Los 2 aspectos más importantes que necesita tu idea de negocio

Hoy en día no basta con emprender. Es necesario que la idea con la que pretendemos salir al mercado cuente con cierta solidez para que pueda mantenerse en el futuro. En México se crean anualmente (legalmente y con registro) más de 10 mil nuevos emprendimientos, de los cuales sobrevive un 25% luego de su segundo año, lo que lo hace el tercer mejor país de la región latinoamericana para empezar un negocio.

Si tú quieres comenzar un negocio, pero todavía no tienes una idea clara acerca de lo que quieres hacer, échale un vistazo a este listado de ideas para negocios rentables en Gananci. Seguramente alguna de ellas te servirá como inspiración. El asunto en América latina según un informe del Banco Mundial es que se crean demasiadas empresas, pero hay muy poca innovación en la gran mayoría de los rubros, por esta razón, las mismas no logran mantenerse por más de 2 años.

El informe reza lo siguiente “la realidad empresarial de América Latina se ve entorpecida por la baja innovación”, estudio que además es secundado por la opinión de Camino Quintero, el gerente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, quien en una entrevista para la revista Forbes expresó que “en América Latina existen muchos emprendimientos, pero no necesariamente proyectos sofisticados”.

Para resumir, la mayoría de los emprendimientos en América Latina -según diversos estudios- carecen de dos importantes elementos que podrían ser la clave por lo cual no logran despegar o mantenerse en el mercado más allá de sus primeros dos años: la innovación/sofisticación y también la relevancia del mismo.

Para emprender no basta con tener el dinero o todas las ganas del mundo. Es necesario que la idea con la cual nos vamos a arriesgar sea digna del tiempo y el esfuerzo. Para comenzar hay recordar que el mito de que todas las ideas son buenas no es cierto. Lo que sí es bueno es tener una buena cantidad de ideas de dónde elegir la mejor.

Si ya tienes en mente alguna idea para comenzar a darle forma a tu emprendimiento, es necesario que pases esta idea por algunos filtros previos para que esta tenga mayores probabilidades de éxito.

Toma en cuenta que no basta solo con que la idea sea innovadora, también debe ser relevante, cuando se combinan estos dos puntos tienes una idea ganadora. Si solo tiene uno de esos dos aspectos, no te preocupes, es momento de poner a trabajar tu mente para saber cómo puedes inyectarle ese otro elemento de la mejor manera.

A continuación, encontrarás algunas señales que te indicarán que tu idea cuenta con la innovación y relevancia necesarias para llevarlas a cabo:

-Satisface una necesidad: esta necesidad puede ser real o creada. Lo importante es que tu emprendimiento tenga esa capacidad de resolución. Puedes tener una idea súper innovadora de crear un robot que te ponga los calcetines en la mañana, pero ¿De verdad crees que hay necesidad de eso en el mercado?

Esta pregunta no la puedes responder sin informarte primero. La respuesta la dará el mercado. Puede que tú pienses que sí existe la necesidad y al hacer un estudio de mercado este te diga lo contrario. O viceversa, quizá estás pensando en desechar una idea innovadora porque en tu opinión no es relevante y resulta que un estudio de mercado te dice que sí lo es.

-Sobrepasa lo que ya existe: la innovación puede venir en el modelo de negocio, en el servicio, en el producto, o en todos los anteriores. Un negocio innovador no busca “meterse en la competencia” sino sobrepasarla o destacar por sus elementos diferenciadores.

La innovación no busca copiar a las empresas o negocios que ya tengan éxito -aunque puede que tomen algunos elementos para inspirarse- su finalidad es mejorar incluso los procesos más tradicionales para traerlos a la actualidad, muchas veces agregándoles un toque de tecnología o simplificándolos.

-No lo comprende todo el mundo: a la mayoría de los negocios innovadores no los entiende todo el mundo cuando su fundador trata de explicarlo o presentarlo ante posibles inversores o público en general. La razón es muy simple: esto requiere abrir la mente y ver más allá de las cosas que conocemos. Por eso la palabra innovación, porque introduce algo nuevo y desconocido hasta el momento.

Esto no significa que debas inventar algo totalmente nuevo, diferente, fuera de serie y nunca antes visto. Quizá con mejorar o aportar soluciones no disponibles a pequeños problemas, ya tengas algo en tus manos.

Para comenzar, toma un tema o campo que te apasione y piensa cómo podrías hacer algo para mejorarlo. Reúne varias ideas y luego quédate con la mejor y más factible de todas.

Si abandonaste tu trabajo para ser emprendedor y con las claves anteriores notaste que tu idea puede que no sea la más ideal, aprende cómo ganar dinero en Gananci para que puedas tener ingresos mientras vas reuniendo lo necesario para comenzar tu negocio propio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.