Bienes De Capital (Definición, Características, Función y Clasificación)

Los bienes de capital, también llamados bienes de producción o de equipo, son todos los aparatos, inmuebles e instalaciones utilizados para producir, junto a otros factores de producción, otros bienes y servicios.

Los equipos o maquinarias son un bien duradero y, generalmente, se utilizan por un largo período de tiempo. Son bienes tangibles que requieren utilizar materiales para su procesamiento.

Bienes De Capital

¿Qué son los bienes de capital?

Los bienes forman parte del patrimonio de la empresa y con ellos se lleva a cabo el proceso de producción. Es decir, son todos los materiales que se necesitan para fabricar y ofrecer los productos o servicios los cuales se transforman en un bien de consumo que luego venderás al público.

Estos bienes, como cualquier cosa u objeto material sufren algún tipo de deterioro a través del tiempo y se hace necesario su reemplazo o reparación. El costo de dichos reemplazos o reparaciones representan un gasto esencial para el buen desarrollo del negocio, es decir, para la producción de bienes y servicios.

Generalmente, estos gastos retornan a la empresa porque son elementos cuyo fin es continuar el proceso de lucro, lo que contribuye a aumentar también su capital financiero. Un bien capital es sinónimo de activo fijo ya que se reconoce como un activo que genera más activos.

Diferencias entre los bienes de capital y bienes intermedios

En un proceso de producción intervienen varios factores. Ellos son: los bienes de equipo o de capital, los bienes intermedios (materia prima) y el trabajo, los cuales se consideran factores de producción primarios. Ambos tipos de bienes, los de equipo y los intermedios están presentes en todos los procesos de producción.

La duración de un bien o un equipo no depende de los ciclos de producción, por lo tanto, su tiempo de vida es más largo. Es decir, se pueden utilizar en varios procesos. En cambio, los bienes intermedios son transformados durante el mismo para convertirlos en bienes de consumo, generalmente para satisfacer algún tipo de necesidad. Por lo tanto, su duración es distinta y distinta.

Los bienes de capital están destinados a seguir el proceso productivo bien como auxiliares o directamente para incrementar el capital financiero de la empresa. Por el contrario, los bienes intermedios se transforman siempre en bienes de consumo.

Características de los bienes de capital

  • Debes utilizarlos conjuntamente con otros factores de producción.
  • Tener en cuenta su capacidad cuantitativa, es decir, los límites técnicos de los bienes o equipos.
  • Considerar también su capacidad cualitativa, es decir, la calidad y característica de los productos elaborados.
  • Una vez instalados servirán por un número de años y no solo para un ciclo productivo.
  • Debes tener presente que los equipos se deprecian por el tiempo de uso o por la aparición de nuevas tecnologías.

Función de los bienes de capital

Forman parte importante de un proceso de producción y pertenecen a lo que se conoce como “capital físico”. Éste, junto al capital humano son los que ponen en marcha el proceso de acumulación de riqueza.

Son esenciales en la acumulación de capital para la producción de bienes y servicios. Las empresas invierten en este proceso con el propósito de que los medios adecuados estén garantizados para el desarrollo de sus actividades

La producción de bienes es una señal inequívoca de desarrollo económico. Esta producción revela que existe la posibilidad de contar con una tecnología propia que permita producir bienes manufacturados con un mayor valor agregado que las materias primas.

La actividad de fabricar mercancías o productos con valor agregado, además de generar grandes volúmenes de empleo y de inversión, suele ir acompañado del desarrollo de un sector financiero fuerte para apoyar sus actividades además de otros servicios auxiliares.

Clasificación de los bienes y servicios

  • Bienes de capital. Son bienes que se utilizan para fabricar otros bienes y servicios. Es decir, son bienes ya producidos por el hombre que se emplean para la producción de otros bienes y servicios.
  • Bienes intermedios. Son aquellos que son transformados por empresas en productos comerciales. Es decir, es la materia prima que al ser transformada se consiguen otros bienes de consumo o de capital.
  • Bienes de consumo. Son bienes que han sido transformados para el consumo final y que están dirigidos a satisfacer directamente las necesidades de los consumidores. Es decir, se obtiene la satisfacción inmediata de una necesidad.

Importancia de los bienes de capital

Estos bienes suelen considerarse como un pilar del sistema productivo en la mayoría de los países desarrollados. Son producidos por el hombre y se utilizan en la fabricación de otros bienes y servicios.

En empresas que operan internacionalmente, los bienes de equipo o producción son todos los gastos que se tienen mientras están operando en ese mercado. Por ejemplo, el mantenimiento de oficinas como la renta de alquiler, la papelería, los uniformes de los empleados, entre otros.

Recuerda que para desarrollar una actividad económica y producir bienes y servicios que satisfagan nuestras necesidades, es imprescindible cumplir con algunos elementos básicos, como son, los recursos y factores de producción.

Eso implica la necesidad de conocer las cantidades reales de los bienes económicos que técnicamente se necesitan para la formación de un nuevo producto.

Conclusión

Los bienes de capital son bienes tangibles que provienen de la naturaleza y son producidos en una empresa y convertidos, por otras, en bienes de consumo o en servicios. Ambos tipos, el de capital y el de consumo, buscan al final satisfacer una necesidad humana.

Finalmente, recuerda que un bien de capital (instalaciones, maquinarias, herramientas, etc.) es un bien utilizado por una empresa o negocio para ayudar a otro negocio a producir bienes de consumo. Estos bienes de consumo (comida, artefactos, ropa, autos, entre otros) no tienen productividad futura una vez que son utilizados por los consumidores.

Los bienes de capital son importantes para aumentar la capacidad productiva de la economía a largo plazo. Mientras más bienes de capital tengas se reduce el consumo a corto plazo, pero, al mismo tiempo, esto puede guiar a lograr mejores o mayores estándares de vida de la economía.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.