¿Por qué es tan importante la cultura organizacional?

Antes de comenzar a profundizar en su importancia, es vital que se refresque el concepto del mismo. Según la enciclopedia financiera esta se puede definir como “la colección específica de las normas y valores que son compartidos por personas y grupos en una organización y que controlan la forma en que interactúan entre sí dentro de la organización y con el exterior”.

En otras palabras, es prácticamente la personalidad o el espíritu de la empresa y la línea por la cual deben transitar sus empleados para ser fieles representantes de la misma. La cultura organizacional también te diferencia de la competencia porque a pesar de que puedan estar ofreciendo un producto muy similar y para el mismo mercado, en el ámbito de la cultura organizacional no hay rivales.

La cultura organizacional no está formada simplemente por los objetivos de la empresa, sino que va más allá. Es la conducta que deben tener los miembros de la compañía mientras avanzan en pro de dichos objetivos.

Es decir, los valores en los que se fundamentan y la dirección que muestra cómo debería ser comportamiento del personal de la organización para con sus compañeros de trabajo y para con las personas con las que interactúan profesionalmente en el exterior.

Cuando hay carencia de cultura organizacional, los individuos actuarán según sus designios lo cual dejará al azar las conductas que ellos adoptarán dentro de la empresa, dejándola a esta desprovista de un hilo conductor positivo que la represente delante de sus clientes, proveedores, allegados, entre otros.

Es como sufrir de un síndrome de personalidades múltiples. Nunca se sabe con quién te puedes conseguir. Esto es muy delicado porque debilita la imagen de la marca que es uno de sus bienes más preciados.

Es normal y hasta saludable que cada departamento y cada persona tengan sus características específicas diferenciadoras, pero estas siempre deben ir estrechamente enlazadas a la cultura organizacional.

Otro de los elementos importantes en la cultura organizacional es que los empleados al conocerla y tenerla profundamente arraigada ya sabrá cómo conducirse en situaciones nuevas e incluso sin precedentes, porque aunque no se trata de un manual de reglas establecido dictatorialmente, son lineamientos que tienen un carácter tanto invisible como ineludiblemente presente.

Lo explicaré mejor: la cultura organizacional no es un mandato, en cambio debe ser ejemplificada con el comportamiento de sus líderes. Desde supervisores hasta los más altos gerentes deben ser formados férreamente para que con sus acciones modelen la cultura empresarial a todo el personal a cargo. Esto no ocurre de un momento a otro, para que dé resultado es cuestión de tiempo y perseverancia.

Además para medir si los resultados son los que se desean, es necesaria una evaluación constante para certificar que la información está llegando claramente a las personas y que estas además de escucharla y entenderla, la ponen en práctica de la manera en que la organización lo espera.

Una empresa con una cultura organizacional sólida, auténtica y positiva llevada a la acción por los trabajadores -debido a que ya se ha vuelto un hábito en su vida profesional- aporta demasiados beneficios a todos sus relacionados, tanto a su personal como a sus clientes, lo que se traduce en beneficios aún mayores para sí misma como son:

  1. Porcentaje de rotación de capital humano muchísimo menor en comparación a empresas con cultura organizacional débil o inexistente.
  2. Métodos de medición implícitos en los procedimientos
  3. Mejoramiento continuo a todos los niveles.
  4. Clientes fidelizados y satisfechos.

Ahora que ya conoces todas las implicaciones positivas de una cultura organizacional firme es momento de empezar a trabajar en el diseño de la misma –en caso de que no cuentes con una – o de fortalecer la que ya posee. Esto sin importar el tamaño de la empresa o negocio, nunca estará de más.

2 Comentarios
  1. nahuel mendez dice

    Genia =D
    Miles de gracias por lo que sabes y compartis.

  2. Ernesto Soto dice

    artículo claro y conciso, nos sirve a nosotros las pymes que decidimos iniciar este camino de la cultura organizacional, gracias.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.