¿Cuál es la diferencia entre pagarés no a la orden y a la orden?

El pagaré es documento o efecto comercial mediante el cual el emisor que puede ser una persona física o jurídica se compromete u obliga a realizar el pago del importe fijado en el pagaré a otra persona/empresa en el plazo convenido.

Los pagarés son de uso frecuente por la confianza que en ellos manifiestan muchas empresas, actualmente son una de las formas más seguras para pagar, realizar y agilizar operaciones comerciales además, mediante el descuento de pagarés, es posible obtener convenientes y estratégicos financiamientos para la marcha del negocio.

Hay varias formas de clasificar los pagarés, por ejemplo, al considerar la forma en la cual se emiten pueden ser de dos tipos: los pagarés a la orden y los pagarés no a la orden; en esta oportunidad vamos a conocer cuáles son las principales características que presenta cada uno así cada uno de los aspectos en los que se diferencian uno del otro.

  • Pagaré a la Orden

Este tipo de efecto comercial se caracteriza por ser:

  • Un documento comercial.
  • Una obligación pago para el emisor con respecto al legítimo beneficiario.
  • Un derecho del beneficiario sobre el importe en dinero que indique.
  • Indicador del plazo en el cual se ha comprometido el emisor a realizar el pago a la persona física o jurídica beneficiaria del pagaré.
  • Un pagaré que permite ceder su derecho a un tercero mediante su endoso.

 

  • Pagaré no a la Orden

Los pagarés no a la orden se caracterizan por ser:

  • Un documento comercial.
  • Una obligación pago para el emisor con respecto al legítimo beneficiario.
  • Un derecho del beneficiario sobre el importe en dinero que indique.
  • Indicador del plazo en el cual se ha comprometido el emisor a realizar el pago a la persona física o jurídica beneficiaria del pagaré.
  • Un pagaré que no permite ceder su derecho a un tercero mediante su endoso.
  • Un pagaré en el cual su emisor no permite la cesión del derecho a otro beneficiario, ya que sólo permite la cesión o trasmisión del derecho a través de una cesión de crédito por contrato, este caso se da cuando una empresa tiene un crédito a su favor y lo transfiere o cede a favor de otra institución.
  • Generalmente más complicado y más costoso que un simple endoso.

Diferencias entre Pagaré a la Orden y Pagaré no a la Orden

Entre ambos tipos de pagarés hay algunas semejanzas y algunas diferencias, entre los aspectos en los que difieren se pueden mencionar:

La principal diferencia es la posibilidad o no de ser endosado; mientras que el pagaré a la orden permite su endoso, en el pagaré no a la orden la única forma en la que el emisor transfiere su derecho a terceros es a través de la cesión de crédito, no permite se cesión mediante el endoso.

En el primer caso es mucho más sencillo y flexible, además es evidente el ahorro que conlleva en tiempo y dinero, especialmente al momento de utilizarlo para obtener algún tipo de financiación previa al plazo estipulado para su cobro. Por otra parte los pagarés del primer tipo no requieren de una notificación al emisor, sin embargo, para poder ceder el pagaré no a la orden se debe comunicar de forma expresa al firmante, este proceso también repercute en los costes.

Esto claramente es una dificultad al tratar de descontar estos documentos buscando financiación inmediata, su proceso engorroso y lento impide obtener los recursos financieros a corto plazo.

Con respecto a los pagarés a la orden que resulten impagos o devueltos, pueden cobrarse de forma amistosa o mediante la vía ejecutiva, derecho que pierde el receptor, sin embargo, las instituciones de financiación tienen métodos para verificar que el emisor reciba la correspondiente notificación de cesión.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.