Inicio Economia ¿Cómo funciona la estructura de capital?

¿Cómo funciona la estructura de capital?

La estructura de capital funciona a través de la combinación de diversos recursos que la empresa utiliza para llevar a cabo el financiamiento de sus inversiones, donde intervienen tres importantes fuentes financieras como los beneficios retenidos, emisión de acciones y endeudamiento.

Para determinar este tipo de estructura en la empresa, es necesario hacer un análisis de rentabilidad y riesgo de cada una de las opciones de financiamiento.

¿Cómo funciona la estructura de capital?

Para realiza un financiamiento de operaciones, la empresa requiere de recursos que se puede adquirir por medio del financiamiento propio de los aportes del capital de inversores o a través de deudas, que vienen siendo recursos de terceros que proviene de los préstamos, bonos o acciones preferentes.

Características de la estructura de capital

La estructura de capital comprende características importantes que se deben tener en cuenta, estas se clasifican en:

  • Actitudes conservadoras: Manifiesta actitudes agresivas o conservadoras por parte de los gestores y administradores de la empresa.
  • Fiscalidad: Cuenta con intereses deducibles y con una posición fiscal empresarial, que conlleva a la disminución de costos de deudas. En caso que aumente de la tasa fiscal, será una desventaja para la deuda.
  • Flexibilidad financiera: Permite la flexibilidad financiera o la manera de aumentar el capital de forma razonable.
  • Riesgo financiero: Puede presentarse el riesgo financiero de capital de la empresa, si esta debe depender del financiamiento a través de deuda, esto aumentará el rendimiento del capital, ya que este tipo de financiamiento genera riesgos para los inversionistas.

Posibles situaciones del funcionamiento de la estructura de capital

Dentro de las situaciones posibles, que funcionan en la estructura de capital de la empresa y que se basan en el fondo de la práctica estudiada dentro del módulo de análisis financiero, se pueden destacar las siguientes:

Estabilidad financiera

Por lo general este equilibrio se puede alcanzar, una vez que los recursos financieros permanentes como los capitales ajenos a largo plazo y los capitales propios, cubren por completo las inversiones, mediante la suma de los activos fijos y los niveles de los activos circulantes, considerados del mismo modo, como fijos o a largo plazo.

Se puede decir, que la empresa se encuentra en equilibrio o en normal estabilidad, debido a que mientras los pasivos a largo plazo le den financiamiento total a las inversiones permanentes, no deberían surgir dificultades que se relacionen con la capacidad que tiene la empresa para devolver los pasivos.

Equilibrio total

Es una situación clásica, donde el activo se encuentra totalmente financiado por los capitales propios. La empresa en este tipo de situación, carece de fuentes de financiamientos ajenos, por lo que todo el activo fijo y circulante es financiado por medio de los recursos propios.

Al inicio de esta situación, se determina aparentemente una mayor estabilidad y solvencia, pero a pesar de esto, no debería ser la intensión del objetivo de la empresa.

Desequilibrio financiero

Este desequilibrio se presenta cuando una parte de la inversión fija y el activo circulante se financian por medio de los pasivos circulantes o deudas a corto plazo. Si la empresa no tiene la capacidad de enfrentar sus deudas con recursos financieros a corto plazo, puede caer en un estado total de inestabilidad.

Este estado de inestabilidad se puede generar cuando las deudas que contrae la empresa, llegan a superar el valor total de su activo real o en caso de que los recursos propios se disminuyan a consecuencia de pérdidas, lo que permite pasar a los fondos propios en forma negativa.

Factores y riesgos que intervienen en la estructura de capital

Dentro de la estructura de capital en las empresas, se encuentran una serie de factores y riesgo como los que se muestran a continuación:

Beneficios tributarios

El hecho de que las empresas puedan hacer deducciones los pagos en sus deudas al realizar cálculos de estas con el ingreso gravable, puede lograr disminuir la cantidad de utilidades de la organización. Esto se debe, a la cancelación de impuestos y en consecuencia permite la disponibilidad de una cantidad más alta de utilidades para beneficiar a los inversionistas.

Posibilidad de caer en quiebra

La posibilidad de que una empresa declare que ha caído en quiebra, se debe a la falta de capacidad de poder cumplir con sus deberes al llegar a la fecha de su vencimiento. Todo dependerá de sus niveles de riesgos, bien sean financieros o empresariales.

Riesgo operativo o empresarial

El riesgo que tiene la empresa de poder costear sus diferentes operaciones, puede lograr alterar su estabilidad. Esto permite que el desarrollo de un determinado proyecto que quiera realizar la empresa, descontrole la capacidad que tiene la misma para cubrir los gastos del desarrollo operativo del proyecto.

En este caso, el nivel de riesgo de la empresa es un hecho, ya que mientras que el riesgo de la empresa sea más alto, mayor precaución debe tener al momento de realizar su estructura de capital.

El riesgo que corre la empresa al no poder cumplir con sus obligaciones financieras en cuanto a sus dividendos de acciones preferentes, intereses o cancelación de deudas por arrendamiento, alteraría el bienestar de la empresa. Esto indica, que los proyectos se financian de tal manera, que la empresa para poder cumplir con el costo financiero, debe alterar sus finanzas.

La sanción de la empresa por la falta de cumplimiento del pago de sus compromisos financieros, le conlleva a la quiebra. Mientras más alto es el financiamiento del costo fijo de las deudas que la empresa comprende dentro de su estructura de capital contable, más alto será su riesgo financiero.

Riesgo total de la empresa

Se trata del riesgo que surge de la combinación del riesgo financiero y del riesgo empresarial, donde se especifica la quiebra total de la empresa.

El funcionamiento de la estructura de capital de la empresa es muy importante, sin embargo para ponerla en práctica se necesita tener en cuenta los riesgos que se pueden presentar en las operaciones de la misma.

En caso de no tener conocimiento de las estrategias financieras requeridas, se podrían presentar serios riesgos a largo plazo, sobre todo en momentos de crisis de la empresa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here