resultar insostenibles para el bienestar de un estado.

¡Muchas gracias por acompañarnos hasta el final! Déjanos tu comentario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.