¿En qué consiste la estructura de la entrevista (de trabajo)?

Las entrevistas suelen ser intercambios de ideas y opiniones que se realiza por medio de una conversación entre dos o más personas, donde el entrevistador en el encargado de hacer todas las preguntas necesarias.

Los integrantes de la entrevista se permiten dialogar para poder determinar un planteamiento por parte del profesional. A medida que la charla fluye, la espontaneidad conlleva a un diálogo libre que a su vez genera temas sugeridos que se pueden debatir con facilidad.

La entrevista debe ser recíproca, el entrevistador aplica técnicas de recolección por medio de interrogantes estructuradas o a través de conversaciones libres. En cualquiera de los dos casos, se debe usar un esquema o formulario que contenga diversas preguntas que le den un enfoque a la conversación que servirá como guía.

Debido a esto, en toda entrevista siempre existirán dos roles claros, el de un entrevistador que es quien cumple la función de dirigir la entrevista a través de la dominación del diálogo o del tema a tratar y un entrevistado que debe responder todas las preguntas y al finalizar ambos cerrarán la entrevista.

Entrevista Laboral

¿Cómo es la estructura de la entrevista?

Una entrevista favorable permite tener el conocimiento de quién es la persona adecuada para asumir el cargo del puesto vacante disponible. Debe estar comprendida de una serie de preguntas que tengan orden y solidez.

Por ser un método cualitativo, está diseñado para recaudar la información necesaria mediante una conversación entre mínimo dos personas. El entrevistador tiene que tener a su disposición una cantidad de preguntas que le ayudarán a guiar la conversación.

Para llevar a cabo la entrevista de forma favorable, debe ser de gran conocimiento para el entrevistador, todo lo que comprende la entrevista, así podría recaudar toda la información que necesita del entrevistado. Entre las partes que componen la entrevista se encuentran:

El saludo

El entrevistador al saludar, romperá el hielo inmediatamente en la entrevista, esto se debe a que será la primera vez que se enfrente al entrevistado.

La introducción

Es la manera de tranquilizar un poco al entrevistado. Se basa en comentarios generales que facilitarán la evolución de la comunicación. Esta permite que la persona entrevistada, se dé cuenta que puede ser capaz de controlar una determinada situación y los nervios que surgen en ese momento.

Datos personales

Es la forma como se conoce el entrevistado, incluso se le pueden hacer preguntas relacionadas con algunos datos de su familia.

Formación profesional

Se trata de las preguntas que permiten conocer detalladamente sobre el nivel intelectual, ya que son datos que se encuentran en la síntesis curricular que fue enviado a la empresa. En el desarrollo de la conversación, el entrevistador puede preguntar si los estudios realizados tienen alguna relación con la posición que está optando.

Actividades cotidianas o de ocio

Se trata de las actividades de entretenimiento que se ejecutan fuera del lugar de trabajo.

Remuneración

Es necesario saber cuál es el sueldo que el aspirante desea, de esta forma se puede saber cuál es el salario aproximado que pagan otras organizaciones.

Experiencia laboral o profesional

Aquí se abordarán las diversas experiencias laborales que haya tenido el entrevistado, al igual que las áreas que ha desempeñado y las actividades que se siente en capacidad de hacer. Se le puede preguntar por qué desea cambiar de empleo y cuál era el salario que percibía anteriormente.

Conocimientos

Es necesario saber si tiene otras habilidades, como por ejemplo si habla algún otro idioma, si maneja las plataformas de Internet o Microsoft.

Motivación

El entrevistador debe hablar sobre las expectativas con respecto a la posición que aspira en la entrevista, cuáles son sus objetivos, que disponibilidad de tiempo tiene y las metas que desea alcanzar en el futuro dentro de la empresa.

Despedida

Cuando llega este momento, el entrevistado tiene la oportunidad de aclarar alguna duda que tenga y se formaliza la despedida deseándole suerte al aspirante.

¿Qué es una entrevista estructurada?

Es una entrevista formal y ordenada, ya que determina un planteamiento de manera estándar donde se realizan una serie de preguntas que han sido programadas previamente, esto con el fin de que la persona a quien se le haga la entrevista, tenga la oportunidad de responder de forma segura y concreta lo que se le haya preguntado.

Por tal motivo, el entrevistador se encuentra limitado al momento de hacer las preguntas, debido a que no fluyen durante el desarrollo de la entrevista, sino que ya se encuentran formuladas en un cuestionario.

Este tipo de entrevista tiene la ventaja de presentar una información bastante fácil y sencilla de interpretar, lo que es totalmente favorecedor para su análisis. Además, que el aspirante no necesita de gran experiencia técnica mientras que siga adecuadamente el cronograma de preguntas.

A pesar de esto, tiene la desventaja de limitar cualquier tema que se quiera profundizar durante la entrevista, esto se debe a que no permite la fluidez natural del diálogo.

¿Qué es una entrevista no estructurada?

Es totalmente opuesta a la entrevista estructurada, ya que es abierta y flexible, aun cuando exista un determinado objetivo de investigación regido por preguntas, esto significa que no es necesario que las respuestas estén compuestas por un contenido profundo y ordenado.

El rol que le corresponde al entrevistador, es hacer las preguntas sin seguir un cronograma de orden en la manera de llevar las preguntas y la formulación de las mismas.

