Inicio Inteligencia de Negocios ¿Qué dice la teoría situacional?

¿Qué dice la teoría situacional?

La teoría situacional es un modelo descrito al principio como la teoría del ciclo de vida del liderazgo y fue creado por Ken Blanchard y Paul Hersey. Este modelo se originó a través de algunas investigaciones que se realizaron con la finalidad de confirmar los diferentes modelos de la estructura empresarial.

En ella se destaca que la eficiencia empresarial no se puede lograr, si se siguen modelos empresariales específicos, confirma que la estructura de las empresas complejas depende de su relación con el medio externo, los cuales tienen diferencias y necesitan de la práctica de eficientes relaciones para alcanzar beneficios y una mejor eficiencia.

teoría situacional

El desarrollo de la teoría situacional en gestión empresarial, se desarrolla por medio de la observación tanto interna como externa de la empresa, donde se destaca el entorno y las exigencias sobre los procesos fundamentales de la empresa.

Esta teoría sostiene que el liderazgo con mayor eficiencia comprende variaciones según la disposición y responsabilidad de los trabajadores. Sus creadores definen la disposición y responsabilidad como un propósito de superación, la manera de aceptar las habilidades, capacidades y experiencias para ejecutar sus actividades.

Características de la teoría situacional

Las características de la teoría situacional se clasifican de la siguiente manera:

  • Los factores externos se clasifican en influencias determinadas que están compuestas por ciertos aspectos que pueden llegar a afectar a la empresa y en condiciones generales que representan diversas variables económicas, políticas, tecnológicas y legales.
  • Cuenta con dos elementos fundamentales como la tecnología y el ambiente, los cuales constituyen las condiciones generales. Estos elementos al ser intercambiados con los factores internos de la empresa, permite que adopte algunas formas de estructura y comportamiento para que haya una óptima adaptación con el medio externo.
  • Enfoca su atención en el entorno externo de la organización y le da prioridad antes de investigar los factores internos de la estructura de la misma. Este enfoque busca la manera de equilibrar los diferentes contextos, donde la empresa trata de adquirir muchos más beneficios de su ambiente y así garantizar el mayor éxito.
  • Esta teoría situacional mantiene que la estructura de la empresa junto al sistema administrativo depende del ambiente, la actividad y la tecnología.
  • Los factores internos se encuentran constituidos por el ambiente y la tecnología, ya que permite que la empresa adquiera nuevas estructuras y comportamientos con respecto al medio exterior, el cual se compone de situaciones que pudieran afectar la empresa.
  • Hay una relación favorable entre las técnicas administrativas dependientes y las condiciones del ambiente independientes, que permiten lograr los objetivos adecuadamente de la empresa.

Objetivos de la teoría situacional

Entre los principales objetivos de la teoría situacional de la administración de empresa se encuentran los siguientes:

  • Buscar definir la eficiencia.
  • Incluir una visión situacional de la empresa, en cuanto a los empleados y al entorno participantes que demuestran que no hay una sola forma de administrar, organizar y actuar.
  • Confirmar los niveles de la empresa y la relación que tienen con la tecnología y el ambiente.
  • Ofrecer una visión tecnológica a las empresas y sus diferentes enfoques que la caracterizan.
  • Definir la complejidad del ser humano y el modelo situacional de liderazgo, motivación y expectativas.
  • Incorporar el enfoque situacional dentro del diseño de la empresa.

Tipos de liderazgo

Según este modelo, el líder debe tener en cuenta los diferentes liderazgos basados en los tipos de teoría situacional, donde resaltan el comportamiento de actividades vinculadas con la productividad y el comportamiento de las relaciones enfocadas con el interés de los empleados. Los cuatro tipos de liderazgo son:

Liderazgo directivo

Este liderazgo disminuye las posibles preocupaciones que surgen en el desarrollo de actividades y la falta de interés de las relaciones interpersonales por parte de los trabajadores. Este estilo indica direcciones específicas con respecto al cuándo y cómo se deben llevar a cabo las actividades.

Para esto, lo más indicado es que el líder ponga en práctica las conductas que pertenecen a la ejecución de las actividades y de ese modo indicar las direcciones más indicadas. En tal sentido, los trabajadores están en el deber de acatar las órdenes establecidas por la empresa. Un gerente que no que no sepa direccionar, tiende a confundir a sus trabajadores.

Liderazgo persuasivo

Busca apoyarse en el interés de los trabajadores y en las acciones de producción. Con esta determinación, se explican y realizan las decisiones, de igual forma les da oportunidad a sus empleados de discutir la forma de entender mejor las decisiones sobre sus actividades.

Liderazgo participativo

Se trata de la combinación del alto interés de los empleados y sus relaciones y del bajo interés en las actividades de producción. El líder tiene que compartir sus ideas con los trabajadores y darle la oportunidad de participar en las decisiones de manera activa.

De esta forma, los trabajadores se sentirán más capacitados y motivados a cumplir con sus responsabilidades y superarse dentro de la empresa. El líder no debe ser inflexible al dirigirse a los empleados para que haya una buena relación y mostrarle apoyo para aumentar su interés.

Liderazgo delegado

Es un liderazgo que muestra desinterés en la ejecución de las actividades y en las relaciones interpersonales. Tiene un bajo nivel de apoyo y de dirección, ya que el líder le delega a los trabajadores la responsabilidad en la toma de decisiones y ejecución de la misma, siendo sólo entonces el representante de las decisiones de la empresa.

En este tipo de liderazgo, los trabajadores no necesitan una dirección o supervisión de su labor, debido a que el líder trata de disminuir el nivel de apoyo en las decisiones. Por su parte, los empleados adquieren mucha más experiencia, auto gestión y confianza, lo que los hará más autónomos en el proceso de sus actividades.

La teoría situacional en la administración de empresas, se enfoca principalmente en las características de los trabajadores, estás determinan el comportamiento eficiente del líder. Por lo tanto, los empleados direccionados con un buen liderazgo, tienen mayor disposición, habilidades, disciplina y confianza para realizar de buena forma su trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here