¿Cuándo son efectivas las Relaciones Laborales?

Las relaciones laborales son aquellas que se pueden poner en práctica dentro del trabajo y el capital durante el proceso productivo. En esa relación el individuo que realiza el trabajo, se le llama trabajador, por lo tanto, el que aporta el capital es el empleador, empresario o patrono.

El empleado siempre va a ser una persona física, mientras que el empleador puede ser una persona física o una persona jurídica. Hoy en día en las sociedades modernas, las relaciones laborales se manejan por medio de contratos de trabajo donde las dos partes son libres de manera formal.

En cualquier tipo de trabajo la buena comunicación es un requisito imprescindible para que el cumplimiento del trabajo sea fiel y eficiente, para esto se recomienda una efectiva comunicación y de esa forma quede claro en ambas partes cuáles son sus deberes y obligaciones garantizando el éxito del trabajo ejecutado.

Cuándo son efectivas las Relaciones Laborales

¿Cuándo es efectiva una Relación Laboral?

Este tipo de relación se considera efectiva cuando un empleado presta un servicio remunerado para una empresa o una persona física de manera voluntaria. Los resultados y los productos generados por la labor ejecutada, son remunerados por el empleador, es decir, que se paga por las actividades o trabajo realizado y no por los productos y servicios.

Estas actividades y trabajos se llevan a cabo siguiendo las instrucciones y órdenes del empleador, de manera controlada y regida bajo la Ley Orgánica de la Dirección del Trabajo, que también regula la posición de los convenios y sindicatos supervisados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Es importante tener conocimiento de las normas regulares, que sirvan para que el trabajador sepa cómo defenderse ante cualquier abuso, conocer hasta donde llegan los derechos y hasta qué punto se tiene una obligación con la empresa y con los compañeros de trabajo.

Las líneas de relación entre empleado y empleador, o empleado y empleado, podrían ser columnas efectivas en una determinada relación de un equipo profesional.

Características de las Relaciones Laborales

Entre las características más importantes de las relaciones laborales, se refiere al equilibrio, ya que siempre dentro de estas relaciones existe alguien que tiene el poder para comenzarlas o terminarlas según le convenga, esta persona es quien contrata al trabajador o es quien le facilita los medios de producción para que pueda laborar.

Muchas veces, este tipo de relación se puede tornar conflictiva y problemática cuando el empleador usa su poder para favorecerse a sí mismo de forma exagerada y de esa forma realizar abusos o maltratos laborales. Algunas características resaltantes que se pueden mencionar, son:

  • La presencia de una diversidad de modos de contratos laborales.
  • La presencia de jornadas flexibles que puedan adaptarse a las necesidades de la empresa.
  • La comprensión de los períodos de ocupación y paro durante el desarrollo laboral de todos los trabajadores.

Tipos de Relaciones Laborales

Estas relaciones se pueden clasificar dependiendo del tiempo de duración como lo es:

El tiempo indeterminado

Este tiempo se presenta, en caso de que el contrato de trabajo no tenga una fecha plasmada de cuándo será la culminación de la relación de trabajo, esto no garantiza que no pueda finalizarse en cualquier momento.

El tiempo determinado

En este contrato la fecha de culminación, si se encuentra asignada en el contrato laboral.

Relaciones laborales según su desarrollo

De igual forma estas relaciones también se pueden clasificar según su desarrollo, estas pueden ser:

Según el carácter del empleador

Se trata del tipo de jefe inmediato superior que se tenga, esto dependerá si viene de parte de una gran compañía multinacional, una pequeña empresa o hasta un negocio familiar, en cada una de estas situaciones la relación laboral podría diferenciarse dependiendo de las posibilidades que se encuentren presentes en el momento.

Según el lugar donde se realiza el trabajo

Es cuando la ejecución del trabajo se realiza en un lugar diferente al de la sede principal de la empresa, como por ejemplo los trabajos que se pueden realizar desde el hogar, gracias al avance de las nuevas tecnologías.

Según la extensión de la jornada laboral

Es fundamental que, al comienzo de una relación laboral, se establezca un horario diario que el empleado debe cumplir para evitar futuros conflictos y desacuerdos que paralicen el buen desarrollo laboral.

Objetivos de las Relaciones Laborales

El objetivo esencial es lograr que exista una relación efectiva para la productividad en la empresa, jefes y trabajadores manteniendo siempre un equilibrio en relación a la responsabilidad con el trabajo. Este tipo de relaciones contienen los siguientes objetivos:

  • Realizar un estudio de todos los conceptos que se relacionan con la comprensión de las relaciones laborales.
  • Tener clara la diferencia que existe entre trabajador, empleado y empleador.
  • Conocer los vínculos que están presentes entre las relaciones de trabajo y el procedimiento de los recursos.
  • Comprender que este tipo de relación, es un fundamento de calidad.
  • Tener conocimiento y comprender los diversos elementos que comprenden estas relaciones.
  • Saber diferenciar cuando se trata de una persona física y una persona jurídica.
  • Estar al tanto de la clasificación de los tipos de relaciones laborales.

Elementos fundamentales de las Relaciones Laborales

Para que exista una buena relación de trabajo, es imprescindible que coincidan los siguientes elementos:

Presentación personal del servicio

Esto implica la ejecución de una determinada labor por parte de una persona natural a otra que también pueda ser natural o jurídica, lo que significa que el empleado lo puede realizar por cuenta propia, a esto se le llama presentación personal de servicio.

En esta regla puede presentarse una excepción en el trabajo a domicilio, ya que el trabajo se lleva a cabo fuera de la empresa y sin la supervisión directa del empleador, sin embargo, es necesario que se cumplan las normas del contrato de trabajo.

Dependencia continua o subordinación

Es el elemento que representa el contrato de trabajo. Se trata del poder que tiene el empleador para exigirle al trabajador el cumplimiento de las normas en todo momento, según lo acordado en relación al tiempo y a la cantidad de trabajo, donde se impondrán algunos reglamentos.

Es importante que esta normativa se mantenga durante todo el tiempo que dure el contrato, sin que llegue a afectar los derechos principales de los empleados que se encuentran adscritos dentro de la Constitución política y en los convenios internacionales relacionados con los derechos humanos.

Salario o remuneración

Se trata del tercer elemento, el cual es totalmente fundamental para que se pueda determinar la existencia del contrato de trabajo, que consiste en la remuneración por el servicio prestado. Dentro de la ley, no existe ningún contrato de trabajo que sea gratuito para el trabajador, por lo tanto, el salario, es el pago o la remuneración por la labor que desarrolla el trabajador.

¿Cuándo son efectivas las Relaciones Laborales?
4 (80%) 2 vote[s]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.