Inicio Administracion Despido disciplinario (definición, tipos y ejemplos)

Despido disciplinario (definición, tipos y ejemplos)

Qué es un despido disciplinario

El despido disciplinario se refiere al tipo de despido que puede utilizar un empresario para interrumpir o terminar con un contrato laboral que tenga un trabajador, en caso de que este haya incumplido o cometido una infracción de grave magnitud.

Para llevar a cabo una destitución de cargo o despido disciplinario, el nivel de gravedad por la falta tiene que estar completamente justificada para que la empresa pueda proceder al término laboral y no caer en demandas posteriores donde se arriegue a que la liquidación laboral se transforme en improcedente.

Para que una empresa pueda realizar un despido de manera disciplinaria, es su deber demostrar cuáles son todas las faltas que el trabajador ha venido cometiendo. En caso de no poder comprobarlo, el despido pasará a ser improcedente y esto le proporcionará fuertes sanciones a la empresa y más si el trabajador hace una denuncia formal ante un tribunal.

Cuáles son las causas del despido disciplinario

Qué es un despido disciplinario

Existe una gran cantidad de causas justificadas que generan el despido disciplinario, entre las más comunes se encuentran:

  • Faltas injustificadas continúas por asistencia o puntualidad de horarios al trabajo.
  • Abusar de la confianza en el desempeño laboral, como el maltrato a los clientes o dar informaciones internas de la empresa.
  • El consumo de alcohol o drogas que influyen de manera negativa el desarrollo de las actividades de trabajo o el ambiente laboral.
  • Acosar al empresario o a los compañeros por motivos religiosos, discapacidad, raza, sexo, edad u orientación sexual.
  • Por desobediencia, indisciplina o por ofensas verbales o físicas a otros compañeros de la empresa.

Calificación del despido disciplinario

Para que se pueda admitir la demanda se debe formalizar el intento de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación adecuado.

En caso de que la conciliación termine sin dificultad, se pasa al sistema judicial y el juez se encargará de calificar el tipo de despido, el cual puede ser de tres formas:

  • Procedente: Se refiere cuando las causas que el empresario alega, se demuestran y el empleado no tendrá derecho a indemnización.
  • Improcedente: Cuando el despido contiene defecto de forma o en caso de incumplimiento por parte del empleado no contenga crédito en el escrito de comunicación que le entrega al empresario.
  • Nulo: En este sentido, es motivado por causa de discriminación o que se encuentre prohibidas en la ley o en caso de violación de los derechos y libertad pública del empleado. También durante el período de suspensión de contrato laboral por motivos de maternidad y por riesgos durante el embarazo o lactancia, entre otros.

¿El preaviso es necesario en el despido disciplinario?

Para saber si es necesario el preaviso dentro del despido disciplinario, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • En este tipo de despido no se necesita cumplir con un tiempo de preaviso, pero es importante que dentro de la carta de despido se deje claro hasta cuando el trabajador le prestará sus servicios a la empresa y en algunos casos se podrían especificar otros requisitos adicionales.
  • Este despido debe ser manifestado formalmente a través de una carta escrita al empleado, donde se debe indicar con claridad el motivo sin perjuicio de otros requisitos que exija el Convenio Colectivo Laboral.
  • Si se trata de un empleado representante legal de los trabajadores o forma parte de los delegados del sindicato, se debe abrir un expediente contradictorio, el cual debe ser manifestado ante el empleado afectado y los demás miembros que representa. Si es sindicalista la empresa debe hacer una audiencia con todo el sindicato.
  • La empresa debe tener claro, que cuando el empleado cometa la grave infracción, tiene que reflejarlo en un máximo de 60 días, a través de un comunicado formal por escrito al empleado y tener la seguridad si la comprobación de despido es procedente o improcedente.

Ejemplos de despido disciplinario

Aunque muchas veces sucede que los tribunales no están de acuerdo con este tipo de despido, existen innumerables sentencias con declaraciones que tienen procedimientos de despido disciplinario como los ejemplos que se muestran a continuación:

Despido por hurto

Se debe al despido de un empleado, que procede al sustraer diversos productos de la empresa.

En ese caso, la empresa que ya sospecha del hurto, llama a las autoridades correspondientes para que abra la taquilla del empleado y de esa forma confirmar que es allí don ha venido guardando los productos.

Despido por cometer fraude en el cobro de las comisiones

Procede del despido de un trabajador comercial que cobra de forma indebida las comisiones de los clientes que le corresponden a la empresa.

Dentro de la sentencia, el empleado aprobó la autorización en el sistema informático a dos supuestos clientes nuevos que realmente ya se encontraban dentro de la lista de clientes, por lo que recibió comisiones fraudulentas.

Despido de gerente por su mal procedimiento de gestión económica

Este despido de relaciona con la transgresión de la buena fe y el abuso de confianza de un gerente, que por su mal proceder comprometió y puso en riesgo el estado financiero de la empresa.

El gerente no le importó que la empresa era una entidad pública que debía cumplir con sus compromisos, en especial el cumplimiento anual de la redención de cuentas, hizo representaciones a nombre de la empresa sin tener la autorización de la Junta Directiva y dejó de hacer los pagos correspondientes a los préstamos que la entidad había contraído.

Despido por tomar el dinero de las ventas de los productos de la empresa

Se trata de una deposición disciplinaria por el mal proceder de un empleado que hacía ventas de los productos de la empresa y el importe de algunas de las ventas, las cobraba y no las entregaba a la empresa.

Dentro de la sentencia, el empleado que realizaba ventas a domicilio, se quedó con el dinero generado de las ventas de una gran cantidad de productos. En ese caso, la empresa descubrió el fraude por medio de otro empleado, ya que fue a visitar a un cliente para cobrarle su deuda y el cliente le manifestó que ya había hecho el pago a otro vendedor.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here