Inicio Planificacion Estrategica Estrategia de Integración hacia atrás

Estrategia de Integración hacia atrás

La estrategia de Integración hacia atrás es un movimiento empresarial consistente en aumentar el control sobre los proveedores, de hecho en muchos casos, supone la directa adquisición del dominio sobre los mismos, es una estrategia  actualmente muy utilizada y que tiene unas causas de utilización muy marcadas. Hablamos de casos en los cuales es imprescindible controlar más de cerca a los proveedores para garantizar la actividad de la empresa.

estrategia de integracion hacia atras

Algunos de los casos más clásicos por los cuales es necesario controlar a los proveedores son:

  • En aquellos casos en los que no existan demasiados proveedores y por contra si haya muchos competidores.
  • Cuando la empresa este creciendo a una velocidad más rápida de la prevista
  • Cuando los proveedores de los que disponga la empresa sean excesivamente caros y no cumplan las necesidades mínimas de distribución.
  • Cuando los precios tienen márgenes de utilizad altos.
  • En los casos en los que la organización quiera adquirir un recurso a una velocidad que el proveedor no le pueda brindar.

Estos son tan sólo algunos de los casos en los cuales se puede utilizar la estrategia de Integración hacia atrás. Cabe añadir a esta valoración, que controlar a los proveedores es una estrategia que incluso se realiza por compañías que no tienen una necesidad concreta de hacerlo, pero lo ven como una posibilidad interesante de abrir otra vía de negocio.

Hay ejemplos de grandes compañías que han optado por la Integración hacia atrás debido a las causas antes expuestas. Algunas de ellas, por ejemplo, son multinacionales en la producción de vehículos, sector en donde habitualmente se requiere tener un gran número de proveedores (se calcula que una compañía de este sector tiene en torno a 10.000 proveedores), la tónica en el sector automotriz es la reducción de proveedores hasta la mitad de esa cifra, consiguiendo una simplificación en la gestión así como otros beneficios en la explotación.

En el sector informático, también se está tendiendo a la Integración hacia atrás por similares motivos, la alta competitividad del sector, la constante aparición de nuevas empresas que simplifican la producción así como los altos estándares de calidad han generado que las grandes compañías opten por el control de sus distribuidores.

Por todo ello, la estrategia de Integración hacia atrás no sólo responde a unas causas tasadas, sino que está siendo una tónica en la gestión empresarial actual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here