Inicio Administracion ¿Qué es la competitividad empresarial?

¿Qué es la competitividad empresarial?

La competitividad empresarial es un término que se le da a la capacidad que tiene una empresa o negocio de producir y vender sus propios productos, que cuenten con la calidad de otros que existen en el mercado con el mismo precio o por debajo del mismo, y de esa forma aumentar el rendimiento de los recursos consumidos en la producción.

Esta competitividad se encuentra vinculada directamente con la efectividad empresarial y la capacidad que tiene para cumplir con las condiciones del proceso de desempeño establecidas, se relaciona con los factores y políticas, incluidos en las redes de emprendimiento e innovación que pueden determinar el nivel de producción, el potencial de captación de trabajo, de valor y el retorno de inversión de estrategias de la empresa.

competitividad empresarial

Esta competitividad suele ser compleja, ya que existen muchas formas de competir. El valor de los productos es una de las tantas estrategias actuales, al igual que el nivel de formación de los empleados, la tecnología, el costo de producción, la infraestructura, los sistemas actualizados de informática y la capacidad de innovación, entre otros.

Indudablemente todo tipo de estrategia de la competitividad empresarial, ayuda a optimizar el control continuo de las operaciones de producción de una empresa y de igual forma mejora el trabajo de los elementos que pertenecen al contexto externo.

Factores de la competitividad empresarial

Para que una empresa pueda ser competitiva requiere de factores fundamentales como los siguientes:

  • Capacidad directiva: se refiere a la eficiencia con que cuenta el directivo de la empresa para mostrar su capacidad de dirigir y gestionar el desarrollo de la misma.
  • Calidad y precio: es uno de los factores principales de la competitividad, ya que busca equilibrar un producto de buena calidad por un precio menor.
  • Diferencia de productos: la empresa debe contar con la capacidad de diferenciar sus propios productos de la competencia o atender la demanda de los con consumidores insatisfechos.
  • Uso de tecnología: es importante que la empresa se adapte a las nuevas tecnologías como software, maquinarias, inteligencia artificial, herramientas avanzadas o programas de teletrabajo, con el fin de ahorra tiempo y dinero a través de la automatización de procesos.
  • Recursos económicos: incorporar depósitos, inversores, dinero efectivo, bonos o acciones que le den la oportunidad a la empresa de adquirir mayor liquidez para realizar sus proyectos.
  • Capital humano: la especialización y formación de los trabajadores en la empresa es muy importante para lograr la competitividad.
  • Innovar: la empresa tiene que innovar para poder estar siempre un paso delante de la competencia y buscar nuevas alternativas y soluciones eficientes en cualquiera de las áreas de la empresa.
  • Recursos comerciales: se definen como los medios materiales o inmateriales que ayudan a la empresa a realizar algunos proyectos o procesos de producción de manera eficiente.

Tipos de competitividad empresarial

Existen diversos tipos de competitividad empresarial que se encuentran relacionados con las estrategias realizadas o, agentes involucrados para conseguir rentabilidad. Esta clasificación es la siguiente:

Competitividad estática

Es un tipo de estrategia que se basa en el equilibrio de precios y busca mantener el nivel de la empresa dentro del mercado, aunque en algunos casos se puede igualar o superar la demanda de oferta.

Competitividad espuria

Es falsa y temporal debido a su establecimiento en la utilización de recursos naturales y se encuentra a expensa de remuneraciones laborales, por lo tanto, es considerada como una competitividad a corto plazo.

Competitividad sistemática

Se refiere a la competitividad donde se analizan los resultados de la empresa y se realiza el, estudio de las variables micro y macroeconómicas. Esto indica, que la empresa considera que puede proporcionar ciertos beneficios a su entorno y valorar la eficiencia, rentabilidad y la influencia de todos los involucrados en el sistema financiero de la empresa.

Competitividad interna

Es la capacidad que tiene la organización para utilizar sus recursos adecuadamente, como los recursos productivos, gestión de personal o los procesos, entre otros. En este caso, también cuentan los trabajadores o la identificación que tienen con la empresa.

Competitividad externa

Se refiere a las metas alcanzadas por la empresa en su estado de negocio o en la posición que tiene ante la competencia.

Competitividad auténtica

Busca los resultados a mediano o largo plazo por medio de la inclusión de los avances técnicos dentro de los procesos de producción o formación y especialización de la mano de obra.

Competitividad dinámica

Se enfoca en la innovación de precios, procesos o productos, al igual que en optimizar los departamentos de logística, marketing, atención al cliente y recursos humanos.

Mejores estrategias para aumentar la competitividad empresarial

El objetivo que busca toda empresa al momento de poner en práctica alguna estrategia de competitividad empresarial, es estar preparada lo mejor posible al momento de enfrentar los retos del mercado donde se desenvuelve y su vez aumentar su posición. Entre las estrategias más relevantes se encuentran:

Desarrollar productos innovadores

A pesar de que la innovación necesita de inversiones significativas, es importante arriesgarse para lograr crear nuevos productos. Esto se puede realizar, creando un producto totalmente nuevo que pueda innovar y posicionar la marca o perfeccionando un producto que ya se encuentre dentro del mercado.

Aumentar la satisfacción del cliente

La mayoría de las empresas que tienen este tipo de característica, prefieren la estrategia que se enfoca en quienes adquieren sus productos, ya que no sólo se trata del aumento de clientes, sino de optimizar la calidad del producto que adquieren, que es lo que realmente influye en su satisfacción.

Disminuir los costos operativos

Cuando surgen las crisis o dificultades, es cuando presentan este tipo de estrategias. Los costos pueden disminuirse de diferentes maneras, sin que tenga que reducirse la calidad del producto, ya que el arma principal ante la marca es el valor que disminuye de forma notoria al disminuir la materia prima y el proceso de fabricación.

En general, la competitividad empresarial es uno de los factores que toda empresa desea, ya que tiene la finalidad de la organización se mantenga no sólo en los tiempos difíciles, sino que se desarrolle y perdure por mucho tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here