¿Qué es Polivalente en el Ámbito Laboral?

Polivalente es una palabra que se encuentra compuesta por el prefijo poli que se refiere a muchos y valente que indica valores, es por eso que es utilizada para describir a las personas y los objetos que pueden llegar a servir para innumerables cosas.

Eso significa que este criterio es de gran relevancia para diferentes contextos, por lo tanto, se usa para diferentes ámbitos que describen algo que puede llegar a ofrecer muchas prestaciones.

polivalente laboral

El perfil polivalente

Debido a la crisis que se está viviendo hoy en día, muchas empresas han tenido que ajustar el personal, por lo tanto, tienen que realizar la selección de personas profesionales que sean capaces de ejecutar múltiples actividades cuando sea necesaria y cumplir con diversas funciones para las que se les ha contratado, aunque no se encuentren dentro de sus asignaciones.

Esta necesidad no solo es para los trabajadores que tienen baja responsabilidad, sino también para los cargos directivos y los mandos intermedios a los que se les exige ser polivalentes, ya que pueden realizar los procesos y decidir adecuadamente.

Sin embargo, a pesar de que este modo ha ido creciendo en relación a la demanda de estos perfiles, la especialización sigue siendo un requisito fundamental para que los profesionales puedan tener ingreso en las empresas. Estos profesionales deben comprender las siguientes características:

  • Habilidad para la anticipación.
  • Capacidad para recuperarse rápidamente en situaciones con dificultad.
  • Ser una persona óptima.
  • Estar disponible ante cualquier cambio.
  • Ser tolerante en situaciones de incertidumbre.
  • Demostrar disposición para aprender y participar en los equipos de trabajo.
  • Ser autosuficientes.

Flexibilidad y polivalencia laboral

Cuando se habla de polivalencia laboral, se refiere a los trabajadores que tienen una gran capacidad técnica, que pueden ser capaces de realizar de forma temporal los servicios de un determinado cargo que sea diferente al que usualmente ejecutan.

Generalmente las personas se acostumbran a una especialidad laboral, a un procedimiento o actividad definida, que en ocasiones deben ajustarse a una flexibilidad para el desarrollo de otras funciones que puede afectar de forma positiva tanto en el empleado como en la empresa.

La formación es un factor que el empleado desempeña al momento de demostrar su polivalencia de trabajo. De ese modo si la empresa quiere que sus trabajadores sean polivalentes, tienen que continuar estimulando su formación y aumentar sus conocimientos.

La especialización y la división laboral podrían conllevar a la rutina y de ese modo desmotivar al trabajador. El cambio de funciones puede transcender en la mayoría de los casos y causar mucho más interés en los empleados, que en ocasiones tienen la posibilidad de nuevas oportunidades de ascenso y de ese modo crecer profesionalmente.

El único problema, en donde jamás debe caer un empleador, es en la ejecución laboral para organizar mejor los resultados y así poder optimizar sus recursos y cubrir los contenidos de las jornadas de trabajo, debido a eso, la ampliación de las funciones podría acompañarse con una buena compensación.

Ante la crisis actual de las empresas, estas requieren de trabajadores flexibles y polivalentes, que tengan la capacidad de hacer cambios en cualquier momento. Es por eso, que las compañías seleccionan personas que sean integrales, que no solo sean eficientes en su lugar de trabajo asignado, sino que cuenten con características que marquen la diferencia ante trabajadores que no estén actualizados.

La rapidez con que avanza la tecnología, las empresas necesitan trabajadores que tengan la habilidad de responder ágilmente, por lo tanto, cada día se le exige más a los que aspiran un cargo, para que puedan responder a diversas situaciones que sean de alta complejidad y no se estacionen a realizar un solo tipo de actividad.

Este criterio hoy en día es un valor añadido, que, si continúa realizando cambios en el funcionamiento de las empresas, se va a convertir en una obligación, lo que significa, que estos cambios deben incurrir en la formación de sus empleados para que logren adaptarse a los cambios constantes.

Clasificación del trabajador de la polivalencia funcional

Al momento de determinar la prestación de trabajo, el empleado y la empresa pueden llegar a un acuerdo, donde se le puede asignar al trabajador una función dentro del convenio colectivo.

En cambio, en la polivalencia funcional, se llega a un acuerdo con el contenido de la prestación laboral del contenido de trabajo, sin embargo, al momento de calificar al empleado, se presenta la dificultad de saber a cuál de los profesionales de los que se habían seleccionados se puede clasificar y retribuir.

Dentro de los supuestos de polivalencia funcional, se pueden clasificar dos criterios del trabajador:

Cuantitativo

Cuando se le adscribe al trabajador, que aglutine las funciones que debe desempeñar durante un largo período de tiempo.

Cualitativo o jerárquico

Se trata del empleado mejor calificado y con mayor nivel profesional, el cual debe ser bien retribuido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.