¿Cómo salir de la zona de confort y sacar a sus empleados de allí inmediatamente?

Una Zona de Confort es un lugar donde muchas personas pasan toda su vida tratando de establecerse y habitar. Diseñan sus zonas de confort alrededor de los componentes materiales, la decoración, los alimentos y las personas, y una vez que se completa una Zona de Confort, casi nadie quiere abandonarla. Para las pequeñas y medianas empresas las zonas de confort pueden ser mortales.

¿Siente a menudo que está ejecutando sus tareas de forma remota, sin pensar en ellas ni cuestionar con precisión qué es lo que está haciendo? ¿Tiene miedo de dar un paso fuera de su rutina, incluso si esto podría llevar a desarrollos emocionantes en su carrera? Estas son características de las personas que están atrapadas en su zona de confort, un estado en el que los profesionales prefieren preservarse, manteniendo las ansiedades en un nivel tolerable y su rendimiento en un nivel estable, aunque no óptimo.

En consecuencia, es común ver profesionales obsesionados con la idea de evitar el gasto de demasiada energía. Pero los empleados entusiastas y trabajadores igualmente poseen una ventaja y que la habilidad principal que cualquier profesional necesita es la voluntad de trabajar más duro que cualquier otra persona. Es este tipo de predisposición que mantiene a las personas constantemente fuera de su zona de confort.

Recuerda que la zona de confort de cada persona es diferente. Piense en la metáfora: mientras que algunos ven la reflexión como una forma de salir de su zona de confort, para otros significa brincar en bungee. El objetivo de uno no debería ser convertirse en un adicto a la adrenalina, sino aprender de qué es capaz cada persona al escapar de este sentimiento de seguridad y complacencia. Luego vuelves a un estado de confort solo para relajarte. Y a medida que comienza a disfrutar nuevamente de una sensación de tranquilidad, puede recordar los momentos inspiradores, creativos, productivos e incómodos que experimentó al salir de su zona de confort.

Zona de Confort

Pasos para salir de la Zona de Confort

Empieza con lo más fácil

Siempre hay una manera de hacer que las tareas que tememos hacer sean más fáciles de realizar. Si odias hablar en público o en eventos, pero te sientes un poco más cómodo en grupos pequeños, busca oportunidades para hablar con grupos más pequeños. En lugar de saltar directamente a un gran evento o una reunión con altos ejecutivos, comience hablando en reuniones más pequeñas para tener una idea de cuáles son sus temores. Otro consejo es buscar a un amigo o colega que esté dispuesto a ofrecer consejos y aliento antes de que se encuentre en una situación difícil.

No tengas miedo de cometer errores

Una de las mejores maneras de aprender es cometiendo errores. No siempre entendemos que los errores son una parte inevitable del proceso de aprendizaje, y de hecho es esencial. Al final, aunque nos sintamos impotentes en situaciones fuera de nuestra zona de confort, tenemos más poder del que creemos.

Dar el paso deseado

Finalmente, si desea salir de su zona de confort, debe actuar de manera pareja, especialmente si es incómodo para usted. Busca estos pequeños mecanismos para obligarte a dar el paso. Al final, descubrirás que no es tan malo.

Consejos para sacar a tus empleados de su zona de confort

Cuando sea preciso, puede ayudar a otros a escapar de su zona de confort, respetando sus diferencias. Después de seguir los tres pasos anteriores hasta su zambullida, consulte estos consejos donde puede desafiar gradualmente a los empleados o colegas para que salgan de sus zonas de confort:

Diversidad en la contratación

Una forma de mantener a los empleados comprometidos e inquietos es establecer equipos diversos. En lugar de que las personas hablen con otras personas que tienen los mismos perfiles y mentalidades, es vital que las personas se enfrenten a ideas, antecedentes y referencias alternativas.

Gestiona tu tiempo

Las personas a menudo usan el tiempo como una excusa para sabotear su crecimiento profesional y permanecer en su zona de confort. El papel del líder es ser entusiasta acerca de las innovaciones y esforzarse por ser lo suficientemente productivo para cuidar de todo, desde las rutinas del día a día hasta lo inesperado. Con este fin, todos necesitan administrar su tiempo para hacer que la vida, profesional o no, sea más productiva.

Búsqueda de nuevos conocimientos

Mantenerse informado únicamente dentro de los límites de su área de especialidad no lo sacará de su zona de confort. Pero eso tampoco significa que no debas tratar de perfeccionar tus habilidades profesionales. Todos debemos hacer pequeños sacrificios diarios para conseguir una segunda zona de confort. Básicamente, en lugar de tratar de convencerse de lo que ya cree, busque otros puntos de vista. En este punto, es principal alentar a los empleados a aprender sobre una variedad de temas, y puede alentarlos invirtiendo en cursos o reservando una hora del día para que todos puedan estudiar un tema.

¿Cómo salir de la zona de confort y sacar a sus empleados de allí inmediatamente?
4.3 (85.71%) 7 vote[s]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.