¿Qué es el Fideicomiso?

El fideicomiso no es más que un contrato, en donde una o más personas deciden transmitir sus bienes, derechos presentes o futuros que sean de su propiedad, e incluso cantidades grandes de dinero a un tercero, quien se encargara de administrar o invertir dichos bienes en beneficio propio o de otros.

Cuando se inicia esta formalidad, ninguna de las partes que lo conforman es dueña del objeto de la gestión, por tanto, esta tendría un fin lícito determinado, el cual se encomienda para la realización de dicha finalidad en cualquier empresa.

Es un instrumento que ha sido usado por décadas, y que aún hoy en día sigue siendo muy importante, especialmente para desarrollar distintos emprendimientos, sobretodo de inmobiliarios con los fondos de un tercero. Por lo general las empresas o instituciones que prestan este servicio se encargan de aportar los fondos para comprar terrenos y hacer frente a los gastos de las obras requeridas.fideicomiso

Partes que integran un fideicomiso

Se ve compuesto por diversas partes o participantes, cada uno cumple una función específica y necesaria para que pueda funcionar de manera óptima.

Fiduciario

Es aquel que recibe la propiedad o bienes que se encuentran determinados en beneficio de quien sea designado para ello en el contrato. En el caso de un fiduciario financiero, es la entidad o sociedad que se encuentra autorizada para realizar dichos tramites.

Fiduciante

Es la persona física o jurídica que se encarga de transmitir las propiedades, tanto de bienes como derechos que se encuentran determinados al fiduciario.

Fideicomisario

Se trata de quien adquiere realmente la propiedad de forma plena una vez finalizado el fideicomiso.

Inversores o Beneficiarios

Son los favorecidos del contrato en el fideicomiso, en los titulares de los valores representativos de la deuda (VRD), o por otro lado de los certificados de participación (CP) dentro del patrimonio del fiduciario.

¿Cómo se clasifican los fideicomisos?

Existen 3 tipos de fideicomisos, que cumplen con funciones distintas y se usan en diferentes ocasiones.

De garantía

Se trata del contrato por medio del cual el fiduciante puede transferir la propiedad de uno o más bienes, dando como resultado garantizar con esto o con su producido, el cumplimiento total de sus obligaciones. Esto puede realizarse a cargo propio o de un tercero, y el en caso de que exista algún incumplimiento se deberá pagar lo garantizado en un principio.

Financiero

Este caso se da cuando el fiduciario es una entidad autorizada especialmente para estos trámites, y actúa como heredero o beneficiario según sea requerido por los valores característicos de la deuda o certificados de participación.

Estos a su vez se dividen en dos ramas:

  • Fideicomisos financieros públicos: son aquellos donde los títulos emitidos en la deuda se colocan en una oferta pública.
  • Fideicomisos financieros privados: se trata de aquellos donde las inversiones requeridas para que se cumpla de forma adecuada el fin del arreglo es obtenido privadamente.

De administración

Es el contrato necesario para que el fiduciante pueda entregar el patrimonio al mandatario para que pueda comenzar con la administración, gestión y seguimiento del proyecto en cuestión.

¿Cuándo es la terminación de un fideicomiso?

Se puede considerar que ya ha finalizado la realización de los objetivos estipulados en el acuerdo justo al vencimiento del plazo indicado en el mismo o cuando se hayan cumplido todas las condiciones concretadas.

Considerando que el fideicomiso ha concluido con éxito en el tiempo previsto y que ha servido a los propósitos que todas las partes deseaban deben entrar en liquidación, esto se puede dar de dos formas:

  • Liquidación del fideicomiso: consiste en realizar las transacciones necesarias para cubrir los desembolsos previamente pensados de un modo que todos tengan ventaja sobre la situación
  • Entrega de los bienes: luego de transcurrido cierto tiempo o cumplido la condición conformadas en el contrato, el titular del dominio deberá hacer entrega del lugar a quien le corresponda

Ventajas del fideicomiso

Más allá de la relevancia que ha estado ganando en el mercado, es importante tener algunos datos en cuenta, para saber si realmente es la mejor opción para llevar a cabo un proyecto o sacar adelante una empresa pequeña.

Una de las principales ventajas de este método es que, a pesar de que se puedan producir perdidas en la actividad o el negocio que se va a emprender, estas serán soportadas por los activos que se vean afectados y no con el total del patrimonio de dichas partes.

Otro punto a su favor es que resulta un instrumento muy flexible y versátil a pesar de ser bastante compleja. Permite la realización de un número elevado de negocios, brindando mayor seguridad que otras alternativas.

También se debe tener en cuenta que, en caso de que el administrador destinado a encargarse de las labores físicas no obra como se espera o le corresponde, se puede reemplazar a través de una pequeña asamblea entre los beneficiarios, buscando otro que, si cumpla con lo requerido, sin pasar por gastos legales.

Ingeniero Civil Industrial con experiencia en empresas multinacionales. Me gusta la redacción de artículos de liderazgo, administración de empresas y estrategia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here