Hipótesis Nula (En qué consiste)

La hipótesis nula es una suposición que se usa para afirmar o negar un determinado suceso que se relaciona con uno o varios parámetros de una población o muestra. Cuando se llega a una conclusión relacionada con un experimento, la persona que haga la investigación deberá establecer tanto la hipótesis nula, como la hipótesis alternativa.

Si se refiere a la hipótesis nula, se trata de una afirmación contraria a la que el investigador o persona ha llegado cuando pretende rechazarla. En caso de que tenga suficientes evidencias, podría comprobar que lo contrario es totalmente cierto. Lo que significa, que la hipótesis alternativa, sería la conclusión a donde llega el investigador por medio de su investigación.

La afirmación de esta hipótesis no se puede rechazar, a menos que los datos que tenga la muestra demuestren que son falsos. Es por eso que mayormente un no o un desigual a, en su enunciado.

¿En qué consiste la hipótesis nula?

En estadística, una hipótesis se refiere a la afirmación de un parámetro poblacional y está representada por H0. Cuando se trata de la hipótesis nula, significa que es la afirmación de que dos o más parámetros no poseen ninguna relación entre sí. Es el punto de partida para una determinada investigación que no se rechaza a no ser que los datos no sean los correctos.

Básicamente es una aplicación en la estadística del método de reducción al absurdo, donde se supone desde un principio, lo contrario de lo que se quiere probar, hasta que la evidencia o las conclusiones que se adquieran permitan la demostración de que el punto de partida fue falso, entonces sería rechazada y se concluye lo contrario.

Ya que esta hipótesis posee la fórmula lógica de un enunciado universal, para que se pueda confirmar que es verdadera, es necesario hacer un estudio de toda la población.

Su término proviene de las primeras aplicaciones agrícolas y médicas de la estadística, esto con la finalidad de afirmar que tan efectivos son los nuevos fertilizantes o los nuevos medicamentos. En ese caso, la hipótesis de donde comienza muestra que no hubo efectividad ni diferencia entre las muestras que se trataron y las que no se trataron.

Si sucediera que los resultados de la muestra no llegaran a respaldar a la hipótesis, entonces se debe rechazar y la conclusión aceptada y que confirma la existencia de alguna vinculación entre las muestras, pasarían a ser hipótesis alternativas H1.

Formulación de una hipótesis nula y alternativa

Para que se pueda tener una mejor comprensión de la correlación entre hipótesis nula y alternativa, se puede recurrir a un ejemplo como el siguiente:

  • Suponiendo que una hipótesis nula indica que no hay relación de causa y consecuencia entre un determinado tratamiento que se está probando por ser nuevo y la disminución de los síntomas de una enfermedad.
  • Se podría decir que según la hipótesis, el medicamento nuevo no genera la mejoría esperada en relación con el medicamento que se había estado usando hasta el momento, lo que significa que cualquier mejoría que se presente sería una casualidad.
  • Para que se pueda comprobar y si el caso se diera de rechazar esta hipótesis, se tendría que realizar un estudio científico sobre el tratamiento nuevo. Se descubre que hay una efectiva relación de causa y consecuencia entre la medicina nueva y la enfermedad del paciente mejora, se puede demostrar que la hipótesis es totalmente falsa.
  • En caso de que esto ocurra, se puede utilizar una hipótesis alternativa, ya que se puede determinar que el nuevo medicamento ha dado mejor resultado que el anterior debido a que demostró un buen avance en el paciente.

Ejemplo de la hipótesis nula

Un investigador puede realizar una postulación de una hipótesis como la siguiente:

H1: Cuando las plantas de tomate tienen una tasa de crecimiento más alta al ser plantadas en compost que cuando se plantan en el suelo.

Entonces la hipótesis nula se postularía de la siguiente forma:

H0: Las plantas de tomate no exhiben una tasa más alta de crecimiento al ser plantadas en compost que al ser plantadas en el suelo.

En ese caso es necesario hacer la selección del texto de la nula con cuidado y tener la seguridad de que sea bien específica. El investigador, por ejemplo, puede postular una hipótesis nula como se expresa a continuación:

H0: Cuando las plantas de tomate no muestran ningún tipo de diferencia en sus tasas de crecimiento al ser plantadas en compost en vez de ser plantadas en el suelo.

  • Existe un defecto con esta última H0, ya que, si en realidad las plantas tienen un crecimiento más lento en el compost que en el suelo, no se tendrá ningún tipo de salida. Lo que significa que tanto H1 como H0 no se encuentran respaldadas, debido a la existencia de una diferencia que se encuentra en las tasas de crecimiento.
  • Si se llegara a rechazar la hipótesis nula y no existe ninguna otra opción, se puede decir que el experimento es inválido. Por tal razón, la ciencia usa diferentes procedimiento deductivos e inductivos con la finalidad de asegurar de que no se presenten errores en las hipótesis.
  • Algunos científicos suelen descuidar la hipótesis nula, por hacer la suposición de que es todo lo contrario a la hipótesis alternativa, sin embargo, lo ideal sería que se utilice el tiempo correcto para formar una hipótesis sólida, ya que no hay posibilidad de poder modificar una hipótesis del pasado, ni siquiera la H0.

Pruebas de significación

Si las pruebas de significación permiten el 95% 0 99% de las probabilidades cuando los resultados no se ajustan a la nula, esta se rechazará y favorecerá la alternativa. En caso contrario, la nula será aceptada.

La aceptación de la nula no significa que pueda ser cierta. Por lo tanto, sigue siendo una hipótesis que tiene que cumplir el principio de la falsedad, de igual forma que la nula rechazada no puede aprobar la alternativa.

¡Muchas gracias por tu visita! No dudes en dejar tu comentario si te ha gustado el post.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.