¿Qué es un producto terminado? (definición, objetivo y cómo llevar un inventario)

Un producto se refiere a algo que se genera a través del proceso de producción. Dentro del marco de la economía de mercado, los productos son todos aquellos objetos que las personas compran y venden con la finalidad de cubrir sus necesidades.

Cuando se trata de un producto terminado, es cuando ya está completo y finalizado. En este sentido, se puede diferenciar cuando el producto está en desarrollo, terminado o si tendrá algunas modificaciones por alguna finalidad.

Este término determina un objeto que se destina al consumidor final. Al tratarse de un producto, este no necesita de preparaciones o modificaciones para que se pueda comercializar.

Objetivo de los productos terminados

Su objetivo es realizar todas las actividades que son inseparables a la supervisión de los trabajadores y el control de productos que entran y salen del almacén, con el fin de garantizar los niveles correctos de los inventarios de productos.

Claves del manejo del producto terminado

Cuando los productos ya han pasado por el proceso de transformación de materias primas, son considerados productos terminados, los cuales necesitan de un manejo adecuado para el procedimiento de distribución y consumo. Para que esto se lleve a cabo, se deben tener en cuenta las siguientes claves de manejo:

Analizar la eficiencia de los pasos que se involucren en el manejo del producto terminado

Los almacenes y los centros de distribución, son los lugares apropiados para guardar estos productos, se deben conservar en las mejores condiciones para luego ser distribuidos a los clientes.

Para que esto se cumpla, es necesario tener en cuenta los procesos que se involucren en las etapas siguientes automatizándolos lo más posible:

  • Recepción y distribución de los productos terminados.
  • Inspección, ubicación, manipulación y despacho a los clientes de los productos.
  • Mantenimiento del almacén.
  • Control de inventarios.

Incorporar maquinaria y tecnología apropiada que facilite el manejo del producto terminado

El manejo de estos productos dentro del almacén es mucho más costoso que en las plantas de fabricación, ya que necesitan grandes extensiones de espacio, mano de obra, costosos equipos y computadoras con software específicos para llevar el control.

Es necesario precisar la automatización de procesos, desde la recepción de la materia prima, hasta el almacenamiento y embarque del producto que ya esté terminado. Es importante incorporar la productividad en los diferentes sistemas de almacenamiento y retiro, al igual que la maquinaria y equipamiento adecuado para esto.

De igual manera, se recomienda la disposición de un sistema que facilite su inspección, muestreo y control por medio de la innovación tecnológica como:

  • Códigos de barras de lectura, ópticos y magnéticos.
  • Radiofrecuencia que faciliten controlar el stock y la racionalización de actividades para disminuir la documentación y los costos de explotación.
  • Terminales portátiles y ordenadores.

Elegir alternativas eficaces de embalaje de producto terminado

Un embalaje eficiente mejora el almacenamiento, uso y manipulación del producto, además de permitir un mejor uso de equipo de transporte, protección al producto y ofrece valor de reutilización al cliente. Algunos consejos para realizar un embalaje perfecto son:

  • Acondicionar y cerrar los embalajes correctamente para evitar que se dañe o pierda el contenido.
  • Se debe evitar formar combinaciones peligrosas que puedan dañar los materiales del contenido.
  • Los embalajes y cierres tienen que ser resistentes y sólidos.
  • Deben ser reutilizables y ligeros, pero que tengan la capacidad de soportar la carga necesaria.

Cómo llevar un control eficiente del inventario del producto terminado

Para que se tenga un eficiente control de la materia prima, los productos en proceso y los que ya están terminados, es necesario que se organice y administre adecuadamente el almacén. En ese caso, se deben tener en cuenta algunos tips como los que se muestran a continuación para que se realice correctamente:

  • Se hace un inventario detallado de toda la mercancía que se tenga en el almacén, especificando el tipo y la cantidad.
  • Se debe escoger un área de trabajo para clasificar la mercancía previamente, al ingresarse en los espacios específicos para cada producto.
  • Se deben agrupar las mercancías según el peso y la rotación.
  • Es importante identificar cada artículo de forma visible por medio de etiquetas codificadas que señalen información sobre cada producto.
  • Cuando se organiza un inventario mediante sistemas de gestión de almacenamiento, permite que se consulte fácilmente la información al momento que sea necesario.

Actualmente los avances tecnológicos han permitido la aparición de nuevos mercados como resultado de la creación de diferentes tipos de productos que no se aceptaron en ninguna categoría del pasado.

Los programas informáticos, los videojuegos y la música, son ejemplos de productos que llegaron a necesitar su propio espacio dentro de la industria. Sus diferencias se reflejan en su producción, aunque comiencen en la elaboración continuando con la distribución.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.