Administración de riesgos (definición, pasos y objetivos)

En el pasado al hablar de manejo de los riesgos, se entendía que debía asumirse básicamente con la compra de seguros que cubrieran las posibles pérdidas, universalmente esto está cambiando, en la actualidad la administración de riegos se lleva de forma más extensa y coherente y se le vincula con el proceso de planeación estratégica que establece la gerencia de la empresa.

Esta es una tarea clave en la dirección de una empresa, hace referencia a aquellas gestiones que pretenden proteger y crear valor dentro de la empresa a fin de alcanzar los objetivos y mejorar la competitividad.

La gestión de riesgos se lleva a cabo como una parte integral del proceso administrativo, un subproceso que analiza todas las ostentaciones al riesgo que enfrenta cualquier compañía y desarrolla estrategias para enfrentar los mismos.

¿Qué es la administración de riesgos?

Es el conjunto de técnicas y procedimientos usados para el análisis, identificación, evaluación y control de los aquellos efectos adversos consecuencia de los riesgos o eventualidades a los que se expone una empresa, de esta manera lograr reducirlos, evitarlos, retenerlos o transferirlos.

Este proceso iterativo consta de pasos que deben ejecutarse continuamente para suscitar una mejora continua en la toma de decisiones.

La administración de riesgos puede aplicarse a cualquier etapa de un trabajo, actividad, proyecto, producto etc., el mismo además de evitar y minimizar las perdidas, identifica oportunidades y la manera de aprovecharlas.

Antes de avanzar en el tema es necesario conocer a que se refiere el término riesgo desde el punto de vista empresarial.

¿Qué se entiende por riesgo?

Son todos aquellos elementos que en algún momento pueden generar inseguridad e incertidumbre en el interior de una empresa. Sin embargo, no siempre supone una amenaza, también puede suponer alguna oportunidad, la cual la empresa debe estar en capacidad de identificar y aprovechar. Habitualmente se hace referencia a riesgos económicos o financieros, pero este también puede abarcar inversiones, financiamientos, operaciones de arbitraje, contratación, políticas empresariales, entre otros.

Definición de administración de riesgo

Según esta definición de riesgo se puede definir la administración de riesgo de la siguiente manera:

Es el proceso de organización, planificación, dirección y control de los recursos tanto humanos como materiales de una empresa, para reducir al mínimo los riesgos e incertidumbres a fin de crear un valor que se alcanza al estar en equilibrio, la rentabilidad, los objetivos de crecimiento y los riesgos asociados con ambos de modo que proporcione una seguridad prudente de lograr sus objetivos.

Objetivos de la administración de riesgos

Los objetivos más importantes que busca alcanzar la administración de son los siguientes:

  • El objetivo principal es evitar los gastos o pérdidas significativas, producidos de la manifestación del riesgo en la empresa.
  • Constituir metodologías para el análisis y evaluación de posibles riesgos.
  • Identificar la información conveniente para la medición de los riesgos.
  • Medir basados en los métodos establecidos la exposición al riesgo.
  • Estipular los niveles de riesgo admisibles según la estructura financiera de la empresa.
  • Establecer posibles cambios en las variables que incurren en la exposición al riesgo.
  • Alinear la inclinación de riesgo en referencia a la estrategia adoptada.
  • Evaluar el riesgo al analizar las estrategias y la definición de objetivos relacionados con ellas.
  • Mejorar las decisiones en torno a las respuestas al riesgo.
  • Adquirir superiores contextos para identificar incidentes potenciales y establecer respuestas a los mismos. lo que reduce aquellas sorpresas y pérdidas asociadas al riesgo.
  • Optimizar la capacidad de respuesta a los impactos concernientes entre sí y además en las respuestas integradas a diversos riesgos.
  • Identificar y aprovechar todas las oportunidades.
  • Optimizar y mejorar la asignación del capital.

Pasos de la administración de riesgo

  • El primer paso es el reconocimiento de las diferentes amenazas que se segregan sobre la organización.
  • Luego de identificar las amenazas, el paso consecutivo consiste en cuantificarlas. Entendiendo que se trata de establecer la seriedad de dichas amenazas, en términos de severidad y asiduidad.
  • Después de realizada la cuantificación, se lleva a cabo la preparación de un plan estratégico para determinar el rumbo económico a seguir ante los riesgos. Entre las estrategias a considerar se encuentran:
  • Prevención: Destinada a reducir la contingencia de un evento indeseado. Por ejemplo, preparación de manuales de procedimiento, capacitación constante del personal.
  • Protección: Conjunto de acciones y equipos destinados a minimizar las consecuencias de la materialización de determinado riesgo. Por ejemplo, uso de salidas de emergencia, señalización, extintores, sistemas de detección y extinción de fuego, luces de emergencia, etc.
  • Control: Conjunto de acciones destinada a combatir el evento en su más simple manifestación. Por ejemplo, los comités de crisis, etc.
  • Atención: Conjunto de acciones orientadas a la recuperación de aquellos recursos que se vieron afectados en una contingencia. Por ejemplo, primeros auxilios, relevo de personal necesario, etc.
  • Transferencia: Consiste en ceder bien sea la responsabilidad o solo el efecto económico de la materialización de un suceso a terceros. Por ejemplo, contratación de seguros.
holaaa También podría gustarte
1 comentario
  1. rosim dice

    Gracias, define claramente los conceptos de riesgo, y de administración de riesgos en la empresa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.