Gestión del Cambio (qué es, pasos y consejos)

Actualmente vivimos en un mundo donde los cambios son constantes en todos los ámbitos, y estos cada vez se dan con mayor velocidad, incluso las empresas, la economía y la forma en que se maneja el mercado deben adaptarse a las nuevas necesidades de sus consumidores para poder mantenerse en pie.

Por ello la gestión del cambio es tan importante dentro de las organizaciones, quienes se ven obligadas a estar al día con el movimiento actual de su sector para mejorar su productividad y dar pie a una competitividad adecuada.

Sin embargo, estos cambios deben hacerse den modo correcto, por ello en este post te explicaremos los pasos que debes seguir para que tu empresa tenga una gestión del cambio óptima, donde todos se puedan beneficiar dentro de la compañía, incluidos los clientes y consumidores.

¿Qué es la gestión del cambio?

Se trata de un aspecto puntual dentro de la cronología de una empresa u organización. En sí, la gestión del cambio es un proceso donde se busca incorporar nuevos proyectos y objetivos en el día a día, de modo que estos sean contundentes, pero sin que resulte demasiado drástico el proceso de adaptación de los empleados.

La realidad es que el proceso es bastante complejo y no existe una forma perfecta o estricta para hacerlo. Durante esta transición se implican varios factores importantes los cuales van a depender de la organización, cómo se organizan los objetivos y en qué contexto trabajan los promotores de dicho cambio.

 ¿En qué ámbitos se maneja la gestión del cambio?

De forma general, el cambio puede surgir a raíz de diferentes factores, los cuales se dan en ámbitos variados como los siguientes:

  • Ámbito económico: se da cuando existen situaciones de crisis en la economía de un país.
  • Ámbito social: se basa en las preferencias de los consumidores, así como los cambios en las diferentes tendencias.
  • Ámbito directivo: son aquellos que ocurren en la cultura organizacional, es decir, cuando existe un cambio de liderazgo.
  • Ámbito geopolítico: son los cambios legislativos o políticos de un país u organización.
  • Ámbito laboral: todos los cambios referentes a lo laboral se incluyen, desde la movilidad geográfica hasta el desempleo estructural.
  • Ámbito empresarial: las nuevas tecnologías, globalización de mercados, fusiones y alianzas se ven incluidas.

Pasos para hacer la gestión del cambio

Si bien existen muchas formas de trabajar esta gestión y que, de buenos resultados, uno de los modelos más populares y eficientes se basa en el seguimiento de estos pasos:

Crear sentido de urgencia

Es muy importante explicar bien cuáles son los cambios, pero sobre todo hacer que se comprenda los motivos que llevan al mismo y lo que se va a obtener gracias a ponerlo en marcha.

Formar apoyo entre los profesionales

El líder de la empresa debe buscar apoyo de los profesionales dentro de su organización, especialmente la de aquellas personas claves dentro de cada sector en particular.

Crear una visión al cambio

Se deben tener los objetivos y estrategias bien definidos, creando un resumen breve pero bien explicado que sirva para que todos los miembros del equipo puedan describir la visión del cambio en solo unos minutos.

Comunicar dicha visión

La visión por la cual se está haciendo el cambio debe ser comunicada con mucha frecuencia y de forma contundente. La idea es poder escuchar las inquietudes del equipo de trabajo y dar ejemplos claros para ellos.

Construir el cambio

Cuando ya el cambio este realizado se deben mantener todas las alertas para que este pueda mejorar y así incursionar de forma adecuada.

Consejos para que los trabajadores acepten la gestión del cambio

Una de las mayores dificultades que enfrentan las empresas al momento de tener que hacer cambios en su forma de manejarse es la reacción y adaptación de los empleados, quienes pueden llegar a tardar semanas en dejar las resistencias y ajustarse a la nueva forma de trabajo que se va a implementar.

Por ello, te dejamos algunos consejos que pueden resultar muy útiles al momento de manejar este tipo de situaciones:

  1. Es necesario que los empleados sean conscientes de estos cambios apenas den inicio, también deben enterarse mediante un comunicado oficial, evitando rumores y especulaciones que les hagan tener una actitud negativa ante los mismos.
  2. Como líder de la organización debes tener paciencia y mucho tacto al manejar las situaciones que puedan presentarse durante el proceso de adaptación. Ten en cuenta que todas las personas necesitan un tiempo para entender y ajustarse a los cambios.
  3. Los cambios deben mostrarse siempre como una mejora para todos dentro de la organización y no como una amenaza.
  4. Los empleados deben sentirse parte de la gestión e involucrarse en las decisiones y preparación de objetivos.

El entorno en que se maneja la vida actualmente, especialmente para las empresas, es muy dinámico. Por ello las organizaciones deben contar con cierto nivel de flexibilidad para ser capaces de hacer una gestión del cambio con agilidad, sin perdidas y siempre buscando lo mejor tanto para sí misma como para sus clientes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.