CAPEX (Qué es, Tipos, Fórmula, e Importancia)

El Capital Expenditure, o mejor conocido como Capex, cuya traducción significa gasto de capital, es precisamente aquel gasto que realiza una empresa en bienes de equipo y que generará beneficios para la misma, se puede aplicar a través de la adquisición de nuevos activos fijos o a través del aumento en el valor de los activos fijos que ya existen.

Dicho de otro modo, el Capex funciona como la caja que utiliza la empresa para mantener sus bienes en las mejores condiciones de producción para lograr un funcionamiento estable, que también permita mantener el negocio particular de la empresa. Como un claro ejemplo de Capex, se tiene la compra de nuevos ordenadores, nuevos camiones de reparto o nuevas plantas.

Tipos de CAPEX

La inversión o el gasto que puede realizar la empresa en nuevos bienes se logra clasificar en dos tipos, en cuanto al fin de esa inversión:

  • Capex de mantenimiento: Este tipo de Capex se conoce como la inversión de reposición. En otras palabras, este tipo de inversión es la que se utiliza para reponer o cubrir el deterioro y el desgaste en los equipos. Es decir, se podría entender como la inversión necesaria por parte de la empresa para mantener el mismo nivel de producción o de ventas actual.
  • Capex de expansión: Este tipo de gasto por parte de la empresa es la que se utiliza para incrementar el nivel actual de producción o de ventas. Dicho de otro modo, es la inversión que se hace para adquirir nuevos activos fijos, mejorar el propio o ambos.

Esto quiere decir que, la inversión o gasto total en Capex por parte de una empresa será la suma de los dos tipos explicados anteriormente. En caso de aplicarse este tipo de estrategias, la expansión se verá reflejada cuando el nivel total de Capex sea mayor al gasto en pagos. Es decir, con esto no solo se está invirtiendo en la reposición de activos, sino también para aumentar su cantidad o para mejorarlos.

Encontrar el Capex en los estados financieros

Este tipo de inversión tiene un alto impacto en las finanzas de las empresas que aplican el Capex, por lo que es fácil detectarla directamente en el estado de flujos de efectivo, más específicamente se refleja en el flujo de efectivo de las actividades de inversión. Por otro lado, existe otra forma de calcular fácilmente la inversión, y es a través de la cuenta de resultados y el balance.

Fórmula para Calcular el Capex

Como se explicó anteriormente, existe una formula sumamente sencilla para calcular el Capex. Matemáticamente, su cálculo es el siguiente:

Capex = Inmovilizado Material Neto (año t) – Inmovilizado Material Neto (año t-1) + Amortizaciones (año t)

En otras palabras, para calcular el Capex se siguen los siguientes pasos:

  • Se utiliza el balance de la empresa en el año actual y se ubica el dato del Inmovilizado Neto.
  • Se le resta al Inmovilizado Neto Actual el Inmovilizado Neto del balance del año anterior.
  • Al resultado obtenido se le suma el gasto en amortizaciones de este año que se encuentra en la cuenta de resultados.

Importancia de CAPEX

El Capex es un indicador con gran importancia en las empresas, ya que, a través de este tipo de inversiones, se determina el ciclo de vida en el que se encuentra una organización para un momento determinado.

En términos contables, los gastos exactos para enfrentar todas las inversiones hechas se capitalizan si se logra aumentar el valor útil del activo, y es deber de la empresa repartir equitativamente ese gasto capitalizado en toda su vida útil. Si el caso es que el gasto se hizo únicamente para mantener al activo en las condiciones óptimas, el gasto no se puede capitalizar y se convertirá en un gasto deducible.

En los inicios de una empresa, es común notar que el Capex siempre será elevado, pues se necesita de la adquisición de una serie de bienes de equipo para comenzar a desarrollar la actividad comercial de la empresa.

En los casos en los que una empresa logra desarrollarse con más velocidad de la habitual, el Capex tendrá niveles superiores a las depreciaciones del activo fijo, esto denota que el valor de los bienes crece con rapidez. Por otro lado, si el Capex es igual o inferior a las depreciaciones del activo fijo, es una clara evidencia de que la empresa u organización se está descapitalizando y se presentará un notable declive.

Ventajas del Capex

En las principales ventajas que se pueden apreciar del Capex se consideran las siguientes:

  • Los bienes de equipo adquiridos se entienden como inversión.
  • Aumenta el flujo de caja de los activos.
  • Generaran un retorno a largo plazo.
  • Se obtiene una mayor previsibilidad.

Desventajas del Capex

En las principales desventajas que se pueden apreciar del Capex se consideran las siguientes:

  • Se notará la depreciación de los bienes adquiridos.
  • Se tendrá dificultad para aprobar gastos.
  • Se presentarán altos costos a corto plazo.

Los problemas del CAPEX

Si bien el Capex ofrece una serie de ventajas extraordinarias, también presenta distintas variables negativas, como las que se presentaran a continuación. Este método no tiene en cuenta los periodos de capitalización o descapitalización transitorios de una empresa. Por otro lado, se debe tomar en cuenta que existen diferentes industrias en las cuales algunas tendrán un acceso al capital más elevado que otras, como por ejemplo las petrolíferas o las de telecomunicaciones, por lo que tendrán un nivel de Capex más alto.

A diferencias de aquellas industrias, como lo son las empresas de servicio, que no son tan extensas de capital, y que presentarán un nivel más bajo de Capex, pero no quiere decir que no estén

Esto quiere decir que, si bien el Capex es indicador muy útil, debe utilizarse con precaución, se sugiere analizarlo en conjunto a otros indicadores, ya que puede hacer creer que la empresa se encuentra en un proceso de crecimiento cuando realmente se encuentra en otro momento del ciclo de vida de esta.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.