Tasa de Interés (definición, características y variables)

La tasa de interés se refiere a la cantidad de dinero que regularmente representa el porcentaje de un préstamo o crédito que una persona necesita y luego tendrá que pagarlo al prestamista, lo que significa que es el precio del uso del dinero.

Si se trata de los emprendedores, es fundamental que tengan el conocimiento del valor actual de estos indicadores, ya que puede afectar de forma positiva o negativa directamente al negocio.

Esta tasa representa el balance del riesgo a la inflación, que se trata del aumento general de los bienes y servicios de un estado o por la falta de pago total o de una parte del préstamo. El porcentaje de la tasa se determina en base a diferentes factores.

En el caso de las entidades bancarias, estas dependen del Banco Central del estado directamente por ser el encargado de identificar los intereses para evitar que se disparen y mantener la estabilidad entre la demanda y la oferta dependiendo del consumo.

Características de la tasa de interés

Entre las características principales se pueden mencionar:

  • Puede servir como indicador de la economía de un estado.
  • Promueve el incentivo proporcionando ahorros significativos a través de una tasa alta.
  • Puede ser fija o variar dependiendo de la tasa que se utilice.

¿Por qué se cobra la tasa de interés?

Los intereses se pueden representar de manera simple, que se refiere a una sola cantidad por el préstamo total o de forma compuesta, que se calcula dependiendo el tiempo de duración que tiene el crédito, sea anual, mensual, semanal o diario.

Para realizar el cálculo, se necesita saber cuáles son sus elementos, como lo es el capital o la cantidad del préstamo, el tipo de tasa de interés seleccionado, el tiempo que durará el préstamo y el tipo de crédito. Cuando ya se tengan estos datos, será una forma más sencilla de llevar las finanzas adecuadamente.

Mayormente estas tasas intervienen en el sistema económico del estado, un índice bajo permite el crecimiento económico, debido al aumento de la demanda de los productos y de esa forma facilita el consumo, aun cuando se presente cierto desequilibrio entre los factores involucrados.

Por otro lado, los intereses altos pueden ayudar a detener la inflación, ya que el consumo baja de igual forma que los costos de las deudas que se involucran.

Tipos de tasa de interés

Dentro de la tasa de interés se encuentran diversos tipos que se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Nominal: Es el tipo de tasa que se capitaliza más de una vez al año, en distintos períodos.
  • Efectiva: El interés nominal se expone una vez al año, teniendo en cuenta el período de tiempo que tardará en pagarse. Este incluye la capitalización y la reinversión de los intereses.
  • Real: Se trata de la que tiene mayor importancia, por determinar la manera específica del interés real que se gana por inversión. La inflación puede disminuir la capacidad de compra permitiendo que el dinero pierda su valor.
  • Variable: En algunos casos, esta tasa se actualiza de forma mensual o trimestral.
  • Fija: En este caso, se puede mantener fija la tasa en el tiempo de duración del préstamo, lo que significa que no tendrá ningún tipo de variación.

Factores de la tasa de interés

Los intereses de este tipo de tasa se pueden fijar en base a los factores que se mencionarán a continuación:

  • Se fija mediante el Banco Central de cada estado para los préstamos a otros bancos o entre los bancos.
  • El riesgo asociado al tipo de activo se genera a causa de las exigencias de los inversores por un tipo de interés mayor con la intensión de asumir mayores riesgos.
  • Preferencia por la liquidez, mientras el activo tenga menos liquidez, los inversionistas exigirán mayor compensación. Rn este caso, los inversionistas exigen retribuciones mayores por inversiones a largo plazo.

Variables que influyen en los intereses del mercado

De igual forma que los bienes y servicios, el tipo de interés también depende de la ley de oferta y la demanda como lo establece el mercado. Eso significa que, mientras menor sea la tasa, mayor será la demanda de los recursos financieros y si la tasa es mayor, menor será la demanda.

A pesar de esto, cuando se trata de la oferta la relación con la tasa, es totalmente directa, ya que mientras sea mayor, también lo será la predisposición del préstamo del dinero y mientras más bajo sea el interés, se evitará el préstamo de dinero.

Para que haya un punto de equilibrio con la relación de estas variables, se establece el valor del tipo de interés. A pesar de que el mercado no es el único que establece su valor, se pueden presentar otras variables relevantes que pueden estar relacionadas directamente con los tipos de interés. Entre estas variables se encuentran:

  • Interés real de la deuda pública.
  • Prima de liquidez.
  • Prima por riesgo de crédito del emisor.
  • Inflación esperada.
  • Prima por liquidez.

Ejemplos de la tasa de interés

Existe una gran cantidad de ejemplos que pueden ayudar a comprender mejor su significado, entre ellos se pueden mencionar:

  • Solicitar un préstamo con el fin de financiar la educación de los hijos o en caso de alguna enfermedad, el préstamo se debe devolver junto a la tasa de interés requerida.
  • Si una empresa le financia un carro a un empleado, este tiene que hacer el pago del carro y adicionar la tasa de interés indicada.

En economía, la tasa de interés se relaciona con la cantidad abonada a la unidad de tiempo en cada una de las unidades del capital invertido. Para cualquier negociador, este proceso es muy importante para el financiamiento de su emprendimiento. Desde la visión de la política de un país, la tasa alta puede ayudar a incentivar el ahorro y por el contrario la tasa baja solo puede conducir al consumo.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.