La importancia de la Puntualidad en el Trabajo

Una de las variables fundamentales a la hora de conservar un buen empleo es, sin dudas, la puntualidad en el trabajo. Y aunque muchos minimicen este punto, lo cierto es que la puntualidad en el trabajo (o la falta de ella) dice “mucho” de esa misma persona…

Desde que un niño comienza la edad escolar, nos enseñan a ser puntuales; a llegar antes de una hora determinada pues, caso contrario, las puertas de la escuela quedarán cerradas y “correrá una falta” o “llegada tarde”. Sin embargo, muchas personas no logran comprender la importancia de la puntualidad en el trabajo.

En esta oportunidad mencionaremos las diferentes razones y/o motivos por los cuales una persona debe ser puntual en su trabajo. También veremos las ventajas (laborales y personales) de la puntualidad) y cómo una persona que no es puntual, puede llegar a serlo con pocos y sencillos cambios.

Lo implícito y lo explícito de la puntualidad en el trabajo

Es importante mencionar que todo acto de cualquier ser humano cuenta con un tipo de lectura implícita y otro explícita. Es decir, todo aquello que haga una persona puede ser interpretado de manera literal o explícita pero también de manera implícita. Por ejemplo, el acto de la puntualidad en el trabajo indica explícitamente (es decir aquello que es visible) que:

  • La persona es responsable por lo que, tanto en sus compañeros como en sus superiores, producirá confianza.
  • Que sabe organizarse internamente con los tiempos (propios y ajenos).
  • Tiene respeto por sus compañeros de trabajo y su jefe.
  • Demuestra profesionalidad en el empleado. Es indistinto si el puesto de trabajo requiere de estudios o preparación previa o si, por el contrario, se trata de un empleo sin requerimientos adicionales. La puntualidad es una manera de demostrar que, más allá de los estudios o experiencia laboral que la persona tenga, la misma es profesional en su desempeño.

De modo implícito, una persona con puntualidad en el trabajo deja a la vista que:

  • Le interesa dicho puesto de trabajo, se siente a gusto con él y con el entorno al que pertenece. En otras palabras ¡es un empleado motivado!
  • Indica, además, que dicho puesto es necesario para él no solo desde el punto de vista económico/monetario, sino que en dicho trabajo recibe un “adicional” (buen trato, premios, obsequios, etc) y esto le otorga un lugar de importancia tanto psíquicamente como dentro de la compañía.
  • La puntualidad forma parte de la “primera impresión” que un empleador tiene del personal. Llegar tarde al trabajo tiene íntima relación con la mala presencia, dado que “dice” de modo implícito algo (negativo) de la persona.

En consecuencia, la puntualidad en el trabajo indica mucho más que el mero hecho de llegar temprano (o no)

 ¿Qué es “ser puntuales” en el trabajo?

Muchos creerían que, si el puesto de trabajo exige que si el horario a cumplir es de 9 a 18 horas, ser puntual sería llegar a las 9 en punto. Por el contrario, esto no sería del todo puntualidad. Y te explicaremos porqué:

Muchos empleos requieren de uniforme, apertura de sistemas, verificación de identidad en el ingreso, etc. Si un empleado llega a las 9 horas, significa que estará en el puesto de trabajo recién a las 9:15 horas, lo que se traduce en haber ingresado tarde al trabajo.

Puntualidad en el Trabajo

¿A qué hora debo llegar entonces?

Ser puntual en el trabajo implica que, si el puesto requiere ingresar a las 9 horas, debemos llegar a las 8:45 horas. Si llegas a las 9 horas, podría ser visto como un descuido. Y llegar 9:05 horas es, sin dudas, no tener puntualidad en el trabajo.

Ventajas de la puntualidad en el trabajo

Todo lo antes dicho se relaciona con las ventajas que un empleado puede tener gracias a la puntualidad que tenga en su puesto de trabajo. Algunas de ellas te las mencionamos a continuación:

  • Posibles futuros ascensos. Siempre que se tiene en cuenta a una persona para un ascenso dentro de una empresa, un factor indispensable es la puntualidad en el trabajo. Claro que es fundamental el desempeño dentro de la compañía, pero si un empleado es brillante en su labor pero falta con frecuencia o llega demorado varias veces, es poco probable que se le considere para dicho puesto.
  • Fomenta un clima de respeto y de trabajo en equipo. Todos los empleos requieren de una colaboración entre los diferentes empleados. Cuando uno de ellos llega tarde, el grupo se demora, lo que se traduce en “dinero que la compañía pierde”.
  • Aumenta el rendimiento personal. Llegar temprano al trabajo prepara para que la persona, psíquicamente hablando sea más productiva.

5 Tips para que una persona tenga puntualidad en el trabajo

  • Reconocer que la persona es impuntual. El primer tips en el que tenemos que pensar es en el reconocimiento de la propia falta, sin “arrojar culpas” al transporte público, al coche, a una alarma que no escuchamos, al corte de energía eléctrica, etc.
  • Preparar todo la noche anterior. Una buena forma de llegar temprano al trabajo es dejar todo listo la noche anterior: ropa, maletín, mochila, cartera, etc.
  • Acostarse temprano y sin tecnología. Está comprobado que, por más que nos acostemos, el celular nos mantiene despiertos y entretenidos. Cenar temprano e irse a dormir a un horario determinado y sin tecnología favorecerá el buen descanso.
  • Calcular tiempo para un imprevisto. Especialmente en ciudades grandes, el transporte público o el embotellamiento de vehículos es muy frecuente. Prever este tipo de demoras hará que llegues a tiempo antes de que comience el horario de trabajo.
  • Llevar un libro o escuchar música. Muchas veces el viaje hacia el trabajo se torna tedioso. Para poder llegar a horario, es indispensable que no perdamos la calma en el camino. Un libro o escuchar música favorecerá nuestro propio estado de ánimo. Asimismo, permitirá que lleguemos al trabajo con menos tensión y hasta tengamos unos minutos para leer un libro o tomar un café.
La importancia de la Puntualidad en el Trabajo
5 (100%) 1 vote[s]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.