¿Qué es el liderazgo democrático o participativo?

La actitud que se tome como líder puede propiciar todo tipo de reacciones, es por ello que el liderazgo democrático o participativo, ha encontrado una gran cabida y aceptación para llevar y manejar equipos de trabajo en todos los niveles y aspectos, sobre todo en el ámbito laboral ya que éste da importancia a cada miembro del equipo, fomentando la participación de los empleados, dejando que decidan sobre sus funciones y tengan competencias para tomar decisiones, mientras que en otros modelos de liderazgo se limitan a recibir órdenes.

¿Qué es el liderazgo democrático?

Tal y como su mismo nombre lo indica, es el liderazgo participativo, que tiene en cuenta la opinión de las personas que conforman un equipo de trabajo y persiguen un mismo objetivo. De esta manera, la responsabilidad de cumplir con las metas y objetivos no recae en una sola persona, ya que la opinión que se toma en cuenta es aquella que dicta la mayoría y por lo que se procura mantener abiertos los canales de comunicación.

El líder democrático adopta una labor de  guía para sus subordinados, sin dejar de ser un factor importante y sin verse sometido solamente a la voluntad del grupo.

Es considerado un método de los más efectivos cuando se trata de lograr una meta en común donde se favorece la interacción y el desarrollo de habilidades de varios individuos que trabajan unidos.

Psicológicamente es el más idóneo para el desarrollo personal de los individuos que conforman el equipo, permite su crecimiento y promueve la superación.

Características del liderazgo democrático

Aparte de su principal característica que es la participación, el liderazgo democrático tiene características bien marcadas respecto a otros tipos de liderazgo, entre ellas se encuentran:

  • Ofrece varias soluciones y se elige entre esas la mejor por todo el grupo o equipo de trabajo.
  • Existe comunicación constante en el grupo de trabajo, se da cabida a la consulta.
  • El líder bajo este modelo, busca soluciones compartidas
  • Los empleados son orientados, guiados en el desempeño de sus labores, no simplemente reciben órdenes.
  • Quien está a cargo agradece las sugerencias y opiniones. Además frece ayuda a quien lo necesita.
  • Se acata la opinión tomada por la mayoría del grupo. Tal como sucede en cualquier democracia.
  • Se motiva en incentivar al subordinado, haciéndolo sentir bien y nunca por debajo de nadie.
  • No se delegan funciones, existe la disposición de todos a colaborar y ayudar en todo el proceso si es necesario. Sin embargo el jefe del equipo está en capacidad de delegar funciones y tareas si lo cree pertinente.
  • El líder no solo toma en cuenta las sugerencias e ideas de quienes le siguen, sino que los alienta a participar y a emitir su opinión.
  • No recae ningún exceso de trabajo, estrés, responsabilidad en una sola persona, llámese líder, al contrario todos se involucran.
  • Nunca se deja a algún trabajador fuera de las actividades, no se discrimina en base a diferencias de ningún tipo.
  • El líder reconoce que varias personas piensan mejor que una.
  • Existe igualdad de condiciones para cada miembro.
  • Son escuchadas las opiniones de cada individuo, aún así exista un desacuerdo entre los integrantes o el líder.
  • Los objetivos a alcanzar además de ir en función de los interese de la compañía, deben beneficiar a todos por igual.
  • Se potencia la discusión del grupo y el líder siempre se ofrece para aconsejar y orientar a cualquier miembro del grupo que no se sienta cómodo con la dinámica.
  • Existe y se fomenta el respeto, reconoce que cada persona piensa diferente y en esta variedad puede haber un compendio de buenas ideas para aprovechar.
  • El líder que lleva este modelo de liderazgo nunca se cree o siente superior a los que se encuentran por debajo en cuanto a cargo en la empresa.
  • Este tipo de liderazgo permite al jefe estar ausente sin que las actividades se retrasen o entorpezcan por ello. El equipo de trabajo puede seguir adelante en las labores hasta el retorno del líder.

Ventajas del liderazgo democrático o participativo

  • Promueve la participación e iniciativa de los miembros del equipo de trabajo, siempre es más fácil trabajar con personas dispuestas a cooperar, que aporten ideas y soluciones activas, a trabajar con aquellas personas calladas, que no hacen nada si no se les pide y sometidas a lo que otros dices.
  • Brinda oportunidades de desarrollo para todo el equipo. El trabajo conjunto permite compartir y captar conocimientos de los diferentes miembros, esto genera la formación de profesionales versátiles capaces de conseguir mejores resultados para un mismo proyecto.
  • Se crea un vínculo entre los participantes y el líder. Donde predominan valores como la confianza, el respeto y hasta surgen lazos de amistad y fraternidad.
  • No se genera competencia, todas las opiniones son importantes y tomadas en cuenta por igual, la decisión de toma en conjunto. Con esto se minimiza la posibilidad de conflictos laborales.
  • Los trabajadores se sienten a gusto y se identifican con el grupo, con el líder y con la empresa, son capaces de dar la cara por ella.

Desventajas del liderazgo democrático o participativo

  • La toma de decisiones lleva mayor tiempo, respecto a liderazgos donde recae en una sola persona.
  • A veces surgen desacuerdos entre dos o más partes del grupo. Donde la mayoría se impone y siempre habrá una minoría a la que no le guste la situación.
  • Si no se establecen determinadas reglas de control, puede surgir la anarquía en el grupo y desviarse la atención de los objetivos establecidos. A veces la confianza absoluta, es mal interpretada y trae como consecuencia el abuso el libertinaje, haciendo difícil establecer un orden determinado.
  • El líder debe tener habilidades para mantener la motivación y la colaboración de quienes le siguen, así como una plena confianza en sí mismo para soportar críticas. De lo contrario, se cae en el desequilibrio del grupo y fluyen actitudes negativas.
  • Este tipo de liderazgo sigue un camino lento a la hora de alcanzar metas, es probable que no rinda los frutos esperados a corto plazo, es mayormente recomendado en procesos continuos que persiguen objetivos a mediano y largo plazo.
Términos de búsqueda principales:
  • liderazgo democratico
  • liderazo democratico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here