Son muchas las ventajas que tiene este tipo de entrevista, ya que se trata de un sistema que se adapta con libertad para lograr un clima armonioso donde se desarrollan temas de interés. Sin embargo, tiene la desventaja de ser una entrevista más difícil de realizar debido al tiempo que se tarda el entrevistador por extenderse en los temas.

La persona encargada de llevar a cabo la entrevista, debe contar con suficiente información y habilidad de técnica en los temas a tratar, para que pueda tener suficientes argumentos y opiniones que profundicen el tema y pueda dialogar con fluidez.

Tipos de entrevistas

Cuando se habla de entrevistas de trabajo, se puede decir que existe una gran clasificación de ellas. Es de mucha utilidad que los aspirantes las conozcan y de esa forma preparase de forma adecuada. A continuación, se analizarán diferentes estructuras donde se pueden plantear los diferentes tipos de entrevistas:

Entrevista estructurada

Se trata de un tipo de conversación que no es improvisada, su organización es bien controlada en cuanto al orden de las preguntas y al tono de voz que se utiliza durante el desarrollo del tema a tratar. La persona que hace la entrevista, debe hacer las mismas preguntas a todos los aspirantes.

Lo más importante dentro de este tipo de entrevista, es la armonía que debe existir durante su desarrollo y buscar la forma de que sea lo más parecida posible con cada uno de los aspirantes. De ser así, se pueden obtener fácilmente mejores resultados y se evitarán interferencias sobre aspectos ajenos.

Para realizar la valoración del perfil de cada aspirante, se usan sistemas de puntuación y es aplicada cuando los procesos de trabajo se encuentran automatizados y existe una gran cantidad de aspirantes, pero se carece de tiempo para la toma de decisiones.

Entrevista libre

Es una entrevista donde se desarrollan diversas preguntas abiertas al aspirante en relación a las obligaciones de trabajo. El entrevistado se favorece al poder conducir de forma proactiva la conversación durante la entrevista, lo que es una excelente manera de demostrar las habilidades que tiene para comunicarse.

Entrevista semietructurada

Durante el desarrollo de la entrevista, el entrevistador debe aplicar una estrategia mixta, donde se incorporen preguntas tanto estructuradas como abiertas. Es una de las más comunes, ya que le permite al aspirante demostrar sus habilidades para defender de forma clara y abierta sus aspiraciones.

Entrevista por competencias

Muchas empresas solo desean incorporar individuos profesionales que tengan un alto nivel de potencial y se esmeren en la ejecución de un determinado trabajo. Por tal motivo, se hacen entrevistas por competencias que sean bien restringidas, según las necesidades de la organización.

Entrevista personal

Es la más conocida, se realiza por medio de un representante de la empresa y un aspirante al cargo. Esta tiene el objetivo de profundizar las reacciones del aspirante, sus capacidades y sus aptitudes personales y profesionales.

Entrevista grupal

Dentro de este tipo de entrevista, existen algunas diferencias en relación a la cantidad de entrevistadores y entrevistados que participan. Se puede realizar de varias formas:

  • La entrevista de panel, donde varios entrevistadores hacen la entrevista a un solo aspirante.
  • La entrevista en línea, donde el aspirante se entrevista con distintas personas que tienen diferentes niveles jerárquicos.
  • La entrevista de dinámica de grupo, donde se solicitan varios aspirantes para observar cómo actúan en juegos, debates y en situaciones simuladas, se puede decir que es de gran utilidad para verificar principios de iniciativa, liderazgo, persuasión y que tanta capacidad pueda tener para trabajar en equipo.

Importancia de una entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo es un aspecto muy importante y clave para los departamentos de recursos humanos, de esa forma puede llegar a conocer con mayor profundidad al aspirante que solicita el empleo.

Aunque la entrevista no es la garantía total de adquirir la contratación, es la que provee la información de experiencia, formación y motivaciones que se necesita del candidato, todos estos aspectos son de mucha ayuda para predecir qué tan eficiente y favorable es para asumir el cargo vacante.

Antes de cualquier entrevista, es necesario tener una definición concreta de las funciones, la formación, las competencias y la experiencia que requiere el puesto de trabajo, ya que esto le facilitará al entrevistador qué espera encontrar exactamente el perfil que busca la empresa.

Factores que pueden estropear una entrevista

Existen algunos factores que pueden llegar a perjudicar el buen desarrollo de una entrevista por parte del aspirante, entre ellos se pueden mencionar:

  • Carencia de conocimientos que se necesitan para el cargo que desea adquirir.
  • No saber expresarse de forma clara y concisa.
  • No prepararse previamente a la entrevista, en cuanto a la presentación y conocimientos.
  • Demostrar desinterés durante el desarrollo de la entrevista, asociado con el cargo a aspirar y a la organización.
  • Mostrar exceso de seguridad de sí mismo, esto muestra a una persona arrogante y conflictiva.
  • Responder solamente con monosílabos y no mirar a los ojos cuando se habla, solo demuestra a una persona que padece de extrema timidez.
  • Presentarse a la entrevista con un aspecto inadecuado, con un alto nivel de descuido.
  • Realizar comentarios inadecuados que no se relacionen con el tema enfocado en la entrevista.
  • No saber cómo justificar los elementos que se encuentran dentro de la síntesis curricular.
  • Demostrar inflexibilidad y que no sea capaz de adaptarse a ciertas situaciones de la organización.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.