Método de Valoración FIFO

Para toda empresa es bastante importante conocer con la mayor precisión su inventario, ya que, manteniendo control sobre este, puede dar respuesta oportuna a sus clientes.

El tener control sobre el inventario, permite mantener continuidad en los procesos operativos fundamentales, por este motivo cuidar esta actividad es una tarea fundamental para contar con una producción eficaz y prestar un buen servicio.

Hay métodos que permiten valorar nuestros inventarios, cada empresa elige a través de que medio realizara el registro y control del suyo, uno de estos es el método FIFO.

¿Qué es el método de Valoración FIFO?

Este es un método contable, que permite a la empresa conocer el valor de sus inventarios. Estas siglas hacen referencia a las palabras en inglés que al ser traducidas significan que lo primero que entro al almacén, será lo primero que saldrá, atendiendo así la necesidad de evitar poseer artículos que vayan a deteriorarse o caducar.

Utilidad de este método para control de Inventarios

Este método a diferencia de otros que existen para trabajar en este aspecto, es muy útil, ya que permite incorporar a la producción aquellos artículos que fueron adquiridos primero.

Con este sencillo principio, se mantiene en los inventarios el movimiento o rotación de los artículos, considerando las fechas en que estos pueden disminuir su valor por perder su vigencia, lo que hace que se renueven las existencias en atención a este criterio.

En economías donde existe inflación, este criterio ayuda a vender o utilizar primero aquellos productos que tuvieron una fabricación a menor costo.

Pues con este método, cada artículo está valorado de acuerdo al precio de la fecha en que entró al inventario del almacén. La organización irá saliendo del artículo más económico, en situación de alza de precios o inflación y conservará lo que sea de más alto valor.

En resumen, la empresa venderá a precio de mercado los artículos de menor costo, por haber sido adquiridos en fechas más antiguas y generará así beneficios empresariales.

El método FIFO, como ayuda en la reducción de obsolescencia del inventario

En el control de los inventarios donde hay artículos o mercancía que poseen fecha de vencimiento, el método FIFO es una herramienta contable muy útil para evitar pérdidas económicas debidas a deterioro de estos productos.

Este tipo de artículos debe ser empleado antes de llegar a esta fecha. Con el método FIFO se previene esta situación, ya que dará cabida al uso de todo aquél producto que tiene más tiempo en almacén, antes de utilizar el más nuevo.

Este método permite conocer la antigüedad de nuestro inventario, también ayuda a conocer aquellos productos que tienen menor rotación o que incluso no tienen salida.

Es muy útil para disminuir las pérdidas que pueden generarse por un largo tiempo de permanencia en el almacén, por ejemplo, el daño que ocurre en los empaques de nuestros productos luego de mucho tiempo.

Este método permite tener control en aquellos productos que tienen fecha de vencimiento más cercana.

¿Cómo poner en práctica este método?

Para recurrir a este método de control, necesitamos:

  • Conocer stock de productos y mantenerlo actualizado.
  • Disponer del reporte histórico de solicitudes de compra y las fechas en que se realizaron las entregas.

Al tener esta información se puede realizar el cálculo de:

  • Valor de los productos inventariados.
  • Diferencia entre precio para la venta de un producto y el costo de su producción en relación al precio en que se compró.
  • Antigüedad de nuestro inventario.

Algunas situaciones pueden afectar el resultado de esta metodología, son:

  • Al no conocer el historial de las compras o productos almacenados.
  • No disponer del registro de las ventas.
  • No poseer el registro de desabastecimiento.

¿Cómo se puede aplicar este método?

El principio que rige la aplicación de este método para control de inventarios es muy sencillo, pues se basa en dar salida en primer lugar a la mercancía que primero entro al almacén.

Ejemplo:

Si a nuestro inventario incorporamos productos del mismo tipo el día 23 de enero, el 1 de febrero y el 10 de febrero, primero debemos vender los artículos adquirido el 23 de enero, luego los del 1 de febrero y por último los del día 10 del mismo mes.

De esta forma quedaran en nuestro inventario las unidades más recientemente adquiridas.

Ventajas del método

  • La relación de mercancía o productos se establece con respecto al valor de la adquisición final.
  • El precio de la relación de productos vendidos se estiman en base al precio de la adquisición realizada inicialmente, esto influye favorablemente en los balances.
  • Este costo más bajo se representa como mayor utilidad.

Desventajas del Método

  • Las utilidades mayores influyen en el pago a realizar a través de los impuestos, los cuales también serán mayores.
  • En una economía donde existan procesos inflacionarios, este método puede presentar una utilidad extrema a la empresa, pues enfrenta los costos de adquisición antiguos contra los montos establecidos para la venta actualizada del producto.
  • Si se asume que el costo del inventario creció, el ingreso y los impuestos que se le atribuyen son también más elevados, puesto que el costo del inventario inicialmente es más bajo.

Método contrario al FIFO, Método LIFO

El método LIFO, es un método que emplea el principio contrario al método FIFO, pues plantea la salida a aquellas unidades que se adquirieron últimamente, así en el inventario quedaran los artículos que fueron comprados inicialmente.

El método en cuestión es útil en escenarios donde existen incrementos permanentes en los costos, escenario común en aquellos países con inflación.

El empleo del método FIFO, es de utilidad cuando existen en nuestra empresa o almacén, varios grupos de un mismo artículo y puede emplearse igualmente si estos son componentes o productos empleados como materia para la producción de otros bienes.

Con este método, al tener distintos precios de adquisición los artículos que se incluyen en el inventario, requiere que se establezcan normas para definir el valor de aquellos productos que quedaran.

Siendo más bajo el precio de la mercancía más antigua, ya que normalmente este aumenta con el tiempo, si vendemos primero el producto más antiguo el precio de estos ya no hace media en el valor del inventario de lo que mantenemos en almacén.

Esto es parte de la gestión que se debe realizar en cada establecimiento para garantizar que a los clientes se les ofrezca mercancía de calidad y siempre frescos si estos son de carácter perecederos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.