Inicio TI ¿Cómo normalizar una base de datos?

¿Cómo normalizar una base de datos?

Las bases de datos es uno de los conceptos más importantes en el mundo de la programación. Muchos se preguntan qué es y para qué sirve normalizar una base de datos y la verdad es más sencillo de lo que parece.

Pero antes de hablar de cómo normalizar una base de datos, te voy a explicar brevemente qué es la normalización de base de datos.

¿Qué es la normalización de base de datos?

Consiste en aplicar una serie de reglas para evitar en un futuro quejas o consultas complejas innecesarias.

Es un factor muy importante en la creación de páginas web dinámicas y/o sistemas web. Se podría decir también que es el proceso de organizar información en una base de datos.

Hay que tener en cuenta la creación de tablas y las reglas que se usan para definir las relaciones.

Estas reglas están diseñadas para proteger y dar una flexibilidad a la base de datos con el fin de eliminar redundancias y dependencias incoherentes.

Requisitos de la normalización de base de datos

Para que las tablas de nuestra base de datos estén normalizadas deben cumplir las siguientes características:

–        Cada tabla debe tener un único nombre.

–        No puede haber dos filas iguales.

–        No está permitido tener duplicados.

–        Todos los datos en una columna deben ser del mismo tipo.

Si tus tablas no están correctamente optimizadas o normalizadas, te pueden causar muchos problemas a largo plazo.

¿Por qué se normaliza una base de datos?

 

  1. Evitar la redundancia de datos.
  2. Proteger la integridad de los datos.
  3. Reducir el tiempo y complejidad de revisión de las bases de datos.
  4. Evitar problemas de actualización de los datos en las tablas.
  5. Optimizar el espacio de almacenamiento.
  6. Prevenir borrados indeseados de datos.

Para poder afirmar que nuestra base de datos está normalizada deben respetarse 3 niveles de normalización: la primera forma normal, la segunda forma normal y la tercera forma normal.

La primera forma normal

Para decir que nuestra tabla está en primera forma normal hay que seguir una serie de pasos:

  • Elimina los grupos repetidos de las tablas individuales.
  • Crea una tabla independiente para cada campo o columna de datos relacionados.
  • Identifica cada campo de datos relacionados con una clave principal.

Si quieres saber si lo has hecho correctamente debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

–        Todos los atributos son atómicos.

–        La tabla contiene una clave única.

–        No debe existir diferencia en el número de columnas.

–        Los campos no clave deben identificarse por la clave.

–        Si los datos cambian de orden no deben cambiar sus significados.

–        Una tabla no puede tener varios valores en cada columna.

–        Los datos son atómicos, a cada valor de X le pertenece un valor de Y, y viceversa.

La segunda forma normal

  • Crea tablas separadas para los conjuntos de valores que se apliquen a varios registros.
  • Relaciona estas tablas con una clave externa.

Podemos decir que nuestra base de datos se encuentra en la segunda forma normal si ésta previamente cumple con las normas de la primera forma normal y si sus atributos no principales dependen de forma completa de la clave principal. O dicho de otra manera no existen dependencias parciales.

La tercera forma normal

  • Elimina todos aquellos campos que no dependan de la clave primaria.
  • Ninguna columna puede depender de una columna que no tenga una clave principal.
  • No pueden existir datos derivados.

Podemos afirmar que nuestra tabla está en tercera forma normal si previamente ha estado en segunda forma normal y no existe ninguna dependencia funcional transitiva entre los atributos que no son clave.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here