¿Qué es la Rescisión de Contrato Laboral?

La recisión del contrato laboral es la culminación de la relación de trabajo solicitada por algunas de las partes que intervienen en el vínculo de trabajo, en caso de que se incumplan las responsabilidades. El no cumplir con las obligaciones, puede darse por medio de diversas acciones que se consideran graves, ya que no todo incumplimiento requiere de la disolución del contrato de trabajo.

La terminación de la relación laboral, puede ser manifestada por el jefe de la empresa si se trata de una causa justificada, por lo tanto, si solicita la rescisión, está en el deber de comprobar cuáles son las causas de despido ante un juicio laboral y en caso contrario tiene la obligación, de cumplirle al trabajador con los acuerdos iniciales del contrato o indemnizarlo con 3 meses de sueldo.

La rescisión tiene efectos inmediatos, ya que cuando el jefe despide a un empleado, se expone a las responsabilidades si la rescisión es injustificada y en consecuencia el trabajador tome acción realizando una denuncia y a su vez demuestre que no existe alguna causa para ser despedido injustamente.

Rescisión de Contrato Laboral

Causas de la rescisión del contrato laboral

Entre las causas más importantes, que le dan fin a un contrato laboral se encuentran:

Extinción durante el período de prueba

En la actualidad la mayoría de los contratos, inician con un período de prueba donde se puede rescindir la relación laboral sin el beneficio de la indemnización. En ese caso, el trabajador debe informarse bien cuando vaya a entrar en un empleo nuevo, cuál será el tiempo de prueba para que sepa cuando ya haya pasado el tiempo acordado, en caso de que la empresa decida no proseguir con el contrato.

Mutuo acuerdo

Otra causa que finaliza la relación laboral, es por medio del acuerdo mutuo de ambas partes. Puede pasar que el empleado quiera cambiar de empleo por presentársele una mejor oferta de trabajo en otra compañía, eso significa que, si ambas partes llegan a un acuerdo, podrán rescindir el contrato sin ningún inconveniente.

En tal sentido, se realiza un pacto en relación al finiquito y no se realice el pago de la indemnización, lo que podría favorecer a ambas partes, evitando de esa forma la litigación al culminar la relación laboral.

Contratos temporales o de obra y servicio

Otro motivo que puede acabar con el contrato, es si se da el caso de que este se realice por un tiempo determinado. En este tipo de contrato no existe la indemnización por la culminación del mismo. Puede pasar que se pacte una prórroga o también pasarlo de temporal a indefinido.

Dimisión del trabajador

En este caso, se debe formalizar un preaviso. Cuando el empleado toma la iniciativa de irse de la empresa por cuenta propia, debe hacer un preaviso que anticipadamente se encuentra acordado y firmado en el contrato. De no hacerlo, perderá el derecho al pago de la indemnización por culminar la relación laboral.

Modificaciones en las condiciones laborales y extinción por movimiento geográfico

Aquí se abarcan 2 causas donde el empleado está en todo su derecho para rescindir de su contrato con su debida indemnización, de manera que, si surgen cambios radicales en las condiciones laborales o si la empresa se muda a otro municipio, entonces el empleado puede rescindir con indemnización incluida.

¿Cómo se debe actuar ante la rescisión del contrato laboral?

Ante la rescisión de contrato se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

Revisar el finiquito

Es imprescindible revisar si están incluidas de manera adecuada, todos los conceptos correspondientes a la culminación del contrato laboral en la empresa.

Conforme o no conforma

Es necesario si el empleado no está de acuerdo con el pago salarial que abona la empresa, firmar no conforme, tampoco si no estás de acuerdo con la causa del despido, por lo tanto, la persona que ingresa en un empleo debe fijarse muy bien los estatutos antes de firmar el contrato.

Terminar de la forma más cordial posible

Ante la terminación de una relación laboral, es muy importante tratar de terminar de la mejor manera que se pueda con la empresa, no se sabe si en un futuro se tenga la oportunidad de trabajar en ella de nuevo o se presente de alguna manera un vínculo comercial.

Rescisión del contrato laboral por faltas

La rescisión del contrato, se puede llegar a dar por faltas de asistencia justificada. Para que la empresa realice esta acción, debe tener en cuenta el seguimiento de las faltas de asistencia, aunque sean justificadas y que las ausencias que se encuentren dentro de la plantilla empresarial llegue a una cantidad de porcentaje determinado.

Referente a la cantidad de faltas de asistencia a pesar de que estén justificadas, el total debe llegar al 20% dentro de los días hábiles laborables contabilizados en 2 meses. El equivalente a las faltas será de 25% de días hábiles en 4 meses, aunque sean separados durante un año.

Para que la empresa pueda rescindir el contrato del trabajador con faltas justificadas, necesita que estas sean discontinuas, es decir, que no sean interrumpidas y sean totalmente continuas y sigan un patrón repetitivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.