Método Comparativo (definición, usos, características)

En el estudio de las ciencias naturales y sociales se usan muy ampliamente diversos métodos de investigación, uno de estos es el método comparativo, usado especialmente en el estudio, análisis y realización de experimentos, donde la comparación puede recaer sobre diversas variables, con el fin de establecer relaciones en términos matemáticos.

Definición de método comparativo

El método comparativo se define como un procedimiento de investigación sistemático, basado en la diferenciación de fenómenos, con la intensión de establecer semejanzas y diferencias entre ellos.

Como resultado pretende conseguir datos que lleven a la definición de un problema, al entendimiento de este e incluso búsqueda de posibles mejoras.

La comparación es un método bastante eficaz para poner en práctica el conocimiento tácito y las actitudes tácitas. Esto es posible demostrando en paralelo dos objetos o situaciones con leves diferencias y explicando las diferencias entre ellas.

Uso del método comparativo

Este método abarca un extendido uso, empezó usándose en las ciencias naturales y se ha extendido en ciencias sociales. Es común notar el uso del mismo en eventos de:

El diseño de investigación comparativa en general es simple, estudia ejemplares de un mismo grupo que difieren en determinados aspectos. Siendo estas diferencias el centro de la examinación, con la idea de revelar el porqué de las diferencias para encontrar la estructura subyacente que genera la variación.

Características del método comparativo

  • Es un método versátil, puede utilizarse como complemento de otros métodos.
  • Puede formar la estructura completa de un proyecto de investigación.
  • Al proceder el análisis, permite agregar aspectos nuevos e incluso retirar los aspectos vanos.
  • No amerita registrar los aspectos que similares de los casos, ya que el estudio es una comparación de los ismos.
  • En un estudio comparativo, se observan dos o más casos, objetos o eventos, en base del objeto de estudio, se deciden los aspectos, características o tributos interesantes a observar y registrar para cada caso.
  • Se da por observación.
  • El objetivo de una investigación comparativa, es revelar la estructura sistemática y la invariante para el grupo de donde provienen los casos estudiados. En otras palabras, el objetivo fundamental de dicho método es la generalización empírica y verificación de hipótesis, a fin de comprender eventos desconocidos a partir de otros conocidos.
  • Permite y es muy efectivo en el estudio de muestras pequeñas.
  • Algunos especialistas le consideran un tipo de estudio muy limitado, debido a que trabaja con factores de tiempo y espacio reducidos, implicado por el tamaño de la muestra.

Tipos de métodos comparativos

En el método comparativo existen los siguientes estilos:

·         La comparación descriptiva:

Se utiliza para describir y explicar las invariantes de los eventos u objetos. No busca generar cambios en los mismos, en general al contrario trata de evitarlo.

En un estudio descriptivo se dan muchas situaciones donde la comparación resulta ser el método más adecuado. Por ejemplo, se podría, realizar estudios de productos similares que han sido diseñados por varios diseñadores, o fabricados por diversas empresas.

·         La comparación normativa

Es un estilo de investigación necesario cuando además de detectar y explicar eventos, también se mejora el estado actual del evento, o se ayuda a mejorar productos, o desarrollar productos en el futuro.

La principal diferencia entre estos dos estilos de la comparación (el descriptivo y normativo) es que en el estudio normativo los criterios son evaluativos, por ejemplo, de la satisfacción, la utilidad, el rendimiento, etc., y la finalidad del estudio radica en precisar el mejor en este respecto, considerando todas las alternativas posibles que se estudian.

Por otro lado, además, el fin último además de encontrar el mejor objeto existente, también es mejorar a futuro los objetos similares, es decir se espera que el estudio comparativo arroje argumentos útiles para plantear mejoras en eventualidades o productos existentes.

Conclusión

Para finalizar es importante acotar que, en términos generales, la comparación hace referencia a una actividad lógica mental, presente en una gran variedad de situaciones de la vida diaria, la misma consiste en observar las similitudes y diferencias entre dos o más eventos, sucesos u objetos.

Cuando se concibe la comparación desde el punto de vista de método comparativo, su uso está más asociado a investigaciones científicas, y se considera más que observación simple, un procedimiento ordenado que examina semejanzas, diferencia y la relación entre ellas.

Este método puede diseñarse de forma activa, participativa, inductiva y de descubrimiento, situando actividades que operan a modo de herramientas que ponen en práctica las técnicas dinámicas de observación y evaluación.

El método comparativo es uno de los elementos más usados por los estudiosos en los métodos experimentales y estadísticos. En el campo de las ciencias políticas muchos pensadores han desarrollado sus teorías utilizando este método, asimismo, se presentan casos donde estos estudios comparativos han enriquecido el conocimiento de esta disciplina.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.