¿Cómo obtener rentabilidad invirtiendo en commodities?

Unas de las perspectivas más interesantes para la inversión suelen ser las materias primas. Para este próximo año, dado que los productos financieros tradicionales han perdido peso y atractivo entre los inversores, son las commodities las más inmersas en un pulso por su inversión, uno de los principales objetivos para los negociantes, inversores y participantes del trading online.

En este sentido los productos derivados que acompañan a estas materias primas suelen ser futuros, warrants, opciones, derivados y otras, que a través del trading online puede acercarse cualquier inversor, por pequeño o grande que sea.

Las materias primas

Las commodities son consideradas activos con cierto riesgo debido a que son bastantes volátiles en cuanto a precio y demanda, estando a expuestas a altas dosis de estrés en cuanto a canalizar la inversión y siendo así mismo un activo arriesgado.

Sin embargo, las materias primas son también consideradas atenuantes o diversificadoras del riesgo, ya que, aunque puedan relacionarse en ciertos tipos o campos (bienes agrícolas, start ups, combustibles fósiles,) tienen la tendencia de ser independientes entre sí, lo que suaviza los posibles riesgos sistémicos de éstas, así como una mayor protección en aquellos casos de inversiones arriesgadas.

A pesar de lo anterior, cierto es que en los últimos años y debido al auge e importancia a los ojos de los inversores internacionales, la inversión en materia prima se ha incrementado exponencialmente reduciendo los riesgos que antaño podía tener, y teniendo una capacidad de predicción por posibles burbujas especulativas, al igual que surgió durante la primera década de este siglo, donde el auge y caída del petróleo dirigió las miradas hacia bienes como el trigo y el azúcar, ocasionando verdaderas burbujas y donde la capacidad de reacción era menor que en la actualidad

Una joya de la corona es el gas natural. Su inversión q interés se ha disparado, buenamente por incrementos en el consumo, así como la expansión de las técnicas denominadas fracking, que permite encontrar gas natural en multitud de sitios que hasta ahora se presuponían vedados.

El maíz, las plantas naturales, el acero, la soja y resto de mercados agrícolas han sufrido en el pasado una sobreexposición de inversores especulativos que buscan aupar el precio de cualquier forma y que finalmente se corregía gravemente con depreciaciones masivas.,

Sin embargo en los últimos años la perspectiva es diferente y si se presupone una mejora de la rentabilidad y el consumo, lo que hace prever que se consoliden los crecimientos de forma sostenida y sostenible, sobre todo en el mundo desarrollado.
Las dos grandes materias primas apreciadas por el entorno trading son el oro, que vuelve a recuperar posiciones, y el petróleo, donde para los dos próximos años se le esperan crecimientos de hasta el 40%.

El oro

El oro es un claro ejemplo de toda esta vorágine de cambios en los mercados financieros, donde ha vuelto a tomar un papel preponderante que durante años fue substituido por otros productos y activos financieros más novedosos y capaces de dar mayor rentabilidad en menor espacio de tiempo.

Fruto de todo lo anterior, el oro es considerado hoy día como valor refugio, un sinónimo de rentabilidad, confianza y rentabilidad en los circuitos de los mercados financieros. Es un refugio para pequeños y grandes inversores conocedores del sistema del sistema de inversión y trading cuando se producen grandes contrastes, desequilibrios y miedos en los centros de decisión, incrementado el precio del oro hasta límites insospechados (en la última década, ha multiplicado su precio por 7). De esta forma, con la evolución y apertura de los mercados financieros, unido a la mejora y eficiencia en los productos financieros, actualmente el oro está anclado a diversos mecanismos, índices y subproductos que toman el precio de éste como referencia y permiten operar con derivados y futuros sobre su propia valoración.

Las perspectivas de inversión sobre este metal precioso son positivas si se tiene en cuenta que aún no se han estabilizado los vaivenes financieros en los centros de operaciones, que las rentabilidades son muy bajas en la mayoría de los productos que se ofrecen y que son precisamente los fondos, contratos y derivados financieros los más activos y dinámicos en cuanto a las posibilidades que ofrecen a los grandes inversores. Nuevamente para el próximo año podría servir de refugio y con ello un alza en su cotización

Invertir en petróleo en 2018

Desde un punto de vista inversor, el petróleo sigue siendo una gran oportunidad para el último trimestre del año y sobre todo para 2018. El impulso del fracking había reducido y estabilizado durante el último año el precio del petróleo, sin embargo, para 2018 y 2019 se prevén alzas de hasta un 30% en el precio del crudo.

A lo anterior hay que unir que diversos países han optado por la reducción de la producción con el fin de ver incrementar el precio en los próximos meses, objetivo que han conseguido desde septiembre de este año, y cuya política de congelación de la producción seguirá paulatinamente hasta que alcance cifras de 83-85 dólares (actualmente está en 63 dólares, con un alza del 13% durante 2017).

En cualquier caso, las negociaciones en los parqués del precio del crudo son muy grandes, y por ello el mercado del trading de petróleo suele balancear los precios de manera continua, prediciendo los precios en función de los acontecimientos (decisiones políticas, bienes sustitutivos como el gas natural, decisiones de la OPEP de reducción y últimamente las decisiones de las compañías de automóviles por incentivar el coche eléctrico y restricciones en materia medioambiental)

Ingeniero Civil Industrial con experiencia en empresas multinacionales. Me gusta la redacción de artículos de liderazgo, administración de empresas y estrategia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here