Base Imponible (definicón y tipos)

Hablar de imponible significa hablar de valor impositivo, de tributo a pagar, de gravamen, de descuento antes del pago de una factura, es decir, se trata de un valor o monto sobre el cual se va a aplicar un impuesto o tributo. Por ende, la base imponible se identifica en una factura como el monto sobre la que se calculan o aplican los impuestos.

En las relaciones jurídico-tributarias la base imponible pone en evidencia la existencia de una capacidad económica en los sujetos o pagadores de impuestos, pero para que este impuesto pueda aplicarse, el hecho se debe valorar de alguna manera, que suele ser en unidades tributarias o monetarias.

Así en el impuesto al valor agregado, la base imponible es el monto neto facturado producto de una venta y en el impuesto sobre la renta es precisamente el monto que se obtiene producto de la renta anual del sujeto tributario. Igualmente sucede con el impuesto a los activos donde la base imponible es patrimonio o bien; posesión del sujeto a quien se le computa el impuesto.

¿Qué es la base imponible?

Según lo expresado anteriormente, la base imponible es el monto sobre el cual se calcula el valor de un determinado impuesto, bien de parte de una persona natural o de una persona jurídica.

Para calcular el importe del impuesto, se debe multiplicar esta base por un porcentaje, conocido como tipo de gravamen, y es impuesto por los órganos gubernamentales correspondientes.

Tanto a personas naturales como a personas jurídicas se les aplica impuestos como el IVA o el islr, en este último caso la base imponible representa el monto neto del contribuyente, luego de haberle restado ciertas deducciones legales. Sobre este monto es que se calcularan los impuestos a pagar.

Base Imponible

La base imponible en una plantilla de factura

Una factura con la descripción de una prestación de servicios o la venta de un bien o producto a un monto determinado, tiene su base imponible basada en la cantidad que suma la descripción de la factura.

En esta la base imposible señala la cantidad sobre la cual se tienen que calcular los impuestos. El resultado es conocido como gasto por impuesto, cuota tributaria, o impuesto a pagar, y para indicar cuál es el importe final de la factura, debe sumarse con la base imposible.

En todos los países se establecen normas para implementar en los sistemas de facturación, con la idea de que indiquen que la base imponible debe presentarse obligatoriamente en la plantilla de factura, ya que sobre esta base se calcula la cuota tributaria y el importe final de facturación de los productos o servicios.

En la actualidad existen muchos programas de facturación que ofrecen la posibilidad de hacer el cálculo automático del impuesto a pagar sobre la base imponible facilitando en gran medida la determinación del monto a pagar por concepto de gastos tributarios.

En casos laborales

En la facturación de honorarios profesionales o reporte de pago de un trabajador se habla del ISLR, en Europa se habla del IRPF (Impuesto sobre la renta persona física) el cual no grava sobre todo el ingreso que una persona obtiene, a la nómina del trabajador se descuenta un porcentaje destinado a la Seguridad Social y resto del monto es lo que se determina como base imponible, de la cual se descuenta o  grava el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.

Métodos para determinar la base imponible

La base imponible puede determinarse de la siguiente manera:

  • Estimación directa
  • Estimación objetiva
  • Estimación indirecta

Método de estimación directa

Se obtiene a través del calcular la base imponible por medio de datos fidedignos de los ingresos del pagador de impuestos.  Se puede constatar a través del registro contable y administrativo y sustentando documentos legales pertinentes.

Método de estimación objetiva

En este caso la base imponible se obtiene a través de registros de magnitudes, objetivos y módulos (modificadores especiales del asiento impositivo) que permiten obtener la base imponible de manera subjetiva.

Método de estimación indirecta

Para este cálculo el Sistema Tributario o la Administración tributaria se apropia de informes elaborados por peritos o auditores que previamente han obtenido la información necesaria para determinar la base imponible de manera razonada y objetiva.

Esta situación aplica cuando hay falta de información contable o cuando no se puede usar los métodos antes expuestos o bien cuando no hay declaración de bienes por parte del sujeto pagador de impuestos o en casos en que la administración no puede determinar de forma adecuada la base imponible.

En este sentido se realiza una estimación contable basada en datos importantes del pasado o elementos que certifican la existencia de bienes o ventas de la empresa que permitan acceder a información relacionada con contribuyentes cercanos o relacionados con la empresa.

Tipos de impuestos

Cada país tiene una estructura y política de impuestos diferente, algunos impuestos en la mayoría de países son:

Los impuestos directos:

Se aplican periódica e individualmente a personas físicas y jurídicas, sobre sus bienes y sus ingresos económicos. Por ejemplo: Impuesto sobre la renta, impuesto sobre bienes inmuebles, impuesto sobre el patrimonio, impuesto sobre sucesiones, impuesto al lujo, impuestos sobre posesión de vehículos, animales y otro.

El Impuesto sobre la Renta

El ISRL puede ser a personas físicas o naturales o ISRL de Sociedades, sobre personas jurídicas, se basan en fuentes o datos reales y la base imponible está constituida por todas las rentas que obtiene el sujeto de impuesto.

Los impuestos indirectos:

Estos impuestos aplican en los servicios que se usan, o lo que se consume, añadiéndole a su vez el precio de las mercancías. Como ejemplo, tenemos el IVA, que es el tributo básico de la imposición indirecta. Este es un impuesto que incide sobre el consumo.

El Impuesto sobre el Valor Añadido o Valor agregado.

El Impuesto sobre el valor agregado o añadido (el IVA) es un impuesto indirecto que grava sobre el consumo.

Quien siempre paga este impuesto es el consumidor final ya que, en algunas situaciones, a la base imponible hay que agregarle ciertos rubros que no se incluyen en la contraprestación del servicio tales como transporte, descuentos, seguros, etc.

Los impuestos progresivos:

Son calculados a partir de un porcentaje o tasa impositiva que aumenta proporcionalmente al aumento de la base impositiva.

Los impuestos regresivos:

Se calculan a partir de un porcentaje o tasa impositiva que decrece proporcionalmente al aumento de la base impositiva.

En síntesis, la base Imponible es el valor de capital y la dimensión que representa el hecho imponible, constituye el asiento utilizado en cada impuesto para evaluar la capacidad adquisitiva de una persona.

Compartir
Ingeniero Civil Industrial con experiencia en empresas multinacionales. Me gusta la redacción de artículos de liderazgo, administración de empresas y estrategia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here