Credibilidad: Es Dificil de Obtener y Facil de Perder

Los supervisores eficaces tienen más que un título en sus puertas. También tienen confianza en las personas de su equipo.

Credibilidad en tu equipo de trabajo

La credibilidad personal es el activo más valorado en todas las relaciones, tanto personales como de negocios. La gente tiene o no tiene credibilidad ante los demás. Cuando tienen credibilidad, se hace el trabajo, los objetivos se cumplen, y suceden cosas extraordinarias. Cuando no sabes lo que pasa… el trabajo que no se hace o se hace mal, los objetivos no se cumplen o se cambian constantemente, y por desgracia, la gente apenas trabaja con un mínimo esfuerzo.

Sin embargo, la credibilidad no se gana durante la noche. Más bien, son las acciones del día a día que influyen en que su equipo no sólo va a seguir, sino también va a dar un paso más. Estas acciones del día a día van creando una cuenta de credibilidad que, como una cuenta bancaria, genera depósitos y retiros.

Cada supervisor comienza con una cierta cantidad de créditos en su cuenta. Esta cantidad varía en función de las calificaciones del líder, la reputación y el estilo personal. Todos los días, los depósitos (experiencias positivas) y retiros (decepciones) se equilibran en esta cuenta.

Cinco estrategias para manejar la credibilidad con su equipo.

1. Comprender a los demás.
Es muy importante darse el tiempo de conocer a tu equipo, involúcrate en los propósitos más profundos de cada integrante. Si no logras conocer exactamente las expectativas individuales, este intento te puede jugar en contra.

2. Asistir en pequeñas cosas.
Las pequeñas amabilidades y cortesías son importantes, van abonando a la cuenta de credibilidad. Las pequeñas descortesías pueden hacer grandes retiros. En las relaciones, las pequeñas cosas son las cosas grandes.

3. Aclarar las expectativas.
Si se trata de quién hace qué en el trabajo o quien alimenta a los peces y quien saca la basura, entonces provocamos que las expectativas sean poco claras o ambiguas y conducen a la incomprensión y a la pérdida de confianza.

4. No demuestres favoritismo.
La gente hace juicios sobre lo que ve en el trabajo. ¿Son ascensos justos? ¿Es la igualdad de trato para todos igual? Si la respuesta es negativa a los ojos de su equipo (independientemente de la verdad de la cuestión – es su punto de vista), entonces esta percepción de injusticia se interpondrá en el camino y desgastara las relaciones.

5. Haz lo que dices que vas a hacer.
Los supervisores creíbles deben recordar las promesas que hacen, tomar el curso de acción apropiado, y dejar que su equipo se entere de lo que se ha hecho. Si le dice a María que va a revisar algo por ella, lo hace. Y si no tenemos la intención de hacer algo, nunca digas que lo harás.
Gestión Consejo de éxito

Hacer una verificación de credibilidad. Para mantenerse en el camino, hágase preguntas como, «¿Qué podría poner en peligro mi credibilidad?» «¿Qué medidas puedo tomar para mejorar mi credibilidad?» «¿Qué puedo hacer cada día para asegurar que mi credibilidad se mantenga?» Cuanto más consciente seas, mejor equipado estarás para aumentar el saldo de tu cuenta de credibilidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.