Gestión Comercial (Qué Es, Objetivos E Importancia)

La gestión comercial es un aspecto muy importante para todo emprendimiento, o inclusive para aquellos amantes del marketing. Comprende todas las técnicas ideales para alcanzar el número de ventas objetivos, gracias a una buena promoción del producto o servicio.

Es uno de los ámbitos más importantes, ya que si un negocio que no venda no es viable. Lo que hace imprescindible el buen manejo del área comercial. Si te interesa saber más sobre el tema, te invitamos a continuar la lectura el artículo, donde abarcaremos mucho más sobre esta disciplina y sus aspectos relevantes.

¿Qué es gestión comercial?

La gestión comercial son todos aquellos recursos y técnicas diseñadas para dar a conocer una propuesta comercial, un producto o un servicio. Podría considerarse como el canal de comunicación que tiene una empresa con los consumidores.

Su aplicación conlleva una serie de actividades, como un estudio exhaustivo del mercado, la planificación de objetivos concretos, los medios de distribución, entre otros aspectos. Es un proceso que define los pasos a seguir para alcanzar la meta de ventas, buscando sobretodo la satisfacción del cliente.

Elementos Principales de la Gestión Comercial

Para alcanzar el objetivo, es necesario tener en cuenta 3 elementos importantes donde está presente la gestión comercial, teniendo en cuenta que sus pilares son la satisfacción del cliente y el mercado en general.

  • El área de mercadeo, que es donde nace la actividad comercial. Centra su atención en analizar perfiles, monitorear el proceso de venta, y dar a conocer el interés del usuario en un producto.
  • El área comercial por su parte, es donde aplica la comunicación, conociendo más a fondo los perfiles y analizando la manera más asertiva para cerrar las ventas y ofrecer la mejor atención.
  • La postventa no es menos importante, en este punto es que se logra que un negocio sea sustentable, consiguiendo que los clientes estén satisfechos y se fidelicen con el negocio. Un error común es pensar que la gestión comercial termina al concretar la venta.

Estas 3 áreas funcionan de manera individual, pero se complementan en todo momento. El trabajo en equipo entre estás facilitará el cumplimiento de las metas.

Objetivos de la Gestión Comercial

Hay que tener en cuenta los objetivos de la gestión comercial, para así poder entender mucho mejor su importancia.

  • Mejorar las relaciones comerciales con los clientes: identificando las necesidades y entendiendo los puntos clave para el crecimiento de la empresa. Conociendo el perfil, es posible brindar un trato personalizado a cada socio, identificando oportunidades de expansión.
  • Comprobar y medir los resultados obtenidos: hay muchas herramientas para realizar este objetivo, que permiten el monitoreo en tiempo real de los procesos de venta. Su finalidad es identificar las estrategias a utilizar para mejorar el proceso de venta.
  • La organización del equipo de ventas: busca lograr un acercamiento eficiente con los clientes, trabajando de forma organizada y enfocados en un mismo proceso. Este objetivo evita los conflictos de comunicación.

Ventajas de realizar una buena Gestión Comercial

Si se da una correcta importancia a la gestión comercial, y se emplea de manera correcta, es posible obtener múltiples beneficios, como:

  • Aumenta las ventas y por ende las ganancias.
  • Los procesos comerciales de la empresa son mucho más efectivos.
  • Atrae prospectos calificados.
  • Garantiza la satisfacción de los clientes, consiguiendo la fidelidad de estos.
  • Mejora la comunicación con los clientes, lo que hace que la empresa sea más eficiente.
  • Los procesos financieros se ven beneficiados al alcanzar una mayor productividad.

Importancia de la Gestión Comercial

Dentro de esta disciplina, se encuentran todas las actividades que emplea un equipo comercial para facilitar el cumplimiento de las metas y objetivos. Si no se realiza una buena gestión comercial, la relación entre el vendedor y el cliente se verá afectada, disminuyendo la efectividad de la propuesta comercial.

El director del departamento comercial debe coordinar a todo el equipo de ventas, brindando el material adecuado y las estrategias para conseguir estos resultados esperados.

Una buena gestión comercial solo podrá realizarse teniendo un buen conocimiento del mercado al cual pertenece el producto o servicio, y el contexto en el que este se desenvuelve.

Conclusión

Retomando las ideas clave, podemos decir que la gestión comercial es la puerta que comunica a una empresa con el exterior, y es aquí donde radica su importancia.

Centra su atención en dos puntos clave que ya mencionamos anteriormente, el mercado y la satisfacción de los proveedores y clientes. Sin embargo, la gestión comercial va más allá de eso e integra otras tareas importantes, como el estudio profundo del mercado, la planificación de objetivos, el manejo de los canales de distribución y la venta del producto.

Si quieres leer sobre otros temas relacionados, visita nuestra página web. ¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.