Trueque (definición, teoría, ventajas y desventajas)

El trueque, se refiere al intercambio de bienes o servicios que se ejecuta entre dos o más personas con el propósito de cambiar otros bienes o servicios sin que sea necesaria la existencia de algún tipo de dinero. Para que este sea llevado a cabo, las partes involucradas deben estar de acuerdo con el contrato de intercambio, al que se conoce como permuta.

Este sistema de intercambio, consiste en la entrega de una cosa a cambio de otra. Es uno de los primeros modos ejecutados por el comercio, cuando todavía no existía la moneda, sin embargo, su factor negativo es que suele ser imposible que las cosas que se intercambian puedan tener el mismo valor.

El intercambio de servicios, jurídicamente no se considera como trueque. Su valor es más bien simbólico, según la necesidad de un determinado valor capital, lo que significa que si alguna persona tiene una casa que no habita y quiere comprarse un carro, lo le va a dar un valor capital a la casa, sino le dará un valor de necesidad.

Teoría económica del trueque

La teoría subjetiva del valor proporciona el conocimiento del intercambio que se realiza en el trueque e igualmente en la economía monetaria. El intercambio únicamente se puede realizar, cuando las dos partes valoran de forma subjetiva lo que tiene la otra, que lo que realmente esperan dar a cambio durante el intercambio.

El costo como parte del intercambio, se determina en el momento que este es llevado a cabo. El precio al que van a llegar las dos partes para que se realice el intercambio va a depender de sus valoraciones subjetivas. Lo que significa, que el precio máximo que esté dispuesto a pagar el comprador, tiene que ser mayor al precio mínimo del que esté dispuesto a vender el vendedor.

En este modelo simplificado, el precio con solo un proponente y un demandante, se puede establecer en el rango que determinan estos márgenes, con la dificultad teórica de tener un exacto conocimiento de cuál será su valor, únicamente se deben determinar los acuerdos del precio.

En caso de que el valor máximo del comprador sea menor que el valor mínimo del vendedor, entonces no tendrá lugar el intercambio. De esta forma, el modelo de intercambio, continuará los modelos de competencia unilaterales y a su vez el modelo de competencia bilateral.

Antecedentes históricos del trueque

El antecedente histórico de este modelo comenzó con el trueque Neolítico, una vez que el hombre pudo lograr producir el exceso de los bienes que debía consumir, luego de tener el dominio de la ganadería y la agricultura.

Con los bienes sobrantes, por primera vez se presentó la situación de que un grupo de individuos no tuvo la necesidad de trabajar más la tierra, por lo que se dedicaron a hacer otras actividades, como fue la producción de cerámica y de algunos otros objetos que después podían intercambiar con los agricultores por una porción de su producción.

De esta forma, el trueque conllevó a la división de trabajo, el cual se trata de la interiorización del hombre neolítico, por lo tanto ya no era necesario que todos se dedicaran a la ganadería y a la agricultura, sino más bien favorecer la repartición de trabajo con la finalidad de generar otro tipo de bienes.

Al presentarse estos nuevos bienes en el mercado, este sistema favoreció el intercambio de diferentes herramientas que se fabricadas como zapatos, sílex, collares y lanzas, entre otras. En algunas partes del mundo, hoy en día siguen existiendo algunos mercados locales donde se han continuado ejecutando estos intercambios.

El Imperio Romano, que estaba protegido por el derecho pretoriano, se utilizó el trueque en forma de contrato real que terminaba una vez que se efectuara el intercambio del objeto. Después, cuando apareció la moneda, los bienes y servicios se empezaron a ofrecer a cambio de ellas, lo que conllevo a la permuta a un segundo plano.

A pesar de esto, durante el tiempo de la crisis económica y de inflación, se pudo observar nuevamente la frecuencia de este antiguo sistema, ya que el dinero perdió su valor adquisitivo significativamente.

Ventajas y desventajas del trueque

Este sistema de intercambio tiene una gran cantidad de ventajas y desventajas que se detallarán a continuación.

Ventajas

Entre las ventajas de mayor relevancia se encuentran:

  • Permite adquirir productos o servicios sin tener que hacer movimientos monetarios.
  • Mejora el aumento de la producción.
  • Compensa temporalmente la variable de la producción, con la finalidad de ganar más clientes así haya temporada baja.
  • Disminuye la acumulación de la cantidad de productos dentro del inventario y a su vez les busca la salida que proporcionen una alternativa que sea rentable.
  • Aumenta las relaciones comerciales con diferentes organizaciones de otros sectores.
  • Busca la manera de encontrar otras vías comerciales para la empresa, sin tener necesidad de cambiar la agenda de clientes.
  • Mantiene estable el capital monetario de la empresa.
  • Mejora ampliamente el sistema de las finanzas empresariales.

Desventajas

En este sistema se encuentran diferentes desventajas como las siguientes:

  • Dificulta el intercambio de los bienes que tienen grandes diferencias en su valor.
  • Genera ciertas dificultades al venderse en el presente y comprarse en el futuro.
  • En ocasiones cuesta encontrar a la persona adecuada para llevar a cambio el intercambio.
  • El cambio en relación al valor monetario de los bienes o servicios, puede crear dudas en la decisión, aun cuando ambas partes se basan en el precio existente en el mercado.
  • Probablemente puede pasar que el intercambio beneficie más a una de las dos partes económicamente, ya que el trueque se lleva a cabo mayormente por necesidad.
  • No permite la participación de intermediarios, a no ser que quiera hacerlo sabiendo que no va a recibir nada a cambio, por lo tanto, se trata de un contacto directo entre las partes interesadas.
  • No siempre es sencillo o posible que se pueda conseguir al individuo que quiera adquirir el producto o servicio que se ofrezca para hacer el intercambio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.