Finanzas corporativas (Qué son, Objetivos y Herramientas)

Las finanzas corporativas son aquellas que estudian las decisiones que deben tomarse dentro de una empresa y como estas afectan la situación financiera de la misma. Lo que buscan las finanzas corporativas es aumentar el valor y la sostenibilidad de la empresa, haciendo que incremente su capital y crezca con las decisiones tomadas.

Este estudio se enfoca en buscar soluciones financieras para que los accionistas de la empresa puedan obtener mayor beneficio de ella, haciéndola más sustentable dentro del mercado actual, incrementando su valor, producción y ventas.  Se encarga meramente de la toma de decisiones que compete a las finanzas y la situación económica de la empresa.

Objetivos de las finanzas corporativas

Los principales objetivos de las finanzas corporativas son:

  • Estructura de capital de la empresa: con el análisis de las opciones y los estudios de las decisiones tomadas, se busca aumentar el capital de la empresa, para que esta tenga una situación económica más sustentable.
  • Gerencia de inversiones: estudian las posibles inversiones del capital actual, con el fin de obtener mayor beneficio económico, haciendo que la empresa avance con las inversiones ideales.
  • Planificación fiscal: esto hace referencia al ámbito fiscal de la empresa, exactamente al pago de los impuestos que se debe realizar.
  • Tesorería y control del efectivo disponible: con esto se organiza el área donde se realizan todos los movimientos que incluye dinero en efectivo.
  • Análisis de las finanzas: estudio de la situación, estabilidad, y rentabilidad de la empresa en cuanto a sus finanzas. Estudia los posibles negocios que pueda tomar la empresa a futuro.
  • Financiación de futuros proyectos: habla del fondo de ahorros que tenga la empresa para ver si es rentable comprometerse con otros negocios, además de que si este resultaría ser buena inversión.
  • Mercados emergentes: estudia los posibles mercados rentables, además de la inversión en ellos.

Los responsables de esta área se enfocarán únicamente en esos objetivos, todos del ámbito financiero.

Herramientas de las finanzas corporativas

Las personas encargadas en las finanzas, utilizan herramientas imprescindibles para la buena toma de decisiones.

Índice de rentabilidad

Este se enfoca en la inversión realizada y la rentabilidad que tenga el nuevo proyecto en el mercado actual. Este estudia el valor arrojado por cierta cifra de la inversión total.

Rendimiento contable

En una relación de cifras, en donde se aplica la cantidad total de inversión para obtener un porcentaje de la supuesta rentabilidad del proyecto. El resulta debe ser igual o mayor que la cifra invertida, por lógica, para poder obtener ganancias. En este estudio no se incluye en tiempo de obtención de las ganancias, sino la cantidad total.

Tasas de retorno interno

Este estudia la rentabilidad anual del proyecto y los resultados en cuanto a las cifras obtenidas. Se tienen de referencia el valor de inversión inicial y los resultados de activos con el paso del tiempo. Por lo general se hace un estudio anual para conocer si ha resultado rentable.

Decisiones que engloba las finanzas corporativas

Las decisiones para buscar la mayor rentabilidad de la empresa se clasifican en dos:

  • Decisiones a corto plazo: las decisiones financieras giran en torno a la cantidad de pasivos y activos existentes. Los activos se basan en los movimientos como los sueldos del personal y el pasivo sobre cómo obtener mayor sustentabilidad. Los analistas buscaran reducir radicalmente las deudas de la empresa, y estudiar las acciones.
  • Decisiones a largo plazo: este se enfoca las posibles inversiones con capital propio de la empresa. Los encargados decidirán si se realiza en base a fondo en efectivo, deudas pendientes o con la inversión porcentual de cada uno de los inversionistas de la empresa.

Estas son las decisiones más específicas:

  • Nivel de endeudamiento y apalancamiento: esto en base a la posibilidad de sacar beneficio a partir de las deudas pendientes de la empresa, también la decisión de saldar los compromisos pendientes.
  • Necesidad de nuevas inversiones: toma la decisión de invertir en futuros proyectos que pueden potenciar la sustentabilidad de la empresa.
  • Caja: toma las decisiones referentes al destino del dinero en efectivo que se tiene como fondo. Por lo general este es para solventar ciertas deudas o para inversión.
  • Modelo a seguir: toman las decisiones del camino que seguirá la empresa, siempre y cuando sea beneficioso para todos.
  • Retribución: se toma la decisión de retribuir el dinero que han invertido todos los inversionistas.

Clasificación de las finanzas corporativas

La clasificación de las finanzas corporativas varía según la toma de decisiones:

  • Decisiones directivas: las herramientas y los tipos de análisis utilizados son los que clasifican a este tipo de finanza corporativa. Aquí dependerá la cantidad de personal, el tamaño de la empresa, el salario mensual y el proceso de crecimiento de la misma.
  • Decisiones de inversión: esta trabaja mediante el estudio general de la empresa con referencia a la inversión de los fondos que se tiene. Actúa cuando se tienen los datos finales del estudio, porque ya se conoce en lo que se debe invertir, ya sea aumento de personal, maquinarias nuevas para el proceso de producción, etc.
  • Decisiones de dividiendo: este tipo de finanza busca encontrar un equilibrio entre los accionistas de la empresa. Trata de lograr estabilidad económica y limita los recursos de la empresa, con el fin de tratar de tener un fondo de inversión o capital más grande.
  • Decisiones de financiamiento: esta trata del análisis de obtención de fondos para invertir en un nuevo proyecto. Aquí se debe realizar un estudio previo de lo que tenga la empresa, su capital neto, los activos y los pasivos fijos, con el fin de establecer una cifra real, lo cual será dirigido al proyecto de inversión. En el caso de que la empresa está atravesando por un mal momento financiero, esta con el estudio de financiamiento, buscara alternativas para buscar los fondos necesarios destinados al proyecto.

Las finanzas corporativas tienen un amplio uso dentro de las empresas, ya que estas permiten organizar y estudiar los posibles planes de inversión, así como también los mercados del futuro, que pueden hacer que el negocio actual cobre más estabilidad, además usa conscientemente el dinero que se tiene como fondo de inversión o capital.

Este ámbito es de importancia cuando la empresa está atravesando por un mal momento económico y desea hacer un bien uso de sus activos, ayuda en el crecimiento y la estabilidad tanto financiera como de los trabajadores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.