Errores frecuentes con las facturas

Las facturas son un elemento indispensable en la empresa. Cada servicio de la empresa debe llevar su correspondiente factura, esta es la forma más sencilla de llevar al día la contabilidad y de no tener problemas con los Organismos Estatales de recaudación de Impuestos.

facturas

La factura es un documento administrativo y fiscal. Pero no es extraño que, en controles rutinarios por parte de las Administraciones Estatales, se detecten errores que no están hechos a mala fe, sino que son simples despistes, descuidos o desconocimientos por parte de las empresas, pero que, de todas formas pueden derivar en una multa o sanción.

Hay algunos errores que son bastante comunes en las facturas, y que se pueden evitar prestando un poco de atención en el momento de la elaboración de la factura:

  • Omitir datos de la empresa o cliente. Las facturas se suelen completar con los datos del autónomo o la empresa, y en la misma deben aparecer nombre, domicilio fiscal, número de teléfono y número de identificación como persona fiscal o como empresa, los datos que se deben indicar del cliente son exactamente los mismos. La omisión de alguno de los datos podría acarrear problemas.
  • Indicar un domicilio fiscal incorrecto o que ya no se utilizada, si la empresa cambia de domicilio fiscal, todas las facturas posteriores al cambio deben aparecer con el nuevo domicilio fiscal. Es un error común, pero puede derivar en una sanción importante.
  • Grabar con un tipo de IVA incorrecto. Es un error mucho más frecuente de lo que se piensa, se puede deber simplemente a un fallo humano o a un despiste, pero a nivel fiscal puede suponer un grave problema.
  • No indicar la fecha de la factura, además de un problema para la contabilidad de la empresa. La administración no admite facturas sin fecha.
  • No registrar las facturas en un libro de contabilidad. Las empresas pequeñas no cuentan con un libro de contabilidad, el libro de contabilidad es necesario y obligatorio para cualquier empresa grande o pequeña. En este libro, se deben registrar todas las entradas y salidas de dinero.

A la hora de facturar, una buena opción para no equivocarse es contar con el asesoramiento de una empresa gestora.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.