Intermediarios Financieros (Qué son, Tipos y Funciones)

Los intermediarios financieros son instituciones especializadas que sirven de puente en operaciones financieras. Como su nombre lo indica, su función principal es ser intermediarios entre dos partes del mercado, las que desean ahorrar sus fondos e invertirlos, y los que desean solicitar un préstamo.

Suelen captar fondos a corto plazo (a través de depósitos, cuentas corrientes, entre otros), y cederlos a largo plazo (mediante obligaciones, adquisición de acciones, prestamos, etc.).

Es probable que muchas personas acudan a conocidos para solicitar un préstamo, pero esta labor se ve facilitada gracias a los intermediarios financieros, ya que brindan buenas garantías a los prestatarios y los ahorradores. Por supuesto, los intermediarios se ven beneficiados por la operación, gracias al margen de diferencia entre el tipo de interés que ofrecen los ahorradores, y el que solicitan los prestatarios.

También es importante tener en cuenta que las funciones de los intermediarios financieros se han ido volviendo cada vez más complejas. Te invitamos a echar un vistazo y conocer más a fondo todo lo que tienen para ofrecerte.

¿Cuáles son los tipos de intermediarios financieros?

Para entender las funciones de los intermediarios financieros, es importante conocer los dos tipos que podemos encontrar, que son los bancarios y no bancarios.

Intermediarios bancarios

Lo componen instituciones privadas (los bancos) y las cajas de ahorro. Aunque hoy en día han ampliado sus funciones, estos servicios tradicionales básicamente ofrecen servicios de captación de fondos o depósitos, y la aprobación de préstamos.

Intermediarios no bancarios

Los intermediarios no bancarios son más variados, se aprecian compañías de seguros, bancos mutualistas de ahorro, banca de inversión, sociedades de crédito, entre otras. Algunas emiten activos diferentes al dinero, prestando servicios más allá de lo bancario.

Estas funciones en ocasionas también las realiza la banca, directamente o a través de terceros pertenecientes a su grupo. Por ejemplo, un banco posee una aseguradora, sus fondos de pensiones y sus propios fondos de inversión.

¿Qué funciones cumplen los intermediarios financieros?

Como era de esperarse, la función más importante que cumple un intermediario financiero es la mediación. No es más que una acción comercial importante, en la que funciona como medio de comunicación entre ambas partes interesadas.

Sin el intermediario financiero, los ahorradores que buscan activar su mercado e invertir su dinero, no podrían entrar en contacto y hacer negocios con prestatarios, o al menos no con las garantías necesarias, que no representen ningún riesgo.

Los intermediarios canalizan y dirigen la operación, favoreciendo la inversión hacia productos financieros, que los inversores pueden utilizar para sacar provecho a su dinero.

Veamos con más detalle todas sus funciones:

  • Ofrecen servicios personalizados a cada cliente, brindando una alternativa de inversión que sea adecuada y óptima para cada perfil. Esto teniendo en cuenta que cada inversor es diferente.
  • Los intermediarios financieros cumplen la función de canalizar y dirigir las operaciones de ahorro, hacia la inversión.
  • Prestan servicios de seguimiento a cada cliente, con una atención personalizada, segura y confiable.
  • Reducen en lo posible el riesgo de inversión de cada cliente.
  • Captan recursos a corto plazo y los ceden a largo plazo, moviendo fondos de ahorradores que necesitan invertir su dinero, y prestatarios que necesitan fondos de financiación.

¿Qué requisitos se necesitan para ser intermediario financiero?

Para ser un intermediario financiero es necesario solicitar la autorización del banco de España y de la CNMV. Se deben cumplir con todos los requisitos y criterios estipulados al momento de inscribirse.

Algunas de las instituciones que pueden ser intermediarios financieros son:

  • Los asesores profesionales.
  • Las empresas privadas.
  • Las entidades de crédito, como bancos o cajas de ahorro.
  • La bolsa de valores.
  • Las compañías de seguros.
  • Instituciones o sociedades de inversión colectiva.

Para finalizar, vale destacar que el coste del servicio suele ser elevado, ya que es una ganancia que se distribuye entre la entidad emisora y el intermediario financiero.

El coste puede variar según el servicio en cuestión, por ejemplo, una compañía de seguros requiere de ajustar los precios para que estos sean más competitivos, debido a que existe una alta oferta en el mercado. En estos casos, el margen de ganancia suele ser elevado, lo que permite la realización de ofertar para hacer más atractivo el producto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.