Evasión de impuestos (Qué es, tipos de evasión y consecuencias)

La evasión de impuestos es conocida también como fraude fiscal y es un crimen penalizado por las leyes de cada país. Ocurre cuando una persona o empresa oculta, modifica o utiliza cualquier medio para ocultar bienes o ganancias que puedan hacerle pagar más impuestos.

Un evasor fiscal debe contar con algunos elementos fundamentales que definiremos a continuación junto a los conceptos que puedan ayudar en la definición de este concepto relacionados a muchos escándalos de empresas, celebridades, políticos e instituciones.

¿Qué es evadir impuestos?

La evasión de impuestos es una práctica muy distinta a la elusión de impuestos donde por medios legales se realizan acciones dirigidas a pagar menos impuestos. En el caso de la evasión y como ya mencionamos, es un delito definido por los expertos en materia tributaria como una figura jurídica que de forma voluntaria no paga algún impuesto determinado.

Formas en las que se evaden impuestos

Este tipo de fraude fiscal que le cuesta cantidades millonarias de dinero al fisco anualmente se basan básicamente en ocultar hechos que puedan ser tributables, para ello utilizan distintas modalidades entre las que resaltan las siguientes:

  1. Trabajo en negro: Se conoce también como trabajo informal, es un tipo de trabajo difícil de tributar en el que pueden existir inexactitudes de precios, ingresos o en cuanto a las fechas de registro lo cual ayuda a la evasión de impuestos y muchas empresas y organizaciones se aprovechan de esto para tener mano de obra barata que pueda beneficiar a la empresa sin que esta deba pagar lo que es debido por ellos desde e punto de vista de seguro u otros beneficios que pueden estar estipulados en las leyes.
  2. Facturas sin el impuesto al valor agregado IVA: Esta es otra manera común a través de la cual muchas empresas evaden o incurren en delitos de índole tributaria. A pesar de implementar mecanismos como las facturas electrónicas es aún una forma de evadir impuestos ampliamente practicada.
  3. La tercera forma es aún más simple y consiste en ocultar de forma deliberada las ganancias reales de una persona o empresa y es por esto que estas prácticas se consideran un delito ya que se pueden valer de falsificar facturas o abultar los precios reales de producción, para que esto afecte la cantidad de impuestos que deben pagar a menudo incluyendo gastos a la empresa que sean ajenos a la misma

Formas en que los contribuyentes evaden impuestos

Las operaciones simuladas por internet por servicios ficticios es una de las formas más comunes en las que hoy en día se evaden impuestos, esto llega a involucrar compras y ventas que no llegaron a realizarse.

En cuanto a las personas físicas también es común que las personas pidan a familiares que facturen por ellos para de esta forma hacer ver que sus gastos son mayores a los reales. Esta también va ligada a otra modalidad común la cual consiste en recibir pagos a través de cuentas en una entidad bancaria y no declararlas posteriormente como ingresos.

¿Qué es la resistencia fiscal?

Conocida también en el mundo fiscal como objeción fiscal, es resistirse o negarse a pagar algún tipo de impuesto, para ello debe existir un desacuerdo con la naturaleza del impuesto o con la institución, esto ocurre a menudo a nivel social cuando las personas se niegan a pagar impuestos cuyo último fin sea la creación o aumento de fuerzas de guerra o invasoras. Esto se conoce como razones pacifistas.

Otra razón en la que se considere la resistencia fiscal es cuando estos impuestos son usados para la explotación ambiental o de cualquier otra forma que dañe al medio ambiente o por razones vinculadas a la religión.

¿Qué es el dinero negro?

Es conocido de muchas formas tales como dinero gris o dinero sucio. Es el dinero que no ha sido declarado a las autoridades competentes como el ministerio de haciendas o según sea en cada país.

Este dinero puede provenir de distintas actividades ilícitas entre las que destacan el narco tráfico o la venta de armas ilegales, muchas veces también este dinero puede venir de actividades licitas como la venta de bienes u otras actividades pero que al no ser declarado no paga impuesto y se define según muchos expertos como dinero gris.

Consecuencias de la evasión de impuestos

Una de las principales consecuencias de evadir impuestos, es que, si son detectadas, estas podrán acarrear penalizaciones que pueden ir desde multas, las cuales se definirían como consecuencias económicas y que pueden terminar con tiempo de prisión según sea la gravedad de las mismas.

La regulación fiscal es algo que los países desarrollados lo ven muy en serio y que apuntan a evitar que desvíe el capital a países con bajos impuestos, esto puede observarse en las reformas que busca implementar el parlamento europeo para hacer que las multinacionales declaren de forma separada los datos de índole fiscal y financiero donde sea que dichas empresas operen.

Consecuencias para la sociedad

En los países en los que la evasión fiscal es muy alta las consecuencias sociales se hacen evidentes en la estabilidad económica del mismo y se refleja en sectores como la educación y el transporte pueden que a su vez involucra a los sectores más vulnerables.

Si quieres conocer más temas de economía, te invitamos a visitar nuestra página web.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